© Cedric Lecocq / FFT

Roberto Bautista Agut, junto a su entrenador Pepe Vendrell, en el Rolex Paris Masters.

“Bautista Merece Poder Disfrutar Esta Situación”

Pepe Vendrell y Tomás Carbonell, entrenadores de Bautista Agut, analizan su temporada y opciones para estar en las Nitto ATP Finals

“Rober, en 2013 vinimos a jugar la previa y este año estás peleando por jugar el Masters [ATP Finals]”. Es el mensaje que Pepe Vendrell trata de grabar a fuego en la cabeza de Roberto Bautista Agut, que en esta edición llega al Rolex Paris Masters con la posibilidad de poder clasificarse por primera vez en su carrera a las Nitto ATP Finals, que se disputarán en Londres del 10 al 17 de noviembre.

Estar entre los ocho mejores jugadores del mundo es un sueño que puede depender de sí mismo, si es capaz de culminar una actuación sobresaliente en el último ATP Masters 1000 de la temporada. No obstante, el español se encuentra a sólo 130 puntos de Matteo Berrettini, que es quien marca la clasificación en la octava plaza de la ATP Carrera a Londres, y a 325 puntos de Alexander Zverev, que es séptimo.

Y es que sólo restan dos plazas libres para las Nitto ATP Finals, después de que Rafael Nadal, Novak Djokovic, Roger Federer, Daniil Medvedev, Dominic Thiem y Stefanos Tsitsipas aseguraran su billete para el O2. “Le transmito un mensaje de que no se exija demasiado”, añade Tomás Carbonell, que junto a Vendrell acompaña desde el banquillo a Bautista Agut.

Bautista

“La situación en la que está es muy ilusionante, pero a la vez muy estresante”, continúa Carbonell. “Si la presión de estos momentos por una ilusión de toda una vida es capaz de dominarle, no tendrá nada para competir. Entonces hay que aceptar los nervios y una serie de cosas, pero abrazando esa situación, porque al final es lo que ha querido toda su vida: luchar por estar en Londres”.

El castellonense recibe un mensaje de tranquilidad en todo momento de su entorno. La temporada es impecable y estar en las Nitto ATP Finals sería el premio al trabajo de muchos años. “Mi mensaje es siempre que disfrute de esta oportunidad. Es una situación nueva para él, pero como todas las que hemos tenido antes, hay que afrontarlas, vivirlas y aplicar mucha comprensión para aprender de cara al futuro”, indica Vendrell. “Rober merece poder disfrutar de esta situación”.

El año de Bautista Agut acumula una carga de 60 partidos, con un récord de victorias y derrotas de 40-20. Pero sobre todo el título en el Qatar ExxonMobil Open de Doha, las semifinales en Wimbledon, los cuartos de final en el Abierto de Australia y en los ATP Masters 1000 de Miami, Canadá y Cincinnati le han dado la posibilidad de llegar a estas alturas de la temporada con opciones plenas de clasificarse entre los ocho mejores del año.

También Podría Interesarle: Nadal vs Djokovic: Más Allá De La Rivalidad

Estar en Londres sería la guinda del pastel, pero su equipo prefiere no ponerle más presión de la necesaria. “Si tienes la sensación de que es el último tren, no te ayuda a tener la tranquilidad de poder sacar lo mejor que tienes”, señala Vendrell. “Espero que en los próximos años se divierta mucho en el circuito porque creo que tiene el nivel para poder hacerlo. Estar siempre abierto a ir mejorando, es muy importante. Creo que nosotros lo hablamos mucho: no podemos dormirnos y hay que aprender. Creo que eso le ha permitido llegar dónde está”.

La realidad es que Bautista Agut está en una situación de privilegio y, actualmente, la novena posición le daría plaza para ser el primer reserva en Londres. A su alrededor, además de Zverev y Berrettini, por detrás tiene jugadores como Gael Monfils, David Goffin, Fabio Fognini o Diego Schwartzman, que también aterrizan en París con opciones de clasificación.

“El objetivo es mejorar cada año, pero para un jugador con 31 años que se le da esta oportunidad por primera vez y cuando en realidad para mucha gente es inesperado, genera estrés. Detrás tienes gente muy buena, que aprieta mucho”, revela Carbonell sobre la situación que atraviesa en la última semana de la temporada regular.

Y en ese sentido, Vendrell que conoce bien a Bautista transmite un mensaje de calma. “Lo veo tranquilo, comprensivo y con un punto de madurez bonito, sabiendo que hay cosas importantes en juego pero intentando mantenerse en lo suyo”, confiesa. “No es un tipo que cambie mucho. Unas veces está más nervioso, otras menos, pero está siempre en niveles muy parejos”.

Después de firmar los cuartos de final en Basilea, este domingo ya probó la pista central de París en un entrenamiento con el defensor de la corona Karen Khachanov. “Ha entrenado bien, jugando a buena velocidad y tiene ganas de afrontar lo que queda”, aseguran sus entrenadores. Bautista ya está preparado para el penúltimo reto del año y espera rival: el australiano Alex de Miñaur o el serbio Laslo Djere.

banner paris