Rublev Sorprende A Nadal En Montecarlo

El ruso alcanza su segunda semifinal ATP Masters 1000 consecutiva

Andrey Rublev conoció este viernes por primera vez a Rafael Nadal en tierra batida y sobrevivió para contarlo. El ruso avanzó en el Rolex Monte-Carlo Masters a su segunda semifinal consecutiva ATP Masters 1000 tras vencer al 11 veces campeón español por 6-2, 4-6, 6-2 en dos horas y 33 minutos de intenso juego, sumando una de las victorias con mayor prestigio de su carrera.

Apenas unos días después de pisar la penúltima ronda del Miami Open presented by Itau, el moscovita vuelve a destacarse como uno de los principales candidatos a estrenar la vitrina en la categoría dorada del ATP Tour.

Para torcer la mano de Nadal el nervio de Rublev estuvo presente en todo momento. El ruso salió hirviendo al partido, arrebatando el primer juego al servicio al español para colocarle a remolque de forma permanente. Aunque el balear trató de reaccionar (del 0-2 al 2-2), y su figura en Montecarlo infunde especial respeto, su capacidad para dictar el juego se fue bloqueando de error en error. Rublev ganó los últimos cuatro juegos del primer parcial para hacer patente la amenaza.

En una jornada nublada, Nadal compitió anudado a la imprecisión sobre el polvo de ladrillo. Lejos del nivel imponente que lo ha encumbrado como leyenda del circuito. Una primera manga intermitente, con la inusual cifra de cinco dobles faltas y errores en posiciones aparentemente cómodas, colocaron al español en una situación de claro riesgo en el Principado.

Lejos de contentarse con un arañazo, el jugador con más victorias de la temporada (18) se lanzó a la conquista del partido. Rublev siguió pegando su derecha con el brío habitual, obligando a que Nadal perdiera cierto terreno en la línea de fondo. Como ocurriera al inicio del partido, Andrey colocó un 2-0 para abrir el segundo parcial y volvió a marcar el tono del combate.

También Podría Interesarle: Tsitsipas Y Evans Buscarán La Final De Montecarlo

La valentía de Rublev fue tan desmedida que con frecuencia logró un hito: controlar la táctica ante Nadal sobre arcilla. El moscovita penetró la pista con su derecha cruzada acorralando el revés del español, deshecho en errores ante el ritmo de pelota de su adversario. Cuando el español logró dirigir la bola se encontró la pista desguarnecida y una imponente derecha paralela, uno de los golpes insignia del ruso.

Nadal había alcanzado al menos las semifinales en 14 de sus últimas 15 visitas a Montecarlo e iba a vender cara su piel. El español coqueteó con el precipicio que supondría una doble rotura. Con 3-1 en el marcador, el español sobrevivió a un agónico juego que superó los 11 minutos y en el que levantó hasta tres pelotas de break. Lo consiguió saliendo de su esquema habitual, incluyendo varias dejadas que sorprendieron a Rublev que permitieron al español agarrarse con el alma a la arcilla.

La presión fue mayor que nunca para Rublev, que vivió los momentos más tensos de todo el encuentro. El ruso necesitó levantar hasta cuatro puntos de rotura para colocar el 4-2, contemplando la exigencia de mirar a los ojos del español en la superficie más lenta del circuito. Y no tardaría en conocer el peligro.

El espíritu de Nadal nunca baja los brazos y se demostró en una situación límite. El español, que estuvo a una pelota de verse con una desventaja de 5-2, remó lo indecible hasta encontrar su oportunidad, aprovechándola de manera impresionante. Tras proteger el fondo con empeño, incluso trastabillado en mitad del punto, Nadal respondió a un remate de Rublev con un manotazo desde más allá del pasillo de dobles. Un golpe fantástico para recuperar la rotura (4-4). El golpe anímico al partido no se hizo esperar y el balear atrapó de inmediato al resto la segunda manga.

Que Rublev ha dado un paso al frente en el circuito quedó bien claro en los siguientes minutos. En un tercer set que comenzó con intercambios de roturas, Rublev arrebató los tres primeros turnos de servicio a Nadal. En una situación donde muchos temblarían, Andrey encontró la pausa necesaria para seguir optando a la victoria. Su derecha siguió siendo un martillo y la profundidad de sus golpes contuvieron al balear cerca del muro. Con una pelota invertida sobre la esquina, un tiro primoroso repleto de convicción, el ruso logró un triunfo sudado al extremo.

Rublev disputará las semifinales del Rolex Monte-Carlo Masters ante el noruego Casper Ruud, que destronó al vigente campeón Fabio Fognini logrando la victoria (6-4, 6-3) tras una hora y 38 minutos de juego.

Ruud alcanzó su segunda semifinal ATP Masters 1000 tras la firmada durante la temporada 2020 en el Internazionali BNL d’Italia. El noruego acumula 10 victorias individuales en la categoría de oro del ATP Tour, todas ellas conseguidas sobre tierra batida. 

¿Sabías Que...?
Rafael Nadal ostenta el récord de victorias consecutivas sobre la tierra batida del Rolex Monte-Carlo Masters. El español consiguió ganar 46 partidos seguidos en el primer ATP Masters 1000 de arcilla de la temporada entre las ediciones de 2005 y 2013.

montecarlo