© Julian Finney/Getty Images

Bryan Y Sock Empiezan Muy Fuertes

Los americanos derrotaron a los favoritos No. 3 Kubot/Melo

Mike Bryan y Jack Sock han demostrado esta temporada ser dos jugadores de grandes escenarios. Los americanos que unieron sus raquetas a partir de la gira sobre hierba, enlazaron los títulos de Wimbledon y el US Open para lograr su billete para las Nitto ATP Finals. En su estreno como pareja este lunes se impusieron a Lukasz Kubot y Marcelo Melo por 6-3, 7-6(5) en una hora y 26 minutos.

Era una reedición de la final en Flushing Meadows, donde la dupla que actuó como local no tuvo problemas para imponerse en dos mangas. El mismo guion que Bryan y Sock trazaron este lunes en el O2 de Londres.

A pesar de que el polaco y el brasileño dejaron en un 84% su registro de puntos ganados con el primer servicio, los estadounidenses convirtieron una oportunidad de break en el primer set (1/3) que fue decisiva para decantar la balanza de su lado. Por su parte, Kubot y Melo no pudieron aprovechar ninguna de las cuatro opciones de quiebre que tuvieron a su favor.

Marach y Pavic no fallan en su estreno
Era un duelo con cierto aire de revancha. La última vez que se habían encontrado frente a frente había un título en juego en Roland Garros y la balanza se decantó entonces de los franceses Pierre-Hugues Herber y Nicolas Mahut. Pero esta vez el signo fue diferente y los principales favoritos en las Nitto ATP Finals Oliver Marach y Mate Pavic no fallaron para imponerse por 6-4, 7-6(3).

Entonces, sobre la tierra batida francesa, la dupla local también encadenó la victoria en dos sets. Pero en esta ocasión el equipo conformado por el austriaco y el croata necesitaron una hora y 46 minutos para vengar aquella derrota. El equipo que acaba 2018 como No. 1 del Ranking ATP de dobles por parejas y campeones en el Abierto de Australia se bastó de un break en la primera manga para dejarla de su lado.

Además, Mahut tuvo que ser atendido en un golpe en su pierna cuando corría para devolver un globo y chocó con la valla de fondo haciéndose una pequeña brecha. No obstante, el espigado francés de 1,91 m. pudo continuar pero la remontada no fue posible. Otro break más (2/4 en total) y un 88% de puntos ganados con el primer servicio fueron una barrera insalvable.

También Podría Interesarle: Cabal Y Farah: "Fue Como Siempre Lo Soñamos"

Grupo Kuerten