© Corinne Dubreuil/ATP Tour

Benoit Paire, No. 18 del mundo en 2016, ocupa actualmente el puesto No. 56 en el Ranking ATP.

Entendiendo A Benoit Paire

Así es la mente del francés. "Quiero que la gente vaya a casa y diga: 'Oh, ¿viste lo que hizo Benoit?'.

Por encima de todo, Benoit Paire quiere que el mundo sepa una cosa sobre él: es humano.

El jueves cuando derrotó a Grigor Dimitrov para llegar a la tercera ronda del Abierto de Australia, el jugador de 32 años sonrió en el transcurso, pero también lloró en la entrevista en cancha. Al fin y al cabo, había acabado de asegurar su primer boleto a esta ronda de un major desde Wimbledon en 2019.

“Me siento muy feliz. Fue un buen partido hoy. [Durante] mucho tiempo no gané ningún partido en Slams”, dijo Paire. “Creo que mentalmente estuve muy bien hoy, así que estoy muy orgulloso de mí mismo”.

El francés sabe muy bien que es imperfecto y que sus días en la oficina no siempre han sido tan dulces. En 2021, Paire tuvo récord de 13-30 a nivel de gira. El ex No. 18 del mundo puede competir con algunos de los mejores jugadores del mundo en su día. Pero en algunas ocasiones, admite que no le alcanza ni física ni mentalmente.

En la mente de Paire, él no es diferente a nadie. Todo el mundo tiene días malos en la oficina, ¿verdad?

“Me gusta mucho el tenis. Me gusta mucho estar en la cancha. No me gusta practicar, pero me gusta estar en la cancha”, dijo Paire a ATPTour.com. “Me encanta el apoyo y la multitud y todo. Por eso para mí en este momento [durante la pandemia] fue un poco complicado jugar frente a un estadio vacío. Para mí, quizás sea un poco más difícil que [para] otros jugadores”.

Benoit Paire
Foto: Peter Staples/ATP Tour
A veces, la selección de tiros de Paire en la cancha roza lo inexplicable. El francés podría ser el único jugador en el ATP Tour que se siente más cómodo golpeando una volea a contra pique entre sus piernas que golpeando un tiro cruzado.

Y cuando Paire está en su mejor forma y esos tiros funcionan, a la multitud le encanta. Y no hay nada que Benoit ame más que hacer felices a los fans.

“Creo que la gente viene a verme solo por esto. Tengo que hacerlo, aunque falle. Tengo que probar. Creo que está bien. Aunque falle, quiero disfrutar y divertirme en la cancha. Eso es lo único que quiero”, dijo Paire. “Tengo una conexión con la gente. Quiero que la gente salga del estadio y quede feliz. Incluso si perdí el partido, quiero que la gente vaya a casa y diga: ‘Oh, ¿viste lo que hizo Benoit? ¡Fue una locura o quiero probarlo!’ Eso es lo que me gusta”.

Aparte de los golpes de derecha y de revés, Paire será el primero en admitir que pierde la concentración con más frecuencia que la mayoría. En esos “malos días”, eso es aún más claro.

“A algunas personas les gusto, y algunas personas realmente me odian. Las personas a las que les gusto, dicen: ‘Está bien’. Las personas que disfrutan jugando solo una vez a la semana: ‘Está bien, a todos nos gusta Benoit. Nos gusta disfrutar, nos tomamos una cerveza después del partido’”, dijo Paire. “La mayoría de la gente dice: ‘Está bien, no es lo suficientemente serio como para ser un tenista profesional, no piensa lo suficiente en el tenis’. Pero, ¿qué puedo decir? Es mi vida”.

Paire no le pide a la gente que acepte cada uno de sus movimientos. Pero le gustaría que los fans mantuvieran las cosas en perspectiva.

“Creo que la gente a veces olvida que solo somos humanos”, dijo Paire. “Simplemente nos gusta disfrutar de la vida. Simplemente nos gusta estar en familia. Nos gusta visitar un poco el país. Para mí, así soy yo”.

Una forma en que Paire se diferencia no tiene nada que ver con su tenis. Ha cambiado el color de su cabello varias veces a lo largo de los años. En este momento, tiene su típico color oscuro. De vez en cuando, se volverá rubio. A veces va con algo diferente, como el rosa.

“[Soy] como cualquier persona. Cuando quieres, haces algo. Para mí, es lo mismo. El problema para mí es que está en la televisión y todo el mundo lo sabe. Esa es la diferencia. La gente hace lo mismo en casa, pero para ellos no hay impacto”, dijo Paire. “Para mí, la diferencia es que cuando me pinto el pelo de rubio o algo así y llego a Roland Garros, la gente dice: ‘Vale, está loco. Cambió su cabello’. Pero eso es lo que me gusta. Me lo pinté de rosa un día y realmente lo disfruté”.

Benoit Paire
Foto: Corinne Dubreuil/ATP Tour
Según Paire, casi todas las personas con las que se encuentra le hacen la misma pregunta: ‘Benoit, ¿por qué tienes una barba tan grande?’. La verdad es que el francés dice que no sabe. Pero como es una figura pública, se le pide más que a la mayoría.

“Honestamente, estar en la televisión no es un problema para mí. Me gusta”, dijo Paire. “Tengo algunas personas que son fans míos, así que yo realmente lo disfruto. No puedo quejarme de eso. No tengo ningún problema en estar en televisión y cambiar mi color de cabello, no hay problema”.

De hecho, Paire acepta eso. No se ve a sí mismo como una celebridad. Si alguien con quien se encuentra al azar en la calle es amable con él, ¿por qué él no sería amable también?

“Si quieres saludarme y tomarte una foto conmigo, nunca diré que no”, dijo Paire. “¿Por qué? Soy normal”.

El día perfecto de Paire no tiene nada que ver con el tenis. Si Benoit se saliera con la suya, jugaría fútbol con amigos, tomaría Aperol después del trabajo y luego haría una parrillada con sus amigos (comería una hamburguesa). “Como lo hace la gente normal”, dijo.

El francés tampoco filtra lo que pone en sus redes sociales. Si está en la piscina relajándose con una bebida, no tiene miedo de publicarlo. Paire quiere que los fans lo vean tal como es.

“La gente me ve a veces demasiado relajado y disfrutando demasiado de la vida y dicen que es porque hiciste una fiesta o bebiste vino tinto o una cerveza. Por eso perdiste en el tenis. No”, dijo Paire. “Para mí, si no hago esto, seguro que voy a perder porque no me siento bien. Gané tres títulos, fui el número 18 del mundo. Soy tenista”.

“Estoy más concentrado en mi tenis cuando es un torneo. No hago una fiesta antes de mi partido o algo así. Pero me gusta ser como un ser humano normal que visita un país o una ciudad diferente”.

Paire estaría feliz de permanecer en el deporte después de que termine su carrera como jugador. Es cierto que primero le gustaría al menos un par de años libre. Pero el francés puede imaginarse en el Tour como entrenador.

“Si alguien necesita ayuda y viene a verme y es un buen proyecto, ¿por qué no?”. dijo Paire. “Me gusta el tenis, ¿por qué no estar en el Tour? Lo único es que tal vez seré demasiado estricto. Seré lo opuesto a [la forma en que soy ahora]. Veamos”.

Por ahora, Paire se concentrará en su partido de tercera ronda en el Abierto de Australia contra el cuarto sembrado Stefanos Tsitsipas, el sábado en Melbourne. El francés hará todo lo posible por darle un espectáculo a la multitud. Seguro que será él mismo.

“Soy como tú y quiero demostrar que soy como tú”, dijo Paire. “No es porque soy tenista y gané dinero y torneos que no soy como tú. Soy exactamente como tú”.

Más Historias como esta