© ATP

Comunidad, Cultura Y Arcilla: El Hague Open Celebra 25 Años

Una mirada a la colorida identidad del torneo ATP Challenger Tour en Scheveningen, Holanda.

En el ATP Challenger Tour, algunos de los torneos más exitosos son aquellos que integran a la comunidad y cultural local en la construcción de la identidad del evento. El Hague Open ha acogido este concepto desde la fundación del torneo en 1993, incluyendo dentro de destinos Premium no solo para los jugadores, sino para los fans holandeses alrededor de la región.

Esta semana, el torneo está celebrando su aniversario número 25, permaneciendo en el circuito con el compromiso de mantener el juego y cultivar el talento de las estrellas nacientes. Con competidores de primera clase como Marat Safin, Marcelo Ríos, David Nalbandian, Nikolay Davydenko, Gael Monfils y Richard Gasquet, como algunos de los mejores jugadores que han pasado por sus puertas.

Ubicado en el pueblo  de Scheveningen, Holanda, el torneo está a 10 minutos caminando del paseo marítimo que incluye ferris, tiendas y cafés. Pero es la comunidad alrededor de histórico Mets Tennis Club que le da su atractivo a los torneos.

“Desde que era un niño de seis años, me podías encontrar aquí en el club”, dijo el residente local y campeón de 2016 Robin Haase. “Conozco cada centímetro del lugar, cada cancha y cómo jugar. Tiene una gran cancha central en un ambiente en medio de casas. Para tener una cancha con mi nombre, al lado de la cancha Richard Krajicek, es un honor. Se siente como si estuvieras en casa, porque crecí aquí. El tenis necesita la consistencia de conocer un torneo y disfrutarlo y eso es lo que hacen muy bien aquí”.

La sede está en medio de la comunidad, con casas al lado que parecen estar desde el inicio del torneo. Los residentes locales pueden ver desde sus ventanas y pararse en sus patios para entrever un poco de acción. Ivo Pols, el director del torneo explica que el club de 78 años nunca se ha confirmado con las mareas de cambio, y siempre ha mantenido su identidad única e intima.

“El torneo es el lugar y el lugar es el torneo”, dijo Pols. “Eso va de mano en mano. Este pequeño edificio ha sido construido para el torneo. La pasión aún está ahí. Hace parte del ritmo de la temporada del club. El torneo realmente es parte del calendario de su comunidad”.

“Tenemos un juez de línea que ha estado aquí por 24 años. Esta fue la primera vez que no ha estado aquí. Vemos familias y personas que han venido desde siempre, vistiendo nuestras camisas y suéteres viejos con el logo del torneo en ellos. A veces ves estas personas con camisas de hace 18 años”.

El club, que incluye 13 canchas de arcilla y seis con luz artificial, también ha acogido la Copa Davis en 39 ocasiones así como el Dutch National Championships por 40 años.

“Recordando lo sucedido hace 25 años, jugué aquí en 1993 y siempre ha sido un fantástico Challenger”, dijo el ex número uno en dobles Paul Haarhuis. “Pero antes de que fuera un Challenger, este club ya tenía una increíble herencia y tradición como uno de los mejores clubs de Holanda para producir el mejor tenis. Las grandes estrellas internacionales, incluyendo Laver, Emerson y Rosewall han jugado aquí en algún punto.

“Aún es uno de los pocos grandes torneos que tenemos en Holanda. Es nuestro Challenger más fuerte y para el tenis holandés es muy importante. Ivo y su equipo están haciendo un magnífico trabajo por mantenerlo aquí y mantenerlo a un gran nivel. Es genial porque puedes estar muy cerca de los jugadores y eso lo hace aún más divertido”.

Uno de los cuatro grandes torneos que se realizan en Holanda, incluyendo Torneos ATP World Tour en Rotterdam y ‘s-Hertogenbosh y el Challenger en Alphen, el Hague Open ha ganad reputación como un evento deportivo de primera clase en la nación. El torneo ganó el reconocimiento como Challenger del año en 2006.

“Este es reamente mi torneo favorito” dijo el #NextGenATP Stefanos Tsitsipas “Scheveningen es uno de mis torneos Challenger favoritos. Los espectadores hacen del torneo algo muy especial. Vienen para apoyar los jugadores. La organización es muy buena. Tenemos un muy buen hotel y comida y me siento como en casa”.

“Fuimos el primer Challenger en Holanda, así que somos los más antiguos” añadió Pols. Hemos sobrevivido a la prueba del tiempo y el cambio. El nivel aún es realmente alto”.
Más Historias como esta