© Clive Mason/Getty Images

Roger Federer y Rafael Nadal antes de enfrentarse por primera vez en Roland Garros en el año 2005.

Fedal: Un Set En Blanco Para Nadal En París

El español ha ganado sus 6 partidos ante Federer en Roland Garros

Una parte importante de la historia entre Rafael Nadal y Roger Federer se ha escrito en Roland Garros. No obstante, la Philippe Chatrier es el escenario que ha contemplado en más ocasiones el duelo entre estos dos colosos de la raqueta. Eso sí, la balanza siempre se ha decantado del mismo lado. El español ha ganado los seis duelos que registran en el ATP Head2Head desde que se enfrentaron por primera vez hace 15 años. La tierra de París ha sido la que más veces los ha reunido frente a frente, por delante de las ATP Finals (5), el Abierto de Australia (4), Wimbledon (4), Miami (4) e Indian Wells (4). Así han sido sus seis encuentros en la capital de Francia:

2005 – Semifinal
Fue el mejor regalo de cumpleaños que Nadal pudo hacerse en 2005. Un viernes 3 de junio, ya con 19 años, confirmó en su primera participación en Roland Garros un billete para su primera final de Grand Slam y lo hizo frente al No. 1 del mundo Federer. En dos horas y 47 minutos derrotó al suizo por 6-3, 4-6, 6-4, 6-3 antes de batir a Mariano Puerta en la última ronda dos días después. Era la tercera vez que se enfrentaban en una pista, con un balance de 1-1 hasta entonces. Los dos duelos previos se habían producido en Miami (2004 y 2005).

2006 – Final
La única que vez que Federer ha dominado en algún momento el marcador frente a Nadal en Roland Garros fue en la final de 2006. El suizo se adelantó con un contundente 6-1, imponiéndose con autoridad. Pero fue un espejismo. El español devolvió de inmediato el mismo marcador para acabar cerrando la victoria por 1-6, 6-1, 6-4, 7-6(4) en tres horas y dos minutos. Era la quinta vez consecutiva que el manacorí derrotaba al No. 1 del mundo (Roland Garros 2005, Dubái 2006, Montecarlo 2006, Roma 2006, Roland Garros 2006) y la sexta en los siete partidos que se habían enfrentado en sus carreras.

2007 – Final
Los enfrentamientos entre Nadal y Federer en París se consolidaron como un clásico. Uno, pretendía ampliar su hegemonía en la arcilla; el otro, completar el Grand Slam en Roland Garros. Sin embargo, la historia siempre escribía el mismo guion. La final de 2007 no fue una excepción y el español se impuso por 6-3, 4-6, 6-3, 6-4 en tres horas y 10 minutos, a pesar de que una semana antes en Hamburgo, había perdido por primera vez un partido sobre tierra batida ante Federer. Era el primer jugador desde Gustavo Kuerten en lograr una triple corona en el polvo de ladrillo francés.

2008 – Final
En todas sus participaciones, Nadal había tenido que tumbar a Federer para conquistar la Copa de los Mosqueteros. En 2008 también. De nuevo, en la final. Por tercer año consecutivo. El balear completó un partido impecable para lograr su cuarto título seguido –igualando a Bjorn Borg– en sólo una hora y 48 minutos con un resultado de 6-1, 6-3, 6-0. Es el único set en blanco que el suizo ha encajado hasta hoy en una final de Grand Slam. Para entonces, Nadal ya era una amenaza real no sólo en Roland Garros, también para discutirle su supremacía en el circuito. Dos meses después, le acabaría arrebatando por primera vez el No. 1 tras cuatro años de espera.

También Podría Interesarle: "Va A Ganar Roland Garros 40 años Seguidos"

2011 – Final
Después de cuatro temporadas seguidas no fue hasta 2011 cuando Nadal y Federer se reencontraron en París. Eso sí, como casi siempre con el título en juego. Por primera vez, era el español quien lucía la condición de No. 1 en un partido en Roland Garros ante el suizo, pero esta vez Federer llegaba más fuerte que nunca al dejar fuera en semifinales a Djokovic, que no había perdido un partido en toda la temporada. Aquella final fue la más competida y las más larga entre ambos en la arcilla gala. Nadal conquistó su sexto trofeo, tras imponerse por 7-5, 7-6(3), 5-7, 6-1 en tres horas y 40 minutos.

2019 – Semifinal
El pasado año retomaron su vieja rivalidad sobre la arcilla de Roland Garros. Quince temporadas después de su primera cita en París, volvieron a cruzarse en la Philippe Chatrier, al igual que entonces, con una plaza en la final en juego. Federer llegaba tras ganar sus cinco últimos duelos en el cara a cara y Nadal no había derrotado a su gran rival desde 2014. Como siempre, la tierra batida francesa fue el escenario propicio para celebrar una victoria y con un 6-3, 6-4, 6-2 en dos horas y 25 minutos, logró acceder a la última ronda, donde conquistó su 12ª Copa de los Mosqueteros.