© Justin Setterfield / Getty Images

Rafael Nadal se impuso a Daniil Medvedev en la final del pasado US Open.

Nadal Empieza De Nuevo

El español necesita ganar a Daniil Medvedev este miércoles para seguir vivo en las Nitto ATP Finals

Dicho y hecho: tras caer ante Alexander Zverev en su primer partido en las Nitto ATP Finals, Rafael Nadal aseguró que necesitaba encontrar la energía necesaria para hacer un buen entrenamiento, pensando en el decisivo partido que le enfrentará este miércoles a Daniil Medvedev. Y eso, exactamente, fue lo que hizo el español el martes a la una del mediodía cuando se metió en la pista principal de entrenamientos del O2 Arena con Shintaro Mochizuki, vigente campeón júnior Wimbledon, para preparar el cruce ante el ruso, al que hace unos meses le ganó una apasionante final en el US Open y con el que se jugará seguir vivo en el torneo que reúne a los ocho mejores tenistas del año.

“Ayer empezó mal desde el principio”, contó Carlos Moyà, uno de los entrenadores del No. 1 del mundo, a ATPTour.com mientras llevaba las raquetas del tenista a encordar. “La pista, el rival, no estar a su mejor nivel… todas esas circunstancias hicieron que no encontrase la forma de darle la vuelta”, prosiguió el entrenador de mallorquín. “Nunca se sintió cómodo e iba un poco acelerado. Pasó todo demasiado rápido. Es complicado calmarse en una situación así, pero si lo consigues te das cuenta de que tienes más tiempo del que piensas. Es algo fácil de decir, pero difícil de hacer”, añadió. “Aunque hay dos cosas positivas: que el abdominal no le dolió y que puede aceptar la derrota, un mal día, y no irse para casa como pasaría en cualquier otro lado”.

Nadal se marchó al hotel dolido porque perdió sin competir, sin ser capaz de encontrar soluciones para darle la vuelta a un encuentro que jugó mal desde la primera pelota. Si algo acostumbra el campeón de 19 torneos del Grand Slam, si por algo se distingue, es por la capacidad que tiene de salir adelante incluso en los peores días, abriendo caminos que otros ni se imaginarían que existen. Por eso, Nadal insistió en encontrar “energía” para prepararse bien antes del enfrentamiento con Medvedev.

También Podría Interesarle: Nadal: “No He Estado Afinado”

“Hemos intentado hacerle ver que fue un partido malo, pero que lleva una temporada muy buena, con una gran inercia”, confesó Moyà. “Y que a pesar de lo que ocurrió en París, que le obligó a hacer una preparación que no era la esperada para estar aquí, lleva un año de muchas victorias. Si te paras a pensar es el primer partido que pierde desde Wimbledon”, recordó el balear. “Eso le tiene que ayudar a darse cuenta de que sigue siendo muy grande, de que tendrá opciones de ganar sus dos partidos para clasificarse”, añadió. “Obviamente, tiene que haber un cambio de juego, y también de actitud”, avisó el técnico.

De momento, Nadal tiene por delante a Medvedev, al que debe ganar para agarrarse al torneo, y a Stefanos Tsitsipas, que el lunes venció al ruso, en el último cruce de su grupo. Dos buenas pruebas para un momento difícil.

“Son dos partidos importantes, con rivales muy duros y en condiciones que no son las mejores para Rafa”, reconoció Moyà. “Además, ahora hay el mismo margen de error que en cualquier otro torneo normal: ninguno”, siguió. “Pero hay algo muy importante. Un jugador de su grandeza es capaz de darle la vuelta a todo esto”.

Más Historias como esta