© Hans Willink

Ruben Bemelmans avanza a su 17ª final en el ATP Challenger Tour y la primera sobre arcilla.

La Adaptabilidad De Bemelmans

El belga, quien viene de brillar en césped, disputará este domingo su primera final sobre arcilla en el ATP Challenger Tour.

La transición entre dos superficies en semanas consecutivas es una tarea difícil, incluso para los jugadores más talentosos y experimentados. Ruben Bemelmans la hizo parecer fácil esta semana en The Hague Open, un torneo de €64,000 en el ATP Challenger Tour. Luego de llegar a tercera ronda sobre el césped de Wimbledon, el jugador de 29 años, avanzó en la arcilla de Scheveningen a su tercera final del año en el circuito.

“Para mí, no hay problema cambiar”, dijo Bemelmans a ATPWorldTour.com durante el torneo en La Haya. “He tenido una semana y media en arcilla, así que me siento bien. La transición va bien. Pienso que para mi juego no tengo que ajustar mucho, sólo ser un poco más paciente a veces”.

“Mi posición está otra vez en el Top 100, pero todavía necesito jugar Challengers y torneos del ATP World Tour durante el resto del año. Será una mezcla, pero mi mentalidad es la misma para cada torneo. Yo solo quiero ganar”.

Bemelmans ha sobresalido en las superficies más rápidas a lo largo de su carrera, pero está ganando una nueva reputación en la ciudad holandesa después de alcanzar su décimo séptima final en Challengers y la primera en arcilla. Antes del certamen, contaba con un registro de 126 victorias en dura y hierba. Y sólo 15 en tierra batida.

Apenas hace dos semanas, Bemelmans estaba brillando en la hierba de Wimbledon, marcando su mejor resultado en el All England Club. Llegó a la tercera ronda tras pasar la fase previa y derrotando al ex número 2 del mundo Tommy Haas y a la estrella de la #NextGenATP Daniil Medvedev.

También Podría Interesarle: Comunidad, Cultura Y Arcilla: El Hague Open Celebra 25 Años

Con el resultado, Bemelmans volvió a entrar en el Top 100 del ranking por primera vez en casi dos años. Ahora, a unos cuantos lugares de la mejor ubicación de su carrera (No. 84) y con pequeños puntos para defender en el US Open, está a punto de continuar planeando su ascenso.

“He demostrado antes que tengo el juego para ir lejos en Grand Slams. He hecho la tercera ronda en el US Open (en 2015) y lo he hecho bien en los eventos ATP. Me siento bien en Wimbledon. Es mi superficie favorita y el Grand Slam donde he pasado más fases previas.Este año he mejorado mucho mi juego y he sido muy consistente. Esa es la clave”.

“En Wimbledon, jugué mi juego, dominando los puntos y controlando, creo que tengo una visión clara de cómo quiero jugar y esa ha sido la gran diferencia con los años anteriores. Batir a Tommy fue especial. Estaba muy nervioso antes del partido Obviamente es un gran jugador y todavía puede jugar al tenis increíble, superó a Federer hace unas semanas”.

“Me las arreglé y él me dijo después que estaba jugando muy bien y que estaba ejerciendo mucha presión sobre él. Contra Medvedev estuve igual, en la hierba él es muy bueno y venía de ganar varios partidos. Pero como pueden ver, si estoy controlando, soy capaz de ganar grandes partidos”.

Bemelmans competirá por su sexto título del ATP Challenger Tour y segundo del año el domingo, frente al español Guillermo García-López en la final de Scheveningen. Él levantó el trofeo en las pistas duras cubiertas de Koblenz, Alemania, en enero. García-López, previamente campeón en 2006, entra en la final con un récord de torneo de 12-1. Será el primer encuentro entre ambos.

Más Historias como esta