© Nicolas Gouhier / FFT

Rafael Nadal durante un entrenamiento previo a su estreno en el Rolex Paris Masters este próximo miércoles.

Nadal Contra Su Kriptonita

El español persigue su primer título en el Rolex Paris Masters

Narran las aventuras de ficción la existencia de un mineral para desactivar los poderes de Superman: la kriptonita. Si se traslada al universo del tenis, Rafael Nadal, el mejor jugador de 2019 según la ATP Carrera a Londres, también tiene un ecosistema donde su juego no ha lucido con tanto brillo como en el resto de escenario del circuito: la pista dura cubierta. Ese es el marco que encontrará en el Rolex Paris Masters, su próximo objetivo que empieza este miércoles frente a Adrian Mannarino.

El laureado palmarés del español, con 84 títulos ATP Tour, contempla únicamente una corona en la misma superficie en la que se disputa el ATP Masters 1000 de París. Y hace 15 temporadas de aquel éxito. Fue en el Mutua Madrid Open 2005. Desde entonces su relación con la pista rápida indoor ha sido ingrata, aún más en una época del año donde la acumulación de partidos le ha impedido en muchas ocasiones llegar en condiciones para competir al máximo nivel. “Esa es la realidad, esconderla sería engañarse a uno mismo y a la gente”, reconoce el propio Nadal.

Apenas seis participaciones en París-Bercy lucen en su historial y en dos de ellas ni siquiera pudo terminar. En 2008 se retiró por lesión en cuartos de final frente a Nikolay Davydenko y hace dos temporadas, en su última visita al AccorHotels Arena, no saltó a la pista frente a Filip Krajinovic (w.o) también en cuartos de final. Eso sí, en 2007 tuvo la oportunidad de pelear por el título, que se le acabó escapando frente al argentino David Nalbandian.

Paradojas del destino, todo esto ocurre en la misma ciudad que tantas alegrías le ha concedido cinco meses antes en Roland Garros. “Todo el mundo sabe que es la ciudad más importante en mi carrera, así que me encanta estar en París”, afirma el español antes de encarar su séptima participación en Bercy. “Es un torneo importante porque es un ATP Masters 1000. Además de ser en una superficie complicada, es un torneo donde he llegado muchas veces sin poder estar en condiciones de terminarlo. Es un torneo que no se me ha dado bien por diferentes situaciones, pero no es que tenga malas sensaciones”.

También Podría Interesarle: Moyà: “Rafa Llega A París En Buenas Condiciones Físicas Y Mentales”

Desde dentro del vestuario el sentimiento es compartido. La explicación es la misma que argumenta el español. Así lo relataba Carlos Moyà en una entrevista reciente con ATPTour.com: “Se han dado muchos condicionantes, sobre todo, el momento del año. La mayoría de las temporadas se ha presentado en París con muy poco descanso, con muchos partidos y físicamente sin estar en las mejores condiciones. De hecho, desde que llegué al equipo en las dos últimas ediciones fue así”, recuerda ante la retirada en 2017 y la ausencia en 2018.

Además, otro de los compañeros que mejor conoce a Nadal dentro del circuito como Marc López añade una circunstancia más a la ‘sequía’ en uno de los tres escenarios ATP Masters 1000 donde el manacorense no ha logrado ganar aún, junto a Miami y Shanghái. “Es un torneo en el que la pista es la que peor le puede ir y la que mejor le va a sus rivales más directos como Federer o Djokovic”, señala el catalán. “Además se da la circunstancia de que se juega a final de temporada, que no le beneficia, porque como se ha podido ver durante estos años siempre llega lesionado o bastante cansado de la cantidad de partidos que juega”.

Pista dura cubierta y agotamiento físico son los dos muros que debe escalar Nadal en el sprint final de la temporada. Tanto en París como en Londres (Nitto ATP Finals). “Espero que pueda lograrlo como todo lo que ha conseguido, sorprendiendo a todo el mundo. Es una superficie bastante rápida, la bola corre bastante y a él no le beneficia mucho, pero creo que le irá bien y ganará algún año”, pronostica López.

“Está claro que la pista cubierta es la superficie en la que he tenido menos oportunidades”, asiente Nadal. “Es una cuestión de intentar llegar fresco, de darme la oportunidad de competir bien y creo que estoy dando los pasos adecuados para intentar estar en una situación de ser competitivo al 100% el miércoles. Ese es mi objetivo principal”.

Antes de abrir fuego frente a Mannarino, acumula kilómetros de rodaje en las pistas de entrenamiento con Novak Djokovic, David Goffin, Hubert Hurkacz o Egor Gerasimov. Y quien más cerca está de sus golpes diarios lo tiene claro: “Este año está llegando bien. Veremos si podemos llegar en condiciones tanto aquí como en Londres”. Son palabras de Moyà. Las mismas que lanzan un mensaje de tranquilidad para esta edición. “A priori llega en buenas condiciones físicas y mentales”. Este miércoles Nadal se pondrá de nuevo a prueba ante su kriptonita.

banner paris