Medvedev: “Cuando Estás Bajo, Necesitas Levantarte Rápido”

El No. 4 valora su reacción al final de 2020

Daniil Medvedev, vigente campeón de las Nitto ATP Finals, acabó 2020 como el jugador en mejor forma del ATP Tour, pero eso no significa que la temporada fuera un camino de rosas para el No. 4 del mundo.

“Por supuesto tengo problemas a veces, especialmente cuando no estoy jugando bien”, reconoció Medvedev. “Puedo perder los estribos a veces. No tenía una final… y se te pasa por la mente”.

El ruso ganó sus primeros cuatro partidos en la edición inaugural de la ATP Cup y alcanzó las semifinales del US Open, pero encaró los dos últimos torneos del año con un récord de 18-10 y sin haber pisado una final. La firma del ruso de 24 años era frustrar a sus rivales, pero a medida que avanzaba 2020, parecía que era el ruso quien se mostraba más frustrado con su juego.

El impenetrable muro de defensa de Medvedev empezaba a mostrar sus agujeros, y el efecto de su poco ortodoxo juego no era tan letal como siempre. Los jugadores poco a poco empezaron a encontrar su ritmo frente al ruso a la misma velocidad que él perdía el suyo.

“El tenis no es un deporte fácil. Es difícil de explicar algunas cosas que están pasando… Cuando estás bajo, necesitas encontrar la mejor manera de levantarte rápido”, advirtió el ruso. “Quería demostrar que era capaz de jugar buen tenis y derrotar a buenos rivales.

Medvedev llegó al Rolex Paris Masters con un récord de 1-3 en torneos y se marchó con su tercer título ATP Masters 1000. Eso dio al moscovita la energía y confianza para encarar las Nitto ATP Finals, donde había registrado un 0-3 en 2019. Medvedev desplegó un tenis inteligente y resistente para convertirse en el primer jugador en batir a los tres mejores jugadores del FedEx Ranking ATP en la misma edición del torneo de final de temporada.

“Han sido dos semanas increíbles”, dijo Medvedev la mañana después de ganar en Londres. “Especialmente los resultados tal y como venía antes”.

El cuarto cabeza de serie completó una increíble fase de grupos, ganando sus tres partidos en dos sets, incluyendo un triunfo por 6-3, 6-3 frente al No. 1 del mundo Novak Djokovic. Pero eso importó poco cuando Rafael Nadal sacó para ganar por 6-3, 6-4 frente al ruso.

“Por supuesto, cuando Rafa sacó para el partido, una parte de mi cabeza estaba ya pensando: ‘Vale, bueno en unos minutos voy a estar fuera de la pista. Es una pena, porque estaba en un buen momento”, admitió Medvedev. “Sentía que no estaba jugando peor que él, así que tuve que darlo todo. Sabía que estaría un poco tenso como cualquier otro jugador que saca por el partido”.

“Conseguí conectar buenos restos, un ganador y llegamos al 5-5. Esto es solo un pequeño ejemplo de las cosas que pasan por tu cabeza, lo que hace que te enfoques en el objetivo”.

Medvedev acabó ganando el encuentro ante Nadal por 3-6, 7-6(4), 6-3, y en la final derrotaría al campeón del US Open Dominic Thiem en tres sets. Sólo semanas después de estar bajo de moral, Medvedev completó una de las actuaciones más destacadas de la historia de las Nitto ATP Finals.

Normalmente, se esperaría un rugido por parte del campeón o una celebración en el suelo. Medvedev, no obstante, simplemente se encogió de hombros mirando a su entrenador, se sacó la pelota del bolsillo izquierdo, la golpeó y volvió a encogerse de hombros.

“El año pasado decidí que sería mi seña de identidad. A mucha gente le gusta, a otras no, pero es lo que siento”, apuntó Medvedev. “Cuando ganas un gran título o partido frente a grandes rivales y no lo celebras, tienes la oportunidad de mirar a tu alrededor y contemplar la energía que hay”.

“Como artista, como tenista, puedes sentirlo todo si lo piensas”.

A pesar de los altibajos, Medvedev mantuvo el rumbo en 2020. Con prácticamente todo listo para afrontar el inicio de una nueva temporada, a buen seguro esta vez no se dormirá en los laureles.

Más Historias como esta