© Getty Images

TOPSHOT - Spain's David Ferrer returns the ball to Czech Republic's Tomas Berdych during their men's fourth round match at the Roland Garros 2016 French Tennis Open in Paris on June 1, 2016. / AFP / Eric FEFERBERG (Photo credit should read ERIC FEFERBERG/AFP/Getty Images)

Los Españoles Con Más Victorias En Roland Garros (Tras Nadal)

Los jugadores más exitosos de La Armada en la arcilla de París.

El tenis español ha marcado época sobre la tierra batida de Roland Garros. Los números de Rafael Nadal, con un balance de 93 victorias en 95 encuentros, colocan al mallorquín como el líder absoluto en el torneo francés. El fondo de armario de La Armada es inmenso en la capital francesa, y décadas de grandes éxitos así lo respaldan. El segundo Grand Slam de la temporada sigue siendo un destino preferente para el tenis español y los libros de historia están cargados de razones.

Siguiendo los pasos del mallorquín, ATPTour.com repasa al resto de jugadores españoles con mayor botín de victorias en Roland Garros.

David Ferrer (44): Es el segundo jugador español con más partidos ganados en Roland Garros. La perseverancia del alicantino ha dejado una enorme huella sobre la arcilla francesa. Con sus 16 participaciones consecutivas en el Grand Slam parisino, Ferrer se ha convertido en una de las figuras icónicas del siglo en el torneo. La final alcanzada en 2013 ante Rafael Nadal corona una actuación marcada por la tenacidad, con otra semifinal y hasta ocho incursiones en la segunda semana de competición. Uno de los más respetados sobre arcilla, David logró al menos una victoria en todas sus participaciones parisinas salvo en la última - donde tuvo dos mangas de ventaja en el partido inaugural. Pocos jugadores pueden presumir de un rendimiento tan estable.

Robredo

Tommy Robredo (37): El catalán ha cosechado un gran respeto sobre la arcilla de París. Con hasta cinco presencias en los cuartos de final de Roland Garros, Tommy siempre ha competido con un empeño absoluto en el segundo Grand Slam de la temporada. Algunas de las gestas más épicas de su carrera se han producido con la capital francesa como testigo. En 2003, logró su primera victoria ante un vigente número 1 mundial al levantar dos sets al australiano Lleyton Hewitt. Diez años después, en la inolvidable edición de 2013, se convirtió en el primer jugador de la Era Abierta en remontar dos mangas en tres partidos consecutivos. La ovación de París todavía resuena en el recinto.

Alex Corretja (36): El barcelonés mostró en la tierra batida de Roland Garros una capacidad competitiva admirable. Subcampeón en las ediciones de 1998 y 2001, semifinalista en 2002 y presente entre los ocho mejores en cinco ediciones consecutivas, Corretja fue uno de los jugadores más estables en París durante el cambio de siglo. Con un juego muy táctico, coronado por un bello revés a una mano, el catalán ganó el 75% de los partidos individuales disputados en la capital francesa. Una cifra reservada a unos pocos. Su capacidad para resistir a la presión le llevó a dominar largas batallas en París, firmado un formidable balance (6-1) en partidos decididos en la quinta manga.

Juan Carlos Ferrero (34): Pocos jugadores han demostrado una química tan inmediata con el Grand Slam de tierra batida. El de Villena logró escalar hasta las semifinales en sus dos primeras participaciones en Roland Garros, alcanzó la final en la tercera y se hizo con la copa en la cuarta. Con un estilo agresivo, marcado por una contundente derecha, el español consiguió competir en tierra batida con un ritmo extra a la táctica habitual. Un total de cinco victorias Top 10 en la tierra batida de París, más que en ningún otro torneo, demostraron su capacidad para rendir ante la élite bajo máxima presión.

Santana

Manuel Santana (32): el primer campeón español en la historia de Roland Garros abrió el camino como pionero en París. Sus triunfos en 1961 y 1964, a las puertas de la Era Abierta, quedan para la historia del deporte español. Sus dos épicas finales ante el italiano Nicola Pietrangeli le convierten en una de las figuras más veneradas en el recinto galo. Siempre que compitió en París logró ganar al menos tres partidos, levantando una tremenda solidez a su espalda. Con otras dos semifinales firmadas en el segundo Grand Slam de la temporada, el madrileño fue uno de los jugadores más notables en la capital francesa durante la década de los años 60.

Sergi Bruguera (32): el barcelonés es historia viva de Roland Garros y una de las figuras más recordadas en la historia reciente de París. Sus títulos en 1993 y 1994 le convirtieron en el primer jugador español de la historia en defender una corona de Grand Slam. También, en el primer tenista de La Armada que lograba múltiples grandes en la Era Abierta. Con su tercera final de Roland Garros, frenado por el emergente Gustavo Kuerten, el catalán se confirmó como uno de los grandes jugadores de finales de siglo en el major parisino.

Carlos Moyà (32): el primer número 1 español del Ranking ATP escribió una gran historia en Roland Garros. Campeón en 1998 ante su compatriota Alex Corretja, el balear logró uno de los grandes objetivos de su carrera profesional levantando en París su único título de Grand Slam. Con otras tres presencias en cuartos de final, Moyà se hizo un gran nombre entre los históricos del tenis español en el segundo major de la temporada.

Verdasco

Fernando Verdasco (32): con 16 presencias consecutivas en Roland Garros, el madrileño ha construido una carrera de solidez competitiva sobre la arcilla de París. Con hasta siete presencias en la segunda semana de torneo, Verdasco ha logrado imponer la autoridad de su juego en cada participación sobre la tierra batida. Desde el año 2006 ha sumado victorias siempre que ha competido en París, dejando claro el poderío de su tenis.

Manuel Orantes (31): El andaluz fue uno de los jugadores más notables en París en la década de los 70. En la final de 1974 dominó las dos primeras mangas antes de ceder en el quinto ante Bjorn Borg, el jugador que marcaría la siguiente década con seis títulos en París. Con una planta imponente, el zurdo manejaba un poderoso juego con una gran fluidez en el golpeo, fundamental para dominar los vaivenes de la arcilla. La incansable tarea de Orantes, capaz de competir en Roland Garros entre 1968 y 1983, le deja como uno de los jugadores con bagaje más amplio en la capital francesa.

Albert Costa (30): el inicio de siglo no se entiende en París sin la figura del catalán. Campeón en 2002 ante el emergente Juan Carlos Ferrero, Costa firmó el momento culminante de su carrera en París levantando el título con 28 años. En una edición inolvidable, Costa fue el encargado de destronar al brasileño Gustavo Kuerten, campeón de las dos ediciones anteriores del Grand Slam francés. Semifinalista un año después tratando de retener la copa, el leridano se granjeó un respeto enorme en la tierra batida de París.

Tenistas españoles con más de 10 victorias individuales en Roland Garros

Nicolás Almagro (24), Andrés Gimeno (20), Emilio Sánchez-Vicario (20), Alberto Berasategui (17), Félix Mantilla (17), Albert Montañés (16), Francisco Clavet (16), Roberto Bautista (14), Guillermo García-López (13), Feliciano López (12), Carlos Costa (12), Fernando Vicente (12) y Marcel Granollers (12).