© Dean Mouhtaropoulos/Getty Images

Diego Schwartzman busca su primera clasificación para las Nitto ATP Finals.

Schwartzman, Objetivo Londres

El argentino busca esta semana su primera clasificación para las Nitto ATP Finals

Nada más y nada menos que su primera clasificación para las Nitto ATP Finals de Londres. Eso se juega Diego Schwartzman esta semana en el Rolex Paris Masters, donde debutará ante Richard Gasquet o Taylor Fritz.

En las últimas semanas, el argentino llegó a su primera final ATP Masters 1000 en Roma, alcanzó las semifinales en Roland Garros y también peleó por el título en Colonia 2, cayendo ante Alexander Zverev.

“Sería muy especial estar en Londres”, dijo Schwartzman a ATPTour.com antes de debutar en París. “A principio de año mi objetivo era poder ser Top 10. Esta temporada comencé muy bien, y era una de las metas. Luego me lesioné, vino la pandemia y cuando regresé después del parón no logré buenos resultados”, añadió. “Tras algunas remontadas en Roma, lo que me ayudó a jugar cada vez mejor y hacerlo bien en torneos grandes, pude lograrlo. A partir de ahí, está claro que mi nuevo objetivo es llegar a Londres. Era algo que no pensaba hace unos meses, pero ahora es lo único que tengo en la cabeza”.

Ahora mismo, solo queda una plaza individual disponible para las Nitto ATP Finals después de que Rublev ganara Viena el domingo. El siguiente es Schwartzman, que busca avanzar por primera vez al torneo broche de temporada. El italiano Matteo Berrettini, debutante en The O2 el año pasado, se encuentra a 210 puntos del argentino.

“Tengo menos presión que mis perseguidores por la diferencia de puntos”, dijo el Schwartzman. “A ellos les debe ir bien, y además esperar que yo no gane partidos. Tengo que seguir jugando bien, como las últimas semanas. Eso es lo más importante: estar listo para jugar el primer día y luego ver qué pasa. No puedo pensar en los demás, pero sí en lo que está en mi mano”.

También Podría Interesarle: Feliciano: “Para Mí Es Un Regalo Jugar Contra Rafa”

Asentado en el Top 10, Schwartzman ya sabe la diferencia que existe entre ese grupo de 10 jugadores y el resto porque lo ha vivido en primera persona después de romper la barrera y ganarse una plaza privilegiada entre los mejores del mundo.

“La diferencia es llegar a cuartos de final de un Grand Slam y ganarle a uno de los Top 5 en esa ronda”, reconoció el argentino. “Ahí estaban los puntos que me faltaban. O ganar las semifinales de un Masters 1000. Era esa la diferencia de puntos que me faltaba, simplemente dos partidos en esas rondas de esos torneos son 500 o 600 puntos. Es lo que me faltaba para poder ser Top 10. Yo había logrado ganarle a muchos de esos jugadores, pero nunca en esas rondas de esos torneos. Lo pude lograr en Roma, y también en Roland Garros”, dijo Schwartzman, que consiguió muchos beneficios de esas victorias.

“No solo es confianza, es el respeto que puedes despertar en tus rivales”, aseguró el argentino. "Ganar a un jugador así en tierra batida [Nadal], y luego derrotar también a Thiem en Roland Garros, provoca que los rivales tengan más respeto hacia a ti y también más dudas. Todo eso provoca unas condiciones a la hora de jugar que te favorece”.