© Getty Images

Juan Sebastián Cabal y Robert Farah son los primeros cabezas de serie en las Nitto ATP Finals 2019.

Cabal/Farah: "Ahora Somos La Pareja A Batir"

Los colombianos buscan su primer título en las Nitto ATP Finals.

La buena onda se percibe a metros de distancia. Juan Sebastián Cabal y Robert Farah caminan con pleno derecho en las Nitto ATP Finals, un destino lógico tras una temporada para enmarcar. Los colombianos portan el No. 1 del Ranking ATP en Londres con la seguridad del trabajo bien hecho, convertidos en la pareja a batir del circuito ATP Tour. En la capital británica, donde este domingo comenzará la competición bajo la cubierta de The O2, los sudamericanos esperan la cita con una ilusión que no pueden disimular.

“Llegamos a Londres muy motivados y satisfechos”, declara Cabal con una sonrisa en el rostro. El jugador de Cali, un talento de manos rápidas y una técnica portentosa, está dispuesto a hacer valer su creatividad también a orillas del Támesis. A sus 33 años, y con una frescura que impresiona, la ambición se mantiene firme a las puertas de un torneo tan mayúsculo como el que pone el broche de temporada. “Tenemos muchas ganas de hacerlo muy bien aquí”.

Con el No. 1 mundial asegurado al cierre del curso, una buena muestra de su dominio actual en el circuito, los sudamericanos tiene una tarea ya tachada en el expediente antes de comenzar a competir. “Es una meta para cualquier jugador de tenis”, declara Farah, siempre positivo al elaborar sus reflexiones. “Con eso logrado obviamente nuestro foco será salir a disfrutar. Siempre lo hacemos, pero en este caso competiremos con una presión menos”.

Pocos pueden olvidar el debut que tuvo esta pareja en las Nitto ATP Finals. Un año atrás, y sin ningún bagaje previo en el torneo que reúne a las ocho mejores duplas, los colombianos quedaron a cinco puntos de alcanzar la final en Londres. Uno de los estrenos más potentes que se recuerdan. Ahora, su entrada en pista no les arrojará ni mucho menos a un escenario desconocido. Y eso puede ser un gran arma en su repertorio.

También Podría Interesarle: Cabal Y Farah Ya Conocen Su Camino En Londres

“Todas las experiencias suman”, reconoce Cabal, miembro de una pareja que este año ha roto moldes. Con dos coronas del Grand Slam (Wimbledon, US Open) y un total de cinco títulos en el año, los colombianos están acostumbrados a los momentos decisivos. “No es lo mismo llegar a situaciones complicadas en partidos sin haberlo vivido antes. Nosotros vamos a morir en nuestra ley y vamos a intentar hacerlo lo mejor posible”.

Si los sudamericanos alcanzan su nivel máximo pocos parecen poder frenarles. Situados en el ático de la clasificación, su estatus es distinto sobre el resto de parejas y en Londres no va a ser una excepción.

“Creo que el respeto ya lo teníamos antes. Antes de ganar grandes títulos este año sabíamos que teníamos el nivel. éramos conscientes de ser una pareja peligrosa”, reconoce Cabal. “Antes de ganar Grand Slam ya habíamos demostrado que peleábamos con todas las parejas. El año pasado perdimos en semifinales, en 2019 hemos hecho cosas fenomenales. Lo que cambia es que ahora somos los de cazar. Todos nos quieren ganar a nosotros por ser los No. 1 y nuestra tarea es mantenernos ahí arriba. Nosotros seguimos haciendo las cosas como lo hacíamos antes de ser No. 1. La ética y las ganas de ganar no cambian”.

El triunfo ha sido una constante para Colombia en un 2019 para recordar. La ilusión de todo el país empuja a Juan Sebastián y Robert a seguir derribando muros. Y coronar las Nitto ATP Finals sería un inédito a celebrar por toda una nación. Farah: “Es algo muy lindo para el país. Hemos tenido muy buen año deportivo. Con Egan (Bernal) ganando el Tour de Francia, nosotros,… Colombia está viviendo un periodo muy bonito en el deporte. Ojalá esto sirva para potenciar más éxitos colombianos en el futuro”.

En Londres, donde todo transcurre a toda velocidad, ningún guión es descartable y hay que competir con los ojos bien abiertos. Acá las ocho parejas pueden ganar el torneo porque todos han demostrado”, advierte Farah. “El formato da muy poco margen. Hay que competir a tu máximo y esperar que las cosas se te den”.