© Getty Images

Rafael Nadal se estrenará en el Melbourne Summer Set este jueves ante Ricardas Berankis.

Carlos Moyà: “Rafa Ha Tenido Una Fuerza De Voluntad Impresionante”

El entrenador mallorquín charló con ATP Tour antes del regreso del campeón de 20 grandes

Más de cinco meses después, Rafael Nadal vuelve a jugar este jueves en el ATP Tour. Cuando el No. 6 del ATP Rankings se mida en la segunda ronda del Melbourne Summer Set a Ricardas Berankis, su primer partido individual desde el 6 de agosto de 2021, cuando cayó en los octavos de final del Citi Open de Washington ante Lloyd Harris, habrá dejado atrás el infierno provocado por la enfermedad de Müller-Weiss, una displasia del escafoides tarsiano, la deformidad de uno de los huesos situados en el medio pie, y esencial para la movilidad del mismo.

Antes del estreno en Melbourne, Carlos Moyà, uno de los entrenadores del campeón de 20 torneos del Grand Slam, se sentó con ATP Tour para repasar cómo ha sido la recuperación de la estrella española.

¿Cómo han sido los últimos cinco meses?
Hemos vivido muchos momentos de incertidumbre porque el pie de Rafa no mejoraba. Decir adiós a la temporada pasada no fue fácil, y menos para alguien como él, al que le gusta tanto la competición. Luego han venido muchas visitas a los médicos, tratamientos… en el último mes ha dado un paso adelante. No teníamos claro cómo respondería. Ha habido momentos bastante duros, pero su fuerza de voluntad es impresionante. Aquí estamos, contentos de verle jugar en Melbourne. Está más que preparado para que le vaya bien.

¿Ha sido su peor momento desde que entró en el equipo?
Probablemente sí, han sido los momentos más complicados desde que soy uno de los entrenadores de Rafa. Al principio, cuando entré en el equipo, vivimos otra etapa muy dura con la rodilla. Eso se arregló y el pie ha sido lo más fastidioso. Es una lesión que tiene desde hace muchos años, pero hasta ahora no le había limitado en los partidos. En 2021 se empezó a torcer todo mucho.

¿Qué papel ha jugado usted este tiempo?
Eres más amigo. Escuchas e intentas aportar soluciones, teniendo mucha empatía con la situación. Dándole espacio y tiempo. Apoyando en todo momento. Haber sido jugador te permite hacerte una idea de cómo actúa la cabeza: una cosa es tener 20 años y otra 35, donde ves los problemas más grandes de lo que son. Con 20 sabes que habrá solución, con 35… no lo tienes tan claro.

Nadal

Y, de repente, positivo en COVID-19 cuando estaban a pocos días de viajar a Australia.
Fue muy duro. Al llegar a Mallorca, damos positivo y se nos viene todo abajo después de los sacrificios que había hecho durante los meses anteriores. Tan cerca de la temporada, tan cerca del objetivo, ese revés nos puso en la situación de no saber qué ocurriría. Sabíamos que al Abierto de Australia llegaría, pero para nosotros era clave jugar antes en Melbourne tras tantos meses sin competir. Yo no soy muy fan de jugar por jugar, pero ahora estamos en una situación distinta porque lleva cinco meses sin hacerlo. Rafa ha tenido una fuerza de voluntad impresionante. Cuando vimos que eran varios días malos, pero que luego se recuperaría, él fue el primero que decidió seguir manteniendo el plan inicial.

¿Cómo le afectó la enfermedad?
Yo tuve un día y medio bastante malo. Fue como una gripe, pero mentalmente no es fácil porque sabes que es una enfermedad distinta, con un historial muy complicado en el último año y medio. Esto te afecta un poco más. Además, yo contagié a mi familia. Los niños no lo sufrieron, pero Carolina [su mujer] sí que lo pasó. Mentalmente no es fácil. Nosotros tuvimos la variante ómicron, que en teoría es algo más llevadera, por así decirlo. Los síntomas fueron fuertes, pero durante poco tiempo. Eso nos ha permitido estar en Melbourne.

Entonces, ¿está Nadal preparado para competir?
Sí. Las garantías son máximas, pese a que lleva tiempo sin jugar. Tengo la seguridad de que lo va a hacer bien aquí.

¿No le da miedo que el pie vuelva a ser un problema?
El trabajo se ha hecho. Soy positivo y optimista, prefiero no pensar en lo malo que pueda ocurrir. Me quedo con que estamos en Australia. Melbourne le irá muy bien para rodarse y medirse antes del primer Grand Slam de la temporada.

También Podría Interesarle: Definido El Primer Rival De Nadal En 2022

Normalmente, suelen usar la pretemporada para mejorar aspectos del juego, como el saque o el revés. ¿Es diferente en un proceso de recuperación?
Ha habido muchos entrenamientos en los que no podíamos hacer prácticamente nada, golpear la pelota y fuera. Desde que acabó en Washington, Rafa estuvo casi dos meses sin jugar. Es mucho tiempo parado. Arrancar el motor de nuevo no se hace en dos días. Incluso tras el tratamiento siguió teniendo dolores y problemas. Por eso, muchas sesiones han sido de media hora o 40 minutos, jugando sin moverse. Incluso jornadas libres, días en los que después de llegar a Manacor no hemos podido entrenar. Hemos tratado de recuperar lo que estaba haciendo bien. Es difícil intentar mejorar cosas en tan poco tiempo y con tan pocos entrenamientos.

Marc López se ha incorporado al equipo de entrenadores desde este año. ¿Qué buscan con ese movimiento?
Siempre va bien ir renovando el equipo, buscar gente que pueda aportar. Marc es alguien que conoce bien a Rafa y que sabe mucho de tenis. Es una voz nueva y distinta que aportará sus conocimientos. Las relaciones entre jugador y equipo se van desgastando y es bueno que haya personas nuevas para sumar palabras distintas. Creo mucho en ello, y estoy convenido de que Marc puede hacerlo. Es una incorporación muy buena que estará con nosotros en Melbourne. Y también está Francis [Roig], que sigue como hasta ahora.

¿Qué panorama se encuentran en esta vuelta al ATP Tour?
Prácticamente el mismo. Han pasado cinco meses, pero no ha ocurrido nada que no supiéramos que podía ocurrir. Medvedev ganó el US Open y Zverev las Nitto ATP Finals, pero era algo que se contaba con ello. No ha habido una aparición fulgurante de alguien que haya conquistado un Grand Slam, por ejemplo. Más o menos, sigue estando todo donde lo dejamos. Para resumir: si Rafa vuelve a su mejor nivel, es candidato a ganar cualquier torneo que juegue.

¿Y cuánto le queda para eso?
Eso te lo dan los partidos. No hay nadie que alcance su máximo potencial solo entrenando. Por mucho que entrenes bien, hay que materializarlo en los partidos. Confiamos en que los que dispute en Melbourne le ayuden a tomar impulso de cara al Abierto de Australia.

Nadal

Habitualmente, Nadal ha salido como un tiro de todas las lesiones que ha sufrido en su carrera. Lo normal para cualquier otro es perder pronto tras reaparecer…
Puede pasar, pero luchamos para que eso no ocurra. Si está bien preparado, jugando bien, es difícil que suceda. Aunque siempre puede haber un mal sorteo, un mal partido… sabemos de la calidad de Rafa, y que históricamente siempre ha vuelto a un gran nivel tras lesionarse. Y confiamos en que lo haga de nuevo.

Al final, el resumen de todo esto es evidente: vuelve a sorprender la fuerza de Nadal ante la adversidad.
Los momentos de dudas existen, pero él es un competidor increíble. A la mínima que esté un poco bien, lo que más le apetece es seguir siendo competitivo, aspirando a ganar torneos grandes. Este tipo de jugadores pueden pensar en la retirada cuando ven que eso no sucede, pero no es el caso de Rafa. Yo no veo eso en él.

Más Historias como esta