© Getty Images

Pablo Cuevas dejó apenas cinco game en el camino en su estreno en Rolang Garros 2022.

Cuevas Muestra Todo Su Oficio Y Avanza En París

El uruguayo buscará llegar a R3 ante Aljaz Bedene. 

A veces pasa en la realidad de los tenistas que para que vengan las buenas, primero hay que pasar las malas. 

Algo así podría decir el uruguayo Pablo Cuevas, quien a principio de temporada no pudo disputar el Abierto de Australia por dar positivo de Covid estando ya en Melbourne. De hecho, Cuevas viajo por casi dos días para tamaña desazón de quedarse sin poder disputar el primer Major del años. Algunos meses después, vaya premio: debutó este domingo en Roland Garros con una victoria por 6-2, 6-1 y 6-2 en una hora y 32 minutos ante el estadounidense Jenson Brooksby, preclasificado No. 31 en París. 

Cuevas, de 36 años y quien ostenta como pergaminos haber ganado las seis finales que disputó en el ATP Tour en canchas de polvo de ladrillo, cerró el encuentro con su marca característica, un tiro ganador de reves paralelo para mejorar así su marca a 14-12 en París, donde llegó en tres ocasiones a la tercera ronda. Frente al estadounidense, Cuevas fue quien llevó las riendas del encuentro, con buenas aperturas y poniendo a correr a su rival la mayor parte del tiempo. 

También Podría Interesarle: Dellien Se Impone A Thiem En Roland Garros

Ahora, en su participación No. 13 en el torneo, volvió a sumar una victoria para reafirma que París le impregna buenas sensaciones. De hecho, el uruguayo fue campeón en dobles en 2008 junto al peruano Luis Horna. Sin perder el saque en todo el encuentro, Cuevas quebró el saque de Brooksby en seis ocasiones y sumó un total de 27 tiros ganadores para cerrar un debut ideal. 

"Este año venia medio, medio, con dudas, asid que contento de haber pasado, Era preclasificado y hoy fui agresivo y hacia rato que no me sentía así", contó el uruguayo al salir de la cancha. ¿Lo sorprendió que pudiera firmar un score tan favorable? "Fui superior todo el partido y en la previa me parecía difícil que eso suceda. Siempre jugué arriba y tuve el control del partido y me voy re contento y con confianza", dijo. 

"No se si me voy con el pecho inflado... venía intermitente así que este partido viene bien y entraré seguro mejor a la segunda ronda", auguró. En la siguiente ronda, Cuevas se medirá ante el esloveno Aljaz Bedene, quien se impuso ante el australiano O’Connel por 6-2, 6-4, 6-7 (5) y 6-1.

El Head2Head favorece al uruguayo por 2-0. De avanzar, podría ser el rival de tercera ronda del No. 1 del mundo Novak Djokovic. 

¿Sabías Que...?
Para Pablo Cuevas es su décimo año consecutivo en el que gana al menos su partido debut en Roland Garros, desde que cayó en su estreno en 2011.

 
Más Historias como esta