© Getty Images

Pablo Cuevas está a un triunfo de pasar la fase previa del Miami Open presentado por Itaú 2019.

La Resiliencia de Pablo Cuevas

El uruguayo está tratando de volver al Top-50 luego de estar en muletas y desmotivado de seguir compitiendo en 2018. El martes medirá a Tsonga en el Miami Open.

Una fractura del hueso escafoide del pie derecho sacó a Pablo Cuevas dos meses del circuito en 2018 y lo sometió a caminar con muletas por casi cinco semanas. El problema no fue recuperarse. Si pudo superar una ausencia en el circuito entre mayo de 2011 y abril de 2013 por una lesión de rodilla derecha, este nuevo obstáculo no suponía demasiada adversidad. El verdadero problema el año pasado fue que al volver a las pistas, la motivación ya no era la misma de antes.

“Al final del año pasado me costaba disfrutar y viajar. No sabía lo que quería. Entonces me puse el objetivo en vacaciones de recuperar la frescura, las ganas de viajar, de sufrir, de revertir la situación en un partido”. Y su actualidad respalda lo que dice. El No. 85 del Ranking ATP está jugando en el Miami Open una fase previa de Masters 1000 por primera vez desde Roma 2011. Incluso, este lunes estuvo a un set de quedar eliminado, pero avanzó a la ronda final del cuadro clasificatorio tras vencer 2-6, 6-4, 6-2 a Egor Gerasimov.

“Ahora me toca volver a luchar por lo menos un tiempito hasta intentar recuperar el Ranking”, reflexiona tras su triunfo en Miami. “Jugar la fase previa no es lo que más me hubiese gustado, pero es la situación en la que estoy. Y no me puedo quejar, sino que tengo que estar enfocado y con la tranquilidad y el foco para que esto pueda pasarlo lo más rápido posible para volver a cuadros principales”.

También Podría Interesarle: Acasuso, Más Que Entrenador De Pella: “Trato De Ponerme En Su Lugar”

La experiencia de no poder competir por dos años entre 2011 y 2013 de alguna manera lo hace valorar el hecho de estar compitiendo. A cualquier nivel, pero sano. “Sé de qué se trata este proceso de volver. Y hay que prepararse, tener paciencia, aceptar un poco la situación de hoy, y estar tranquilo que si se hacen las cosas bien, voy a volver a estar donde quiero”, aseguró el próximo rival de Jo-Wilfried Tsonga, quien ganó el lunes 6-3, 6-4 a Lukas Rosol.

A pesar de la irregularidad por los imprevistos físicos, el uruguayo de 33 años está cumpliendo esta semana 220 semanas consecutivas sin salir del Top-100 en el Ranking ATP, un dato que explica la regularidad que arrastraba antes de la fractura en el pie por muchísimo tiempo. “Es un lindo tiempo, digamos. Ojalá que pueda estar ahí unos cuantas semanas más. Y ojalá que, aun mejor, pueda volver pronto al Top-50”, sentencia Cuevas.

Conoce más resultados de la jornada en el Miami Open, en la que también ganó el español Marcel Granollers.

Más Historias como esta