© Rob Carr/Getty Images

Andy Murray jugará en el Winston Salem Open su 2° torneo de individuales desde su regreso de una operación de cadera en enero.

Murray: "Espero Superar Algunos Partidos & Que Mi Cuerpo Aguante"

Este lunes debuta en Winston Salem.

Andy Murray está listo para enfocarse exclusivamente en individuales. Esta semana en el Winston Salem Open, donde debuta este lunes ante Tennys Sandgren, jugará únicamente esta modalidad, en la que jugó la semana pasada su primer partido desde el Abierto de Australia.

“El hecho de que fuera programado para jugar dobles a las 10:30pm no me permitía practicar singles de la manera que quería”, dijo Murray. “Dobles fue realmente útil y beneficioso para mí para volver a la cancha y para sentir cómo estaba mi cuerpo. Pero una vez que comencé a pensar en singles, solo estuve desacelerando un poco las cosas”.

“Se presentó la oportunidad de jugar [en Winston-Salem] y de todas las personas con las que chateé me dijeron que era un buen torneo. Muy conveniente, muchas canchas de práctica. Se sintió como un movimiento inteligente venir a jugar aquí antes de regresar a casa. Espero poder obtener más de un partido aquí e intentar ganar mi primer partido de individuales desde que regresé de la cirugía”.

Murray volvió a la acción de singles la semana pasada en el Western & Southern Open, cayendo en la primera ronda ante el eventual semifinalista Richard Gasquet (6-4, 6-4). El británico aún sigue recolectando información sobre lo que necesita para en un futuro recuperar el nivel que lo llevó a debutar como No. 1 del Ranking ATP en 2016.

“Mis expectativas son muy bajas. Todavía no estoy pensando en ganar eventos como este. Solo estoy tratando de sumar partidos”, dijo Murray. “Espero que para fines de este año, pueda comenzar a regresar a lo mejor que pueda ser. Solo quiero superar algunos partidos y espero que mi cuerpo aguante bien”.

También Podría Interesarle: Dodig Y Polasek Ganan Un Título Increíble En Cincinnati

Independientemente de cómo va esta semana, Murray se encuentra en una posición que habría sido insondable en un momento. Hace solo seis meses, hubo momentos en que su esposa necesitaba ayudarlo a ponerse los calcetines. Experimentar la ausencia de dolor por primera vez en años ha cambiado la perspectiva de Murray sobre la vida. Aunque quiere más éxito en el Tour, esta vez también se esfuerza por lograr un mayor equilibrio.

“Cuando salía y jugaba al golf o paseaba a los perros [sin dolor], eso me animaba a salir y hacer más cosas”, dijo Murray. “Antes de eso, no quería. Quería parar porque hacer esas cosas era perjudicial y doloroso. Estoy emocionado de salir y hacer otras cosas que necesitas. No quieres tener tu mente solo en tu tenis y tu cadera, en eso consistió mi vida un par de años”.

Pero la mente de Murray seguramente estará en el tenis esta semana. Su presencia en Winston-Salem ha cautivado a los fans de Carolina del Norte, muchos de los cuales llenaron su práctica del domingo con el ruso Andrey Rublev.

El británico ha sentido el amor desde su emotiva conferencia de prensa en el Abierto de Australia, donde admitió que el estado de su carrera era incierto. Ahora que está firmemente de vuelta en el Tour, el amor de sus seguidores sigue intacto.

“Incluso cuando caminaba por la calle después de Australia, la gente me decía que siguiera adelante y siguiera luchando y siguiera intentándolo”, dijo Murray. “Después de hablar en Australia, Rublev fue uno de los primeros tipos con los que me topé en el vestuario. Ni siquiera lo conocía tan bien, pero me dio un fuerte abrazo y me dijo que siguiera intentándolo. Ha habido más momentos así en los últimos seis meses que antes”.

Más Historias como esta