© Peter Staples/ATP Tour

Roger Federer superó su estreno en Roland Garros sin ceder ni un set.

Federer Y La Cuadratura Del Círculo

El suizo debutó en Roland Garros en 1999, ganó el título en 2009 y volvió a participar en 2019

20 años después de debutar en Roland Garros, Roger Federer se regaló este domingo una nueva victoria en París. Tras cuatro temporadas sin jugar en el segundo Grand Slam de la temporada, el suizo regresó para vencer 6-2, 6-3 y 6-4 a Lorenzo Sonego, sellando así su pase a la segunda ronda y demostrando que su longevidad es de otro mundo.

“Siempre me ha gustado jugar aquí”, reconoció el suizo. “Es el Grand Slam que está más cerca de mi casa en Basilea, es fácil venir en coche o en tren hasta aquí”, prosiguió. “Jugué el torneo júnior en 1998 y me dieron una invitación en 1999, hace 20 años”, recordó. “Me enfrenté a Pat Rafter en la Suzanne Lenglen. Hasta entonces, seguía Roland Garros por televisión, y un día formé parte de la trama, siendo capaz de ganar hace 10 años. Eso fue un sueño hecho realidad”.

En 1999, la organización de Roland Garros tomó la decisión de invitar a Federer al cuadro final de torneo. Por aquel entonces, el suizo ya destacaba como promesa del circuito, y la recompensa fue disputar el torneo sin necesidad de pasar la fase previa. Y su rival para debutar fue nada más y nada menos que Patrick Rafter, No. 5 del mundo.

“Estaba muy feliz de jugar contra Rafter, que era uno de los jugadores más populares de la gira. Tenía aura, era agradable, jugaba limpio”, aseguró Federer sobre el australiano. “Fue genial poder medirme con él en la Suzanne Lenglen, en lugar de en la pisa 23. Yo quería jugar en una pista grande y disputé un buen partido. Fue una gran experiencia para mí”.

También Podría Interesarle: Federer Regresa A Roland Garros Con Victoria

10 años después, todo cambió para Federer en la misma tierra batida de París.

En 2009, Federer completó el Grand Slam alzándose campeón en Roland Garros, superando a Robin Soderling en la final. Fue la cuadratura del círculo: después de mucho tiempo persiguiéndolo, con tres finales perdidas (2006, 2007 y 2008),

“Después de que Rafa perdiese comenzaron las expectativas”, dijo Federer, recordando la derrota de Nadal en octavos contra Soderling, la primera tras cuatro años seguidos ganando el título. “Fue cuando los periodistas empezaron a decir que era ese año o nunca”, reconoció. “Los siguientes nueve o 10 días me parecieron una eternidad. Soderling había derrotado a Rafa y, de hecho, me ganó el año siguiente. Yo sabía que en lugar de que el torneo se volviese más fácil, sería más difícil debido a la presión”, añadió. “Fue interesante y me siento orgulloso de haber podido manejar esa presión”.

Por eso, el regreso del suizo en 2019 marca un momento muy especial: hace 20 años, Federer debutó en Roland Garros; hace 10 lo ganó y ahora; pasados otros 10, ha vuelto a jugar. La cuadratura del círculo.

Más Historias como esta