© Getty Images/Matthew Stockman

Novak Djokovic celebra la victoria que le dio el Career Golden Masters en el Western & Southern Open 2018 en Cincinnati.

Jugadores De La Década: Novak Djokovic

ATPTour.com repasa el dominio del serbio en esta década

Para comenzar la sección del ‘Repaso de la década’, ATPTour.com destaca los mejores jugadores de la década. Hoy nos centramos en Novak Djokovic.

Si la década del 2000 fue cuando Roger Federer y Rafael Nadal pusieron los miembros para convertirse en dos de los mejores jugadores de todos los tiempos, la que se emprendió a partir de 2010 será recordada como una etapa en la que Novak Djokovic flexionó sus músculos para abrirse paso en un selecto grupo a tres bandas en la cima de este deporte.

Djokovic irrumpió en 2007, ganando sus dos primeros torneos ATP Masters 1000 y alcanzando el No. 3 del Ranking ATP. Al año siguiente, consiguió su primer Grand Slam en el Abierto de Australia.

Pero en los dos años siguientes, Djokovic parecía que no terminaba de explotar en los grandes partidos. Entre 2008 y 2009, se quedó con un registro de 3-5 en finales ATP Masters 1000 y llegó a un solo partido por el título en los Grand Slam. Y en el Ranking ATP su techo seguía siendo el No. 3.

El serbio, como el resto del circuito, no habían descubierto cómo derribar la consistencia de los mejores del mundo, particularmente Federer y Nadal. Pero todo cambió con el inicio de la nueva década, donde Djokovic aprendió antes que nadie e inició uno de las mejores décadas de la historia del tenis.

En febrero de 2011, después de ganar su segundo Abierto de Australia, Djokovic dio el salto al No. 2 del mundo. Si bien se celebró la hazaña, aún más a quién había dejado el serbio por el camino.

Antes de 2010, estaba 5-9 frente a Federer y 7-14 frente a Nadal en sus respectivos FedEx ATP Head2Head. Pero en el Abierto de Australia 2011, Djokovic cedió un solo set en todo el torneo para derrotar a Federer en tres sets en semifinales.

También Podría Interesarle: Resumen Del ATP Tour 2019
 

Su dominio frente a los mejores se convirtió en una tendencia en 2011 para culminar una de las mejores temporadas de los últimos tiempos. Djokovic empezó el año 41-0, ganando los títulos ATP Masters 1000 en Indian Wells y Miami, en su primer doblete americano, además de Madrid y Roma. Su primera derrota llegó en el mes de junio frente a Federer en las semifinales de Roland Garros.

Djokovic acabaría el año con 10 títulos (tres Grand Slam), un récord de 70-6 y su primera vez como No. 1 al final de la temporada. Frente a Federer y Nadal se quedó con un balance de 10-1 (4-1 vs Federer, 6-0 vs Nadal).

Tipsarevic

Djokovic, con su enorme capacidad defensiva y una elasticidad mayúscula, se había afianzado en el Top 2. Apoyado en uno de los mejores restos de todos los tiempos, el resto pudo neutralizar a los mejores sacadores y llevarse los intercambios desde el fondo.

Ganar al menos un Grand Slam y tres Masters 1000 por temporada se convirtió en algo habitual para el de Belgrado, que demostraba una fortaleza mental y determinación asombrosas.

Pero en 2015, Djokovic que había acabado el año como No. 1 en tres de los cuatro años anteriores, elevó aún más su nivel, y en algunas marcas comenzó a colocarse a la altura de Federer y Nadal.

Djokovic ganó seis Masters 1000 y también consiguió tres Grand Slam para elevar la cifra hasta la decena. Se convirtió en el tercer hombre en jugar todas las finales de Grand Slam en un mismo año en la Era Abierta (Laver, 1969; Federer, 2006, 2007 y 2009).

En 2015, Djokovic ganó 11 títulos 82 partidos, marcas que supusieron en ambos casos un récord en su carrera, además de terminar con su temporada más prolífica. El de Belgrado se convirtió en el primer jugador en ganar cuatro títulos consecutivos en las Nitto ATP Finals.

“Es una temporada memorable. No pudo decir que lo esperara, en absoluto. Pero siempre doy lo mejor y siempre me exijo más”, señaló Djokovic, que llegó a 15 finales en 16 torneos disputados. “Estoy convencido de que con esta dedicación al deporte, puedo conseguir más. Cuánto, no lo sé”.

Djokovic

Djokovic alcanzaría más la siguiente temporada. Derrotó a Murray para conseguir el ansiado título en Roland Garros, pasando a ser el octavo hombre en ganar todos los Grand Slam durante su carrera profesional y el tercero en conseguir los cuatro seguidos (Budge, 1938; Laver 1962, 1969).

Es uno de los momentos más bonitos que he tenido en mi carrera”, indicó Djokovic.

A mediados de 2016, no sólo mantenía un estado de forma excepcional, seguía mejorando y estableciendo récords a la vez que jugaba en la misma Era que Federer y Nadal, una hazaña que parecía muy poco probable cuando comenzó la década. Ni a nivel defensivo ni ofensivo había nadie mejor que Djokovic, que siempre estaba en el lugar adecuado.

Pero a partir de ahí, teniendo en cuenta el bagaje anterior de Djokovic, entró en un bache. Su pronta salida de Wimbledon 2016 y el Abierto de Australia 2017, un torneo que había ganado en seis ocasiones ya advirtió que algo no iba bien. ¿Falta de chispa después de ganar su primer Grand Slam en la carrera? ¿Una lesión en la sombra?

El tiempo dio la respuesta y fue a esta última pregunta. Djokovic acabó su temporada 2017 cinco meses antes y se sometió a su primera operación (codo derecho). Su regreso le llevó tiempo y en junio de 2018, dos años después de ganar el Grand Slam en la carrera, cayó hasta el No. 22.

Lo que vino después fue uno de los grandes regresos de la historia: Djokovic ganó su cuarto título en Wimbledon (v. a Anderson) y al mes siguiente se convirtió en el primer hombre en ganar el Career Golden Masters (todos los ATP Masters 1000) en el Western & Southern Open en Cincinnati (v. a Federer). Djokovic ganó todos los torneos Masters 1000 al menos una vez esta década.

Roger Federer and Novak Djokovic faced off in the 2018 Cincinnati final.

Acabó 2018 como el No. 1 al final de la temporada por quinta vez y saltó del No. 22 al No. 1, firmando la mayor remontada que ha protagonizado un jugador que termina un año en lo más alto del Ranking ATP.

En 2019, Djokovic añadió dos Grand Slam más a su palmarés (16 en total; 15 en esta década) y dos Masters 1000 más (34 en total; 29 en esta década). Su final en Wimbledon frente a Federer, en la que el serbio tuvo que salvar dos puntos de partido seguidos en el quinto set frente al saque del suizo, pasará como uno de los mejores partidos de todos los tiempos.

Diez años después de que Djokovic fuese el aspirante para sacar del Top 2 a Federer o Nadal, el serbio pasó a ser algo mucho más grande que eso hasta situarse en lo más alto por mucho tiempo. Tanto que ha pasado en el No. 1 un total de 275 semanas, a sólo 35 de la mayor marca de todos los tiempos que guarda Federer con 310.

Djokovic también domina ya el FedEx ATP Head2Head frente a Federer y Nadal. El debate sobre el mejor jugador de la historia, sin embargo, está lejos de su final. Los tres se encuentran con cinco temporadas finalizadas como No. 1, y Djokovic sigue por detrás en cantidad de títulos ganados en Grand Slam y Masters 1000.

¿Acabará el serbio como el mejor de todos los tiempos? Sólo el tiempo lo dirá.