© Getty Images

El sexto título de Roger Federer en las Nitto ATP Finals en 2011 sigue siendo un récord a día de hoy.

El 6º Título De Federer: Uno De Sus “Mayores Logros”

El suizo fue el primer jugador en ganar seis títulos, tras imponerse en 2011

Hace una década, las cosas no pintaban demasiado bien para Roger Federer.

Cuando cumplió 30 años en agosto, aún no había conseguido ningún título en 2011. Federer había caído en semifinales del Abierto de Australia ante Novak Djokovic, mientras que Rafael Nadal lo había superado en la final de Roland Garros y Jo-Wilfried Tsonga en cuartos de final del escenario que más éxito le había concedido, Wimbledon. Y, además, lo hizo de una manera dolorosa ante el francés, en cinco sets tras haber ganado los dos primeros.

Ocurrió exactamente lo mismo en las semifinales del US Open, cuando Djokovic fue capaz de darle la vuelta a dos sets en contra ante el suizo. Por primera vez desde 2002, Federer terminaba una temporada sin haber ganado, al menos, un Grand Slam. La tendencia era preocupante y los rumores de que no era el campeón de antaño empezaban a aflorar.

No había de qué preocuparse. Volvió a casa en Basilea, Suiza, donde recuperó su genética ganadora. Se quedó 10 de los 11 sets que disputó para batir a Andy Roddick, Stan Wawrinka y Kei Nishikori y quedarse la corona de campeón, la quinta en este torneo. Una semana más tarde, Federer volvió a levantar un nuevo título. Esta vez en el ATP Masters 1000 de París, al ganar los 10 sets que encaró, los últimos dos frente a Tsonga.

Así, Federer se presentó en las Nitto ATP Finals en un gran estado de forma en el último suspiro del año, en busca de levantar su sexta corona en el torneo de final de temporada. No obstante, el indiscutible favorito era Djokovic, que había firmado un memorable curso en 2011, ganando tres Grand Slam y cuatro ATP Masters 1000. El serbio había acumulado el doble de puntos del cuarto cabeza de serie Federer y tenía un gran colchón respecto al No. 2 Nadal y al No. 3 Murray.

El Grupo B quedó enmarcado con Federer, Nadal, Tsonga y Mardy Fish. El español, que acumulaba un récord de 30-11 frente al resto de los rivales del grupo, era el líder, seguido por Federer (20-21). Además, Nadal contaba con un récord cara a cara ante Federer de 17-8, además de haberle derrotado las tres veces en las que se midieron en 2011.

Nada más lejos de la realidad. Federer se sintió muy cómodo en el O2 de Londres. En la segunda edición del torneo en Gran Bretaña (2010) se había quedado el título, sumando cinco en este torneo, tras derrotar a Nadal en un enorme partido a tres sets. Considerado por muchos como el mejor jugador de todos los tiempos en pista cubierta, Federer exhibió una vez más un repertorio que lo situó nuevamente como candidato a defender su corona.

El día de su estreno, Federer batió a Tsonga por segundo domingo consecutivo con un resultado de 6-2, 2-6, 6-4. Dos días más tarde, dejó atrás la desventaja que dictaba el cara a cara, para derrotar a Nadal por 6-3, 6-0. Mientras que otro nuevo triunfo en tres mangas ante Fish eran su carta de presentación antes de las semifinales.

Su siguiente rival fue David Ferrer, que fue la gran revelación del Grupo A, tras superar a Murray, Djokovic y Tomas Berdych. Pero el suizo despachó al español en dos mangas, citándose una vez más con Tsonga por tercer domingo seguido.

Roger Federer
Foto: Adrian Dennis/AFP/Getty Images

El 27 de noviembre fue la final: Federer se impuso por 6-3, 6-7(6), 6-3. Fue la final ATP número 100 para el maestro suizo y su título No. 70. El alcalde de Londres Boris Johnson y la estrella del Real Madrid Cristiano Ronaldo estuvieron presentes en un abarrotado O2.

“Es muy especial”, dijo Federer tras el partido. “He intentado bloquearlo durante todo el torneo, todo el tiempo que he estado aquí en Londres. Sólo he intentado recuperarme en Basilea y París y esperaba superar la fase de grupos”.

“Me sentí muy aliviado. Tengo ganas de ir a la playa, estoy agotado”.

No solo Federer se convirtió en el campeón más veterano, superando a Illie Nastase por un año, sino que rompió el triple empate que tenía con Ivan Lendl (1981-82, 1985-87) y Pete Sampras (1991, 1994, 1996-97, 1999) para convertirse en el primer campeón con seis títulos en el torneo.

Djokovic intentará igualar esta marca este año en el Pala Alpitour de Turín (Italia).

ATP Heritage: Milestones. Records. Legends.

Federer, que ha ganado en 2003, 2004, 2006, 2007, 20210 y 2011, logró sus seis trofeos en nueve años. Sus 59 victorias, en tres continentes diferentes, es otro récord que supera a Djokovic, que presenta 38. Hasta la fecha, se ha clasificado en 17 ocasiones, incluyendo 14 consecutivas entre 2002 y 2015. La victoria sobre Tsonga le permitió elevarse hasta el No. 3 del ranking, para firmar su noveno año seguido terminando en el Top 3.

Su récord es de 59-17, jugando frente a los mejores del mundo, lo que significa un porcentaje de éxito del 78 por ciento, superado únicamente por el 80 por ciento que tiene Lenld (39-10) y por delante de otras leyendas como Sampras (71 por ciento), Djokovic (70 por ciento) y Nadal (56 por ciento).

Después de un inicio de año sin alcanzar las -elevadas- expectativas, Federer ganó sus últimos 17 partidos en 2011.

“Este es, de nuevo, un increíble final de temporada”, señaló. “Nunca había terminado tan fuerte”.

“Así que ahora por fin he podido ganar el sexto título World Tour Finals. Es una sensación increíble. Sé que es uno de mis mayores logros”.

Más Historias como esta