© Pete Staples/USTA

Andy Murray jugará su séptimo torneo individual de la temporada en el US Open la próxima semana.

Murray Se Siente Físicamente Fuerte Antes Del US Open

El británico se medirá a Stefanos Tsitsipas en la primera ronda

El ex campeón del US Open Andy Murray se siente en forma y confiado de cara al gran final de la temporada en Nueva York.

El jugador de 34 años ha disfrutado de una gira positivo en las pistas duras norteamericana, ganando partidos de primera ronda en Cincinnati y Winston-Salem a principios de este mes. Si bien Murray es cautelosamente optimista sobre su juego y estado físico, cree que puede elevar su nivel.

“Físicamente, he estado bien desde que llegué aquí", dijo Murray en su rueda de prensa previa al torneo. “Eso para mí ha sido realmente positivo. Obviamente, me gustaría que mi juego estuviera en un lugar mejor”.

“He tenido oportunidades en mis partidos contra los mejores jugadores en las últimas semanas y no las he aprovechado. Tal vez si lo hiciera, estaría sentado aquí con una visión ligeramente diferente de las cosas”.

También Podría Interesarle: US Open: ¿Hará Djokovic Historia o Alguien Podrá Detenerlo?

Murray ha jugado seis torneos individuales esta temporada. Sin embargo, en los últimos meses, el No. 114 del mundo ha salido a las pistas de entrenamiento con más regularidad, ya que busca alcanzar ese nivel en la competición.

“He estado en la pista de entrenamiento haciendo todas las cosas que quería hacer”, dijo Murray. “Son los partidos donde necesitas salir y actuar. Eso es lo que ha sido frustrante en las últimas semanas”.

Murray, quien derrotó al serbio Novak Djokovic en la final del US Open de 2012 para capturar su primer título importante, y ahora comenzará su decimoquinta participación en Flushing Meadows contra el No. 3 del mundo Stefanos Tsitsipas en un duro arranque para el británico.

A pesar de esto, Murray disfruta de la oportunidad de enfrentarse a uno de los favoritos por el título y está emocionado de hacerlo frente a los aficionados una vez más en Nueva York.

“[No es] el debut más fácil que existe”, dijo Murray. “Cuando no eres cabeza de serie, pueden suceder este tipo de cosas. Será una buena, buena prueba para mí, ver dónde está mi juego, hacia dónde ha progresado desde que llegué a los Estados Unidos”.

“La gente siempre ha ayudado. Les gusta los jugadores que luchan, lo dan todo, muestran su corazón, emoción y energía en la pista. Creo que a lo largo de los años aquí he tenido muy buen apoyo, así que he disfrutado”.

Más Historias como esta