© Fotojump/Rio Open

Carlos Alcaraz celebra un punto con su banquillo en su partido de segunda ronda del Rio Open presented by Claro.

Alcaraz: “Me Llevo Un Aprendizaje Muy Grande”

El español de 16 años valora su paso por Río tras caer en segunda ronda

Carlos Alcaraz se despidió de su primera aventura en el cuadro final de un torneo ATP Tour este miércoles, tras caer en segunda ronda del Rio Open presented by Claro ante Federico Coria por 6-4, 4-6, 6-4 en dos horas y 17 minutos. Pero se lleva la mochila cargada de experiencia, además de energía y confianza renovadas para afrontar el resto de la temporada.

Y es que a sus 16 años no sólo sorprende su madurez en la pista, si no también en sus palabras. “Ha sido una gran experiencia poder jugar contra estos jugadores y me llevo un aprendizaje muy grande para los siguientes torneos”, señaló el español que el pasado lunes firmó su primera victoria ATP Tour después de derrotar al No. 41 del mundo Albert Ramos Viñolas.

“Ha sido una gran semana”, continuó su análisis el murciano que el próximo lunes escalará casi 100 posiciones en el FedEx Ranking ATP hasta las puertas del Top 300. “Hoy también ha sido positivo porque de las derrotas se aprende, más que de las victorias. Me llevo un aprendizaje y espero que me sirva para los siguientes torneos”.

Alcaraz se marcha de Río como el jugador español más joven en firmar su primer triunfo en el circuito ATP tras Rafael Nadal, que lo hizo con 15 años. Asimismo, a sus 16 años y 8 meses se convirtió en el jugador más joven en ganar un partido en la historia de los ATP 500 (desde 2009) y en el jugador de menor edad en ganar en el ATP Tour desde que lo hizo Cristian Garín en Viña del Mar 2013, con 16 años y 7 meses.

También Podría Interesarle: Nadal, Robredo Y Alcaraz: Talentos Precoces

“Siento que puedo jugar contra rivales de este nivel, tanto físicamente como mentalmente”, confesó el español tras caer ante el argentino Coria. “Fue un partido intenso, en el que mi rival ha jugado bastante bien. Le doy la enhorabuena y suerte para la siguiente ronda”.

Pero también se detiene a hacer autocrítica. La falta de experiencia en este tipo de partidos le pasó factura: “No he podido dar mi nivel desde el principio, he empezado un poco nervioso con más fallos de la cuenta, un poco acelerado y al final con gente así se termina pagando. Si no estás desde el principio, pierdes un set y vas a remolque todo el partido. La próxima vez tendré que estar alerta desde el principio”.

Más allá del aprendizaje en la pista, en su banquillo cuenta con la figura de un ex No. 1 del mundo como Juan Carlos Ferrero, un plus con el que no pueden contar muchos de sus rivales. “Es un gran lujo poder trabajar con un entrenador que ha sido número uno del mundo. Aporta cosas que otros no pueden, estoy muy contento de que forme parte de mi equipo”, cerró la nueva esperanza del tenis español.

Más Historias como esta