© 2017 Getty Images

Rafael Nadal buscará ganar su primer título en el Miami Open presentado por Itau esta temporada.

Nadal: "No Tengo Ninguna Cuenta Pendiente Con Miami"

El español intentará levantar esta temporada su primer título en el Miami Open presentado por Itaú

El lunes por la mañana, Rafael Nadal siguió apurando su debut del viernes en el Miami Open presentado por Itaú, entrenándose primero con Grigor Dimitrov en la pista central del torneo y marchándose luego a la cancha número tres, donde siguió practicando con Toni Nadal y Carlos Moyà, sus dos entrenadores. El mallorquín, que ha llegado a cuatro finales en el segundo Masters 1000 del año (2005, 2008, 2011 y 2014) y no ha podido ganar ninguna, espera poder añadir el trofeo a su currículo, aunque sin obsesiones.

"Me motiva jugar bien en todos lados", explicó el número 7 del Emirates ATP Rankings. "Ganar en Miami no es ninguna obsesión. Me encantaría poder unir Miami al currículo. Las oportunidades no son eternas, espero tener alguna más", prosiguió. "He tenido cuatro y en dos de ellas estuve muy cerca de ganar. Normalmente, cuando van pasando las oportunidades o las coges o es complicado que se vuelvan a repetir. Trabajo y lucho a diario por tener oportunidades. En este torneo he perdido algunas, pero espero darme otra", insistió. "No hay ninguna cuenta pendiente con Miami". 

Nadal, que viene de caer en octavos de final del BNP Paribas Open con Roger Federer, sigue incidiendo en su buen comienzo de año, donde ha alcanzado los cuartos de final en Brisbane y las finales en el Abierto de Australia y en Acapulco, ambas perdidas. 

"Me siento bien", aseguró el español. "He empezado bien el año, con buenas sensaciones. En todos los partidos lo he hecho bien. Tengo otra oportunidad para hacerlo bien y espero estar preparado para ello", prosiguió sobre el desafío que ahora afronta en Miami. "El torneo es un torneo especial. Como latino me siento muy arropado por todo el público. Es un torneo de referencia a nivel mundial, un torneo que para nosotros es un objetivo claro llegar bien preparados", dijo sobre la cita, subrayando que mantiene intacta la motivación. "Cuando uno tiene que encontrar la motivación posiblemente es el momento de dedicarse a otra cosa", valoró el balear. "La motivación es ser feliz haciendo lo que uno ha hecho durante toda la vida. Si uno tiene que buscar la motivación en otras cosas no siente el deporte como lo estaba amando".

Nadal, que tras Miami mirará hacia la gira de tierra batida que comenzará en Montecarlo, también tuvo una brillante respuesta cuando antes de debutar en Cayo Vizcaíno le preguntaron qué le diría a los niños que sueñan con ser como él, los jóvenes tenistas que empiezan a formarse en todas las partes del mundo.

"Que no sueñen con ser Rafa Nadal, que sueñen con disfrutar del día a día que es lo más importante", reflexionó el español. "Yo nunca tuve sueños tan ambiciosos. Cuando era pequeño nunca pensé en ser Agassi, Sampras o alguno de los que veía por televisión en aquella época. Me preocupaba de entrenar bien cada día, de disfrutar de mi infancia con mis amigos", reconoció. "Dentro de la pista de tenis intentaba esforzarme al máximo. Es lo único que me preocupaba, pero intentaba divertirme. Un niño tiene que disfrutar pensando en el siguiente día y nada más".