© Shaun Botterill/Getty Images

Cristian Garín tiene un balance de 15-3 en 2020 sobre tierra batida.

Garín No Frena En París

El chileno jugará la tercera ronda tras derrotar a Marc Polmans en cuatro sets

Cristian Garín sigue intratable sobre tierra batida. El jueves, el chileno mejoró a 15-3 su récord sobre la superficie en este 2020 al derrotar 6-7 (5), 6-2, 7-6(3), 6-4 a Marc Polmans.

“Necesitaba ganar este partido y seguir sumando confianza”, dijo el chileno. “En tierra he tenido mis mejores resultados. Obviamente, me ilusiona cada vez que llega Roland Garros la opción de hacerlo bien. Me gusta ir paso a paso, partido a partido. Soy una persona que cuando ve más allá, pierdo la concentración fácilmente. He aprendido con el tiempo a tomármelo con calma”.

Garín, campeón de dos títulos ATP Tour este año sobre tierra, en el Córdoba Open (Argentina) y en el ATP 500 de Río de Janeiro (Brasil), mostró una gran fortaleza física para darle la vuelta al partido frente al australiano, que accedió al cuadro final de Roland Garros en condición de lucky loser.

Así, y tras perder el primer set en el desempate, Garín se puso manos a la obra para conseguir una remontada que le costó un buen esfuerzo. Aunque el segundo parcial se lo llevó por la vía rápida, cediendo solo dos juegos, el tercero le exigió superar un 5-3 de Polmans, que con un break se hizo con el control para amenazar la victoria del chileno.

También Podría Interesarle: Ruud & Garín: Los Mejores En Tierra En 2020

Garín, sin embargo, anuló esa rotura de saque devolviéndole el golpe a su rival y le citó de nuevo en un tie-break que en esta ocasión consiguió que cayese de su lado, a diferencia de lo que ocurrió en el primer set.

Un quiebre de Garín en el inicio del cuarto le despejó el camino al chileno hacia la siguiente ronda con la misma sensación con la que aterrizó días atrás en París, derrotando a Philipp Kohlschreiber en la primera ronda del torneo.

Después de su gran año sobre arcilla, el No. 19 del FedEx ATP Ranking quiere aspirar aún más lejos en el Grand Slam de la tierra batida.