© Julian Finney/Getty Images

Rafael Nadal ganó su quinta Copa de los Mosqueteros en 2010.

2010: Nadal Vuelve A Ganar Roland Garros

El español había perdido por primera vez el año anterior ante Robin Soderling

La fecha está marcada en rojo: 31 de mayo de 2009. Aquel día, y después de haber ganado cuatro veces Roland Garros de forma consecutiva (2005-2008), Rafael Nadal cayó en la cuarta ronda del segundo Grand Slam de la temporada en una de las grandes sorpresas recientes en la historia del tenis. Robin Soderling fue el tenista que eliminó al No. 1 del FedEx ATP Rankings por un marcador de 6-2, 6-7(2), 6-4, 7-6(2), y frenó la racha del español, que había ganado sus 31 encuentros en Roland Garros, y sus 48 partidos en tierra batida en cinco sets.

Un año más tarde, en 2010, el cuatro veces campeón en París llegó al torneo en una situación desconocida para él desde su debut en Roland Garros: sin ser campeón, y con la espinita clavada de lo que ocurrió 12 meses atrás ante Soderling en la Philippe Chatrier.

Antes de aterrizar en París, Nadal ganó todo lo que jugó en la gira de tierra batida europea de primavera. En consecuencia, se hizo con el título en Montecarlo (v. a Verdasco), Roma (v. a Ferrer) y Madrid (v. a Federer), no disputando Barcelona por prevención después de sufrir una tendinitis del tendón cuadricipital de ambas rodillas.

A Nadal, sin embargo, no le supuso un problema encarar Roland Garros sin ser el vigente campeón, sin la sensación de tener que defender la Copa de los Mosqueteros. Posiblemente, todo lo contrario.

El español sumó su quinto trofeo en París sin ceder un solo set por el camino, derrotando a Gianni Mina, Horacio Zeballos, Lleyton Hewitt, Thomaz Bellucci, Nicolás Almagro, Jurgen Melzer y Robin Soderling (su verdugo de 2009) por 6-4, 6-2, 6-4.

Así ganó Nadal su séptimo Grand Slam, quinto en Roland Garros, completando una perfecta temporada sobre arcilla (22 partidos ganados de 22 disputados) y recuperando la corona que había cedido el curso anterior de manera inesperada ante Soderling.

Fue la forma de ponerle el broche a otra recuperación espectacular: después de perder en 2009, enfrentarse a otra lesión en las rodillas que le obligó a pasar en blanco parte del verano (no jugó Wimbledon) y trabajar a lo grande para salir de la situación de la mejor manera posible.

ATP Heritage: Milestones. Records. Legends.

Más Historias como esta