© Christophe ARCHAMBAULT / AFP

Carlos Alcaraz jugó este miércoles durante 4 horas y 34 minutos en segunda ronda de Roland Garros.

Así Recupera Alcaraz Después De Un Maratoniano Partido

Juanjo Moreno, su fisioterapeuta y preparador físico, explica los pasos que sigue Alcaraz en Roland Garros

Juego, set y partido. Detrás de esas palabras hay un largo y minucioso proceso que no tiene tanta visibilidad como las derechas, los saques y las voleas. El cuidado del cuerpo del tenista ha cobrado una importancia fundamental en el ATP Tour, hasta el punto de que cuidar cada detalle puede determinar el signo de un partido. Y esa es la misión que recae en las manos de Juanjo Moreno, el fisioterapeuta y preparador físico de Carlos Alcaraz.

El joven murciano de 19 años necesitó 4 horas y 34 minutos para confirmar su presencia en tercera ronda de Roland Garros, tras un exigente duelo físico y mental frente a Albert Ramos Viñolas. Después de salvar un punto de partido, Alcaraz acabó ganando por 6-1, 6-7(7), 5-7, 7-6(2), 6-4.

Pero, ¿qué ocurre desde que el jugador regresa al vestuario hasta que salta de nuevo a la pista? Antes de profundizar en la respuesta para ATPTour.com, Moreno hace un inciso: “Lo más importante es mantener las rutinas que hemos impuesto, más allá de la duración o la intensidad que tenga un partido. Es importante hacer lo que toca en cada momento y no entretenerse en celebraciones ni otras cosas que puedan despistar al jugador”.

La realidad es que hay un proceso perfectamente medido y estudiado, para que Alcaraz vuelva a estar en las mejores condiciones posibles, cuando se enfrente este viernes a Sebastian Korda.

También Podría Interesarle: Alcaraz Salva Un MP A Ramos Y Conoce El Quinto Set En París

El primer paso es la bicicleta. Nada más acabar el esfuerzo, el español se marchó al gimnasio con su preparador físico y fisioterapeuta. “Siempre lo llevo a la bici para compensar la tercera ley de Newton, que explica que todo cuerpo que ejerce una fuerza sobre otro, este la devuelve en sentido contrario y eso se traduce en que en parte, toda la fuerza que aplica Carlos en la pista tiene una respuesta en sentido contrario a su cuerpo”, explica antes de aclarar: “Es decir, articulaciones, ligamentos, tendones y musculatura tienen que absorber la fuerza eficientemente”.

Y esto lo consigue a través del movimiento cíclico, donde el impacto no existe. “Aprovechamos la bicicleta, con la que hacemos una recuperación activa. El cuerpo hace una vuelta a la calma, un enfriamiento, donde el sistema circulatorio vuelve a sus niveles basales. Desactivamos el reflejo presor que se activa durante el ejercicio en la competición y los niveles hormonales se van normalizando”.

Es el momento en el que Alcaraz comienza un proceso que Moreno designa como las tres ‘R’: Rehidratación, Reposición y Reparación del músculo. “Intentamos que beba una cantidad de líquido bastante alta para reponer lo perdido, porque es una de las mejores fuentes de recuperación”, indica sobre la rehidratación del tenista.

“Luego, ponemos la atención en el relleno de los depósitos de glucógeno muscular, que se han vaciado durante la actividad física”, continúa su explicación sobre la reposición. “Es importante recuperarlos con prontitud, porque asegura una recuperación más rápida y, por tanto, la reparación del músculo”.

Mientras que el daño muscular que se ha producido durante el partido lo combaten con un batido. “Estamos utilizando un 3:1 Recovery de la marca Crown Sport Nutrition, que tiene un ratio 3-1 a favor de los hidratos de carbono para rellenar los depósitos de glucógeno frente a las proteínas, pero también están los aminoácidos en esas proteínas que nos van a ayudar a recuperar el tejido muscular dañado”.

Finalmente, Moreno habla de otro elemento a tener en cuenta: el cuidado del sistema inmunológico. “Con el ejercicio físico se altera o se afecta y hay que intentar regenerar sus valores, para ello usamos grasas antiinflamatorias naturales que nos ayudan a cuidar este sistema”.

Alcaraz, Moreno

En torneos como Roland Garros, además, aún hay un paso más en el proceso: los baños de contraste frío-calor. “Con ellos conseguimos una vasodilatación y una vasoconstricción —un aumento del tamaño del diámetro del vaso sanguíneo— con lo que hacemos una especie de drenaje para los posibles edemas que se hayan podido generar. También con este calor-frío mejoramos el sistema nervioso autónomo, cuidamos el sistema inmunológico y finalmente conseguimos una relajación del tono muscular”.

Desde que Alcaraz estrechó la mano a su rival en la pista Simonne-Mathieu, han pasado varias horas. Aún falta la cena. “Hacemos hincapié sobre las grasas saludables y la reposición de proteínas, porque ya hemos repuesto los depósitos con el batido”, revela el hombre encargado de cuidar el físico del No. 6 del mundo.

Tras la ingesta de alimentos, la fisioterapia entra en juego. “Le prestamos más atención a las molestias que hayan podido aparecer durante el partido y, también, activamos los sistemas de recuperación de los que hablaba antes”. Y, finalmente, queda una de las partes más definitivas: el sueño reparador.

“Un buen sueño, si hemos dado los pasos previos adecuados, es el que será capaz de preparar el cuerpo de Carlos para que al día siguiente esté en las mejores condiciones posibles”, sentencia Moreno.

En el día de descanso, la fisioterapia vuelve a asumir el protagonismo. “El jueves hicimos, en base a lo que me contó tras el partido, ejercicios enfocados a recuperar todas estas zonas y a última hora de la tarde pusimos el cuerpo a punto para que el viernes esté en las mejores condiciones posibles”.

Ya está todo preparado para que Alcaraz compita ante Korda. Solo falta que sean las 20.45 en la Philippe-Chatrier.

Más Historias como esta