© Peter Staples / ATP Tour

El español Carlos Alcaraz es uno de los principales candidatos a competir en las Next Gen ATP Finals 2021.

Alcaraz: Objetivo Top 50; Milán, La Consecuencia

Las Next Gen ATP Finals serían una bonita guinda a este 2021

Carlos Alcaraz ha tenido que acelerar su proceso de madurez natural. Cada vez su discurso es más fluido y las palabras de adolescente van dejando lugar a la ambición de un profesional de este deporte. A medida que su raqueta va reclamando un hueco en la élite del ATP Tour, su discurso se va fortaleciendo. Es lógico. Su relación con los medios de comunicación es cada vez más habitual.

“Me voy acostumbrando a las entrevistas y me encuentro más suelto”, corrobora el joven protagonista de 17 años cuando conecta la cámara para atender a ATPTour.com. A lo que aún le cuesta adaptarse más es a codearse con jugadores, a los que hasta hace muy poco, había visto levantar grandes trofeos por la televisión. Sin ir más lejos, en su preparación para el Miami Open presented by Itaú entrenó con Marin Cilic.

El pasado mes de febrero también pudo ver al otro lado de la red a Rafael Nadal durante un entrenamiento previo al Abierto de Australia. “Fue increíble poder entrenar con mi ídolo, poder prepararme con él para el torneo fue una experiencia única, que no se me va a olvidar en la vida”, confiesa unas semanas más tarde de la cita con el 20 veces campeón de Grand Slam.

Sin haber cumplido aún la mayoría de edad, trata de tomarse con naturalidad cruzarse por los pasillos, en los vestuarios, en el comedor o en el gimnasio con las estrellas ATP Tour. “Yo intento tomármelo lo más normal posible, pero cada vez que veo a alguien de los que he visto en la televisión cuando era más pequeño, siempre se lo digo a Juan Carlos o a cualquier otra persona de mi equipo: “¡Mira, ahí está Rafa! o ¡Ahí está Cilic!”. Me da impresión todavía estar en el mismo sitio que ellos”.


Carlos Alcaraz y Rafael Nadal comparten entrenamiento en Melbourne (Imagen: Tennis Australia)

Ese privilegio se lo ha ganado a pulso, a base de trabajo, talento y esfuerzo a partes iguales. Esos atributos lo han situado en apenas un año a las puertas del Top 100 del FedEx Ranking ATP. Y es que en febrero de 2020, después de celebrar su primera victoria ATP Tour en el Rio Open presented by Claro (v. a Albert Ramos Viñolas), contaba con una invitación para disputar la fase previa en el ATP Masters 1000 de Miami. Pero la pandemia le impidió cortar de raíz su proyección. O eso parecía…

Alcaraz se dejó guiar por los consejos de un equipo liderado por el ex No. 1 del mundo Juan Carlos Ferrero para ascender cerca de 300 posiciones hasta hoy. Conquistó los ATP Challenger de Trieste, Barcelona y Alicante en los pocos meses que puedo competir. Y en 2021 ya ha participado -y ganado un partido- en un Grand Slam, ha derrotado a un Top 15 como David Goffin y en Miami completará las cuatro categorías profesionales (ATP 250, ATP 500, ATP Masters 1000 y Grand Slam.

Ni él mismo hubiese creído en marzo de 2020 que un año más tarde se encontraría en el Top 130 con ese recorrido de éxito sobre sus piernas. “Sinceramente, con la pandemia por medio, no me habría creído poder estar aquí en Miami para disputar el primer cuadro de Masters 1000. De no haber habido pandemia, en un año normal, posiblemente sí que me lo podría haber creído un poco más”.

La realidad lo sitúa como uno de los candidatos firmes a las Next Gen ATP Finals, a pesar de tener hasta tres años menos que algunos de sus rivales directos como Felix Auger-Aliassime (20), Jannik Sinner (19) o Lorenzo Musetti (19). No obstante, en la ATP Carrera a Milán se sitúa en el Top 10. “Es cierto que el pasado año no hubo por la pandemia, pero creo que [jugar las Next Gen ATP Finals] sería una buena meta”.

Para estar en el Allianz Cloud tendrá que abrirse paso entre los mejores jugadores sub 21 del ATP Tour. Pero, ¿cuál es el rival de esta generación que más llama la atención del murciano? “Todos juegan muy bien, no diría ninguno en particular. Felix está Top 20, Sinner es Top 30, no podría quedarme con uno. Es verdad que con Musetti he ido creciendo, he jugado en categoría junior, he coincidido en algunos ATP Challenger, es con el que más relación tengo, con el que más me he juntado y con el que más hablo fuera del grupo de jugadores españoles”.

También persiguen las Next Gen ATP Finals otros jóvenes talentos como Sebastian Korda; Juan Manuel Cerúndolo, reciente campeón del Córdoba Open, Tomas Machac o el argentino Sebastián Báez. Estos nombres cubrirían, a día de hoy, las plazas disponibles para la competición.

Aún así, Alcaraz va más allá. Milán sería la guinda a su gran reto de 2021. “Mi intención es acabar el año entre los 50 mejores del mundo. Si consigo el objetivo que me he marcado para esta temporada de acabar en el Top 50, eso conllevaría jugar en noviembre en Milán. Ese sería un buen objetivo”.

El español se ha fijado un alto listón, no teme al futuro aunque apela a la prudencia cuando desde fuera suenan los halagos. Su equipo le repite cada día la importancia de mantener los pies en el suelo y no duda en cumplir con cada palabra recomendada. “Intento no prestar mucha atención a toda la expectación que se genera, a las expectativas que hay sobre mí. Intento no darle importancia a cosas que digan sobre mí como ‘el nuevo Rafa’ o ‘el futuro número uno’. Me centro en seguir mi camino, seguir creciendo y ganando experiencia”.

Eso sí, que nadie le impida soñar. Y en ese esfuerzo por visualizar una estampa de éxito futura le pedimos que la dibuje en palabras. Con una enorme sonrisa responde con seguridad: “Ganando un Grand Slam o siendo número uno del mundo”. Y casi sin pensarlo dos veces añade: “¡O las dos!” Se reafirma: “¡Las dos!”. El tiempo dirá.