© Peter Staples/ATP Tour

Rafael Nadal fue incluso más agresivo de lo habitual para vencer a Thiem en la final de Roland Garros.

Nadal Le Da La Vuelta A Su Guion Para Ganar Su 12° Título De Roland Garros

'Juego Mental' explica cómo el español cambió su estrategia a mitad de camino en la final ante Dominic Thiem.

La timonera no funcionaba, por lo que Rafa iluminó París con el Plan B. Y con él, Rafael Nadal derrotó este domingo a Dominic Thiem por 6-3, 5-7, 6-1, 6-1 en la final de Roland Garros a pesar de que sus dos estrategias favoritas no le produjeron ventaja en absoluto.

Nadal ganó la batalla de los games por 23 a 12 en el partido, por lo que podrías esperar que el español fue el doble de bueno que Thiem en todas las columnas de la hoja de estadísticas. Pero después de casi dos horas de juego, y de que ambos jugadores hayan ganado un set, el partido no iba en absoluto acorde con el guion del español.

El primer problema para Nadal fue la línea de base. Lo estaba traicionando. Nadal ganó el primer set, ganando solo el 45 por ciento (20/44) de los puntos desde el fondo. Y perdió el segundo set, ganando un bajo 38 por ciento (13/34) de puntos desde el fondo de la cancha.

La razón principal de su irregularidad desde la línea de base fue el aumento de los peloteos de más de nueve tiros. Normalmente, puedes anotar un punto ganado para Nadal cada vez que un rally suyo alcanza los dos dígitos en Roland Garros, pero esta vez ganó solo el 46% (16/35) de peloteos largos en los dos primeros sets.

También Podría Interesarle: Nadal Conquista Su 12º Roland Garros

Bonjour Plan B. Nadal jugó 35 peloteos de más de nueve impactos en los dos primeros sets. Pero jugó solo 11 en los dos últimos sets.

Cambió las reglas desde el final del peloteo hasta el comienzo. En lugar de desarrollar el punto, lo terminó antes de que tuviera la oportunidad de comenzar, extinguiendo la ventaja estratégica de Thiem.

En los últimos dos sets, Nadal aplastó a Thiem en peloteos de cero a cuatro impactos. Nadal ganó 29 puntos contra los 14 de Thiem en la categoría, apuntándose un saludable 67%. Nadal aumentó su agresión con los dos primeros toques de la pelota, y eso lo llevó al título. El Plan B estaba teniendo éxito, y Nadal se dobló para poner presión en el frente del punto.

En el cuarto set, llegó a la red como en ningún otro parcial, ganando ocho de nueve puntos al frente de la cancha. En general, Nadal ganó un dominante 85 por ciento (23/27) de puntos en la red, que fue muy superior al 50 por ciento (67/134) que ganó en la parte de atrás de la corte.

Nadal mantuvo sus patrones tradicionales de primer servicio durante todo el partido, sirviendo a la T en el campo del Deuce y hacia fuera en el campo de la ventaja.

Dirección de primeros saques de Nadal
Cancha del Deuce
Abierto = 10
Al cuerpo = 9
A la T = 20

Cancha de la ventaja
Abierto= 23
Al cuerpo = 8
A la T = 8

Mientras Nadal luchó por el control del partido en el tercer set, ganó un impresionante 100% (8/8) de puntos de primer servicio, 100% (4/4) de segundo servicio y 100% (5/5) de puntos en la net.

Nadal enfrentó seis puntos de quiebre para el partido, salvando cuatro. Curiosamente, conectó un primer servicio en los seis, con cinco de los seis dirigidos hacia fuera.

Este partido se jugó en dos mitades. Los dos primeros sets fueron una batalla de peso pesado. Los dos últimos fueron un galope.

El partido también se jugó con dos estrategias separadas. Los dos primeros sets fueron largos y molidos. Los dos últimos fueron un sprint a la línea de meta. La longitud promedio del peloteo en el primer set fue de 7.76 disparos. Eso se redujo enormemente en el tercer set a 4.23 tiros.

Nadal demostró una vez más que es un maestro táctico, modificando su estrategia principal a mitad del partido para darle a su oponente una buena dosis de lo que no quería ver. Para Nadal era más importante emplear la estrategia que Thiem no quería en lugar de lo que él quería hacer.

Más Historias como esta