Cómo Ruud Le Dijo "No" A La Tentación Cuando Tenía 15 Años

El noruego confiesa cuáles fueron las claves para llegar al ATP Tour.

Al crecer, Casper Ruud dijo “no” a la tentación y “sí” a la historia nacional.

El participante de las Next Gen ATP Finals 2019 a principios de este año ganó el Argentina Open en Buenos Aires para convertirse en el primer noruego en ganar un título ATP Tour. También ascendió al número 34 en el FedEx ATP Ranking en febrero, la posición más alta de cualquiera en la historia de su país. Pero el viaje de Ruud no ha llegado sin sacrificios.

“Cuando cumples 15 o 16 años, tus amigos pueden comenzar a festejar un poco y tal vez tengas la tentación de intentar ir una o dos veces, pero nunca lo hice. Nunca toqué el alcohol. Esas son opciones que las personas normales pueden pensar que son un poco difíciles de rechazar, como salir o estar con amigos”, dijo Ruud a ATP Al Descubierto presentado por Peugeot.

“Todos los fines de semana en Noruega, es habitual ir a tu cabaña o casa de verano o en cualquier época del año, pero cada fin de semana mi padre y yo salíamos a las canchas y jugábamos al menos seis, siete horas. Creo que esas fueron las opciones que me hicieron estar un paso por delante de mis competidores, al menos en Noruega, durante algunos años”.

Ayudó que Ruud tuviera un modelo a seguir: su padre Christian Ruud, quien alcanzó el segundo puesto más alto del FedEx ATP Ranking (No. 39) que cualquier noruego en la historia.

“Fue un tipo que puso un poco a Noruega en el mapa del tenis... teníamos una pequeña cancha de tenis en nuestro jardín, así que me llevó allí a jugar desde que yo podía caminar”, recordó Ruud. “Era muy joven e hice muchos otros deportes también, pero finalmente el tenis fue el que más disfruté. Cuando tenía 12 años, dejé todos los demás deportes a un lado y me concentré solo en mi tenis”.

También Podría Interesarle: Cómo Ruud Le Dijo "No" A La Tentación Cuando Tenía 15 Años

Aunque el viejo Ruud disfrutó del éxito en el ATP Tour, sabía que eso no garantizaba lo mismo para su hijo, y se aseguró de que Casper mantuviera su enfoque.

“Mi padre es un tipo muy agradable y divertido, pero también estricto siempre que estamos en la cancha, y estricto conmigo siempre tratando de tomar las decisiones correctas y ser serio, incluso desde una edad temprana”, dijo Ruud. “Creo que está dando sus frutos un poco al menos ahora. He tomado muchas decisiones que no siempre fueron tan fáciles, pero tuve que hacerlo debido a mi carrera”.

“A veces era difícil levantarme los sábados y domingos y entrenar durante tres, cuatro horas... mi padre también me guio y me aconsejó que lo hiciera, yo creía en él, y ha valido la pena, y por supuesto estoy muy agradecido ahora”.

La base de operaciones de Ruud desde septiembre de 2018 ha sido la Rafa Nadal Academy by Movistar, por lo que es apropiado que el joven de 21 años admire al español.

“Creo que sería feliz si la gente me llamara humilde, un buen luchador”, dijo Ruud. “Yo admiro mucho a Rafa y la gente lo conoce como muy humilde y un buen luchador. Por supuesto, no estoy tratando de ser como él, pero estoy mirando las cosas que me gustan con Rafa, estoy mirando las cosas que me gustan con Federer o Djokovic y, por supuesto, estoy tratando de traer eso a mi propio juego”.

Ruud alcanzó el Top 100 del FedEx ATP Ranking por primera vez en marzo pasado, y ahora se ha colocado en una posición sólida dentro del Top 50. Pero está enfocado en continuar mejorando y no mirar atrás.

“Es lo difícil del tenis: un día puedes ser muy feliz, pero al día siguiente es un nuevo partido, una nueva oportunidad. Puedes perder o ganar. Si pierdes, te decepcionarás. Si ganas, serás aún más feliz”, dijo Ruud. “Tampoco hay mucho tiempo para celebrar o despegar”.

Más Historias como esta