© Córdoba Open / A. Del Bosco

Molteni y Jebavy Vuelven A La Senda Triunfadora

El argentino y el checo suman su segundo título como dupla
Andrés Molteni y Roman Jebavy llegaron a Córdoba buscando cambiar la suerte. Las expectativas eran encontrar, primero, buenas sensaciones para cortar tres caídas consecutivas en Brisbane, Sidney y el Abierto de Australia.

El giro no pudo haber sido más contundente: este domingo vencieron a los argentinos Máximo González y Horacio Zeballos por un apretado 6-4 y 7-6 (4), en una hora y 34 minutos de juego para ser campeones ganando los cuatro encuentros en sets corridos.

“Lo primeros que se piensa es agarrar ritmo de partidos. No pensar al comienzo de la semana en ganar sí o sí el título. Era una posibilidad y nuestra intención, y nos fuimos sintiendo cómodos con cada triunfo”, contó Molteni. “Hemos ido de menos a más en la semana y hoy Román jugó muy bien y pudimos sacar adelante el partido”, aseguró Molteni, quien levantó su sexto trofeo en dobles. La dupla no cedió el saque en la definición y levantaron siete oportunidades de quiebre.

Tras debutar como pareja en el último Wimbledon, el checo y el argentino han logrado conseguir dos trofeos (Kitzbühel y Córdoba), llegaron a la tercera ronda en el US Open y suban un balance de 12 victorias y 7 derrotas. “Jugamos muy bien toda la semana y para nosotros fue importante porque no habíamos comenzando bien el año, y ahora hemos arrancado la gira de la mejor forma posible”, aseguró Jebavy, quien sumó su 4º trofeo de dobles en el Tour.

“Jugar en Argentina siempre es muy lindo y que pueda venir gente que uno conoce, conocidos, es distinto a cualquier otro torneo del mundo”, dijo Molteni, quien había sido campeón en Buenos Aires en 2018, junto a Zeballos, uno de sus rivales hoy.

Tras casi ocho meses de compartir torneos y decena de partidos en el Tour, ¿habla algo de español el checo? “Muchas gracias y vamos”, dijo Jebavy entre risas. “Es complicada la comunicación porque yo tampoco habla tan fluido en inglés y el igual, pero de a poco nos vamos entendiendo”; contó Molteni. “Ahora va a venir a casa y vamos a poder compartir un buen asado. Igual ellos son de cenar a las 7, 7.30 pm, muy temprano”, bromeó.

Que haya asado de festejo, entonces, se lo han ganado en buena ley.
Más Historias como esta