© Peter Staples/ ATP Tour

Rafael Nadal se estrenó este lunes en Roland Garros con victoria ante Egor Gerasimov por 6-4, 6-4, 6-2.

5 Apuntes De Nadal Tras Su Estreno En París

El español valora su primer partido en Roland Garros

Es un Roland Garros que se juega en las mismas instalaciones, pero totalmente diferente a cualquier edición anterior que haya disputado en París. Esa es la lectura que Rafael Nadal hace después de varios días de entrenamiento en la capital francesa y que confirmó tras su debut, en el que derrotó en primera ronda a Egor Gerasimov (6-4, 6-4, 6-2).

El español valora todos los detalles de su puesta en escena, sus sensaciones sobre la tierra batida que ha conquistado en tantas ocasiones y qué fórmula debe trazar para seguir creciendo en el torneo.

También Podría Interesarle: Nadal Empieza A Escribir Una Nueva Historia En París

> Estreno correcto. Hemos hecho un partido similar a lo que habíamos pensado dentro de lo que cabe, sin buscar grandes cosas, pero tampoco sin jugar mal. De hecho, he entrenado bien en los días previos. He hecho cosas bien, otras son mejorables, creo que tengo que jugar más largo según qué tipo de bolas, también he cambiado derechas paralelas buenas… ha sido un primer partido que es lógico y positivo. Esa es mi sensación.

> Condiciones extremas. No jugamos nunca en ningún torneo de tierra en estas condiciones. Sin hacer viento, la sensación térmica eran 10 u 11 grados, con lo cual no estamos acostumbrados a jugar torneos sobre tierra batida en estas condiciones. Es un Roland Garros que se juega en las mismas instalaciones, pero es completamente distinto a todos los que hemos jugado anteriormente. Hay que estar preparado para aceptar todas las condiciones y cosas que puedan ir sucediendo.

> Ilusión intacta. En ningún caso he dicho que esté jugando mal, sólo que son unas condiciones que no me favorecen. Pero esto no me quita ni un ápice de ilusión ni de motivación ni de compromiso ni positivismo a la hora de ir a pista cada día para intentar generarme las máximas opciones posibles de éxito.

En ningún caso me he quejado, sólo podemos dar gracias tanto al circuito ATP como a los Grand Slam, ya que están haciendo grandes esfuerzos para organizar eventos. Esto permite que mucha gente pueda tener trabajo, incluidos muchos jugadores que lo necesitan.

> Fórmula para ir a más. Las cosas no son matemáticas y no se puede saber lo que necesito o no, lo único que seguro que necesito es estar con la actitud adecuada, con el positivismo al máximo y con todos los sentidos despiertos para encontrar la forma de jugar este torneo de la manera que pueda tener más opciones de darme oportunidades.

Sólo hay una manera de mirar este torneo que es paso a paso, día a día, entrenamiento a entrenamiento y partido a partido. Hay que intentar valorar cada mejora de una manera positiva.

> Capacidad de adaptación. Si no juego profundo al final es mi error, no es culpa de las pelotas, soy yo el que se tiene que adaptar. Es una bola que de por sí no es muy viva y le añadimos frío y humedad, que hacen que a la bola sea más difícil generarle efectos. Al final me tengo que adaptar a lo que hay, y es lo que estoy intentando hacer en cada momento.

Con estas condiciones lo único que no puedo permitirme es jugar pasivo, necesito que todos los golpes vayan con una intención, con una intensidad alta, porque cuando no hay intención en cada golpe, la bola deja de dañar. Hay que jugar con objetivos claros e intentar buscar la manera de hacer daño con estas condiciones, que seguro que la hay y la tengo que encontrar si quiero tener opciones. En eso voy a estar esforzándome en cada momento.

¿Sabías que…?
Rafael Nadal confesó que el torneo sobre esta superficie más parecido por condiciones a esta edición de Roland Garros es Hamburgo, cuando se disputaba en categoría ATP Masters 1000. “Si tengo que decir un torneo similar, quizás fuese ese”, señaló. “Podía haber días buenos, pero también días malos. La mala suerte que estamos teniendo aquí es que todos están siendo malos. También hubiera sido posible que en estas fechas hubiese días de 20 grados y con sol, pero tenemos condiciones meteorológicas complicadas, cosa que en Hamburgo también sucedía a veces”.

Más Historias como esta