© Getty Images

Federico Coria obtuvo ante el No. 26 Benoit Paire en 2R de Roland Garros 2020 la mejor victoria de su carrera por ranking.

Coria: “Tuve Que Pasar Por Muchas Cosas Para Tener La Fortaleza De Ahora”

El argentino reflexiona sobre su camino lleno de altibajos y obstáculos para llegar a brillar en Roland Garros.

Federico Coria personifica muchos de los miedos que pueden tener tenistas en todos los niveles de nuestro deporte: miedo a los sueños inconclusos, a la escasez de dinero que impide seguir compitiendo, a no estar a la altura del legado familiar —en su caso, de su hermano mayor Guillermo Coria—, a decepcionar los augurios que inspira el talento, al dolor de las derrotas y a las responsabilidades del éxito. En fin. Pero ‘Fefo’ también representa a esos pocos que, a pesar de todas las dificultades y contra todo pronóstico, terminó sobreponiéndose.

“El primer paso es reconocer los miedos”, aseguró Federico tras conseguir su primera clasificación a una tercera ronda de Grand Slam. “Soy un chico que no confía en sí mismo, que me cuesta creérmela. Tuve una carrera en la que fue muy difícil avanzar y que jugué Features hasta los 25 años porque me costó mucho salir de ese nivel mientras otros de mi camada de 1992 iban progresando más rápido. Por eso no puedo creer lo que está pasando: que un chico como yo esté en tercera ronda de Roland Garros”.

“Ojalá que otros tomen mi caso para creérsela, ojalá que pueda influenciar a un montón de chicos con mi personalidad”, recalca el diestro de 28 años. “Supongo que tuve que pasar por un montón de cosas para tener la fortaleza y las ganas que tengo hoy, que me hacen querer correr todas, aprovechar y disfrutar”.

También Podría Interesarle: Coria Vuelve A Ganar En París Y Supera Marca De Su Hermano Guillermo

No fue fácil llegar hasta aquí para Federico, diez años menor que su hermano Guillermo, ex No. 3 del FedEx ATP Ranking. Por las comparaciones con él, por la falta de resultados y, en consecuencia, de dinero. Entre otros factores. Incluso a los 16 años estuvo nueve meses sin competir, desmotivado, cansado de la presión externa y de la propia. Volvió a encarrilarse. Pero los obstáculos nunca desaparecieron. Incluso hace poco más de un año llegó a considerar el retiro definitivo.

“En marzo de 2019, no podía pagar nada”, confiesa el diestro de 28 años. “Era un desastre, no me daba la cuenta para ir a jugar a ninguna gira. Los números estaban en rojo. El tenis te va diciendo: ‘Flaco, ya está, dedícate a otra cosa porque ya no va’. Por eso estuve muy cerca de alejarme”.

Federico se dio una última oportunidad. Se apoyó en su familia, su equipo, su novia, sus amigos. Y los resultados le fueron devolviendo la fe por sí mismo. Un mes después de que consideró dejar de jugar, ganó en Savannah su primer título en el ATP Challenger Tour (v. a Lorenzi en la final). Y los resultados en este circuito (disputó tres finales más) le permitieron quedar muy cerca del Top-100 a final de año.

Aun así, los miedos no se esfumaron del todo. Y para disputar el Abierto de Australia al principio de este año (cayó en 2R de la fase previa) decidió acudir al sicólogo Pablo Pécora, quien había ayudado al ex campeón de Roland Garros Gastón Gaudio en su carrera. “Ya habíamos trabajado antes pero lo volví a llamar para que me ayudara a exteriorizar dudas y un montón de miedos, porque cuando fui avanzando en el ranking, tuve pánico de venir a estos torneos, de cómo iba a ser. Sentí que necesitaba un plus en ese sentido”, confiesa el No. 99 del mundo.

Incluso el miedo lo persiguió hasta Roland Garros 2020. Cuando lo llamaron para enfrentar al No. 26 Benoit Paire en segunda ronda, aumentó la ansiedad. ‘No se puede creer los nervios que te genera esto’, le dijo su amigo y referente Diego Schwartzman, a su lado en el vestuario. Pero una vez en la pista se abstrajo. Del pánico escénico, del público apoyando al rival, de su constante impulso de querer jugar como lo hacía su hermano Guillermo. Y así, siendo él mismo, pudo sumar la victoria más importante de su carrera por ranking.

Leer más: Federico Coria: "Llegué a pensar en cambiarme el apellido"

“Yo no soy un jugador de grandes condiciones. Sí tengo mucha hambre. Tengo 28 años pero las ganas de uno de 18”, aseguró tras ganar en cuatro sets para citarse con el italiano Jannik Sinner por un cupo en octavos de Roland Garros. “Me siento con una cabeza madura, pero rejuvenecido. Me estoy animando a sacar pecho, y así estoy rompiendo un montón de barreras mentales con mi personalidad”.

Suena a que todo lo que venga es ganancia, porque no hace mucho estuvo tentado a bajar definitivamente los brazos. Ahora, más allá de resultados, se trata de disfrutar y seguir superándose mentalmente. “Solo estoy intentando confiar en mí”.

¿SabíasQue…?
Antes de 2020, Federico Coria tenía récord de 1-1 en cuadros principales de torneos del ATP Tour (ganó su primer partido en Lyon 2018 como Lucky Loser). Ahora el argentino tiene récord de 7-6 en su carrera a nivel de gira.

Más Historias como esta