©

El griego Stefanos Tsitsipas acumula 52 semanas consecutivas - un año completo - en el Top 10 del FedEx ATP Rankings.

Tsitsipas Completa Un Año Como Top 10

El griego ha mantenido ese estatus durante 52 semanas consecutivas.

Llegar es complicado, pero lo realmente difícil es mantenerse.

Stefanos Tsitsipas cumple esta semana 52 semanas consecutivas - es decir, un año natural completo - en el Top 10 del FedEx ATP Rankings, desafiando a una de las principales máximas del deporte de élite.

El jugador de Atenas irrumpió por primera vez entre los 10 mejores del mundo el pasado 4 de marzo de 2019, después de alcanzar la final del Dubai Duty Free Tennis Championships (p. ante Federer). Desde entonces, y mostrando un sentido de pertenencia absoluto, no ha abandonado ese estatus en ningún momento.

Con apenas 21 años y 203 días el jugador heleno ha firmado una gesta al alcance de muy pocos jugadores en el ATP Tour. Establecido como uno de los perfiles de mayor progreso de las últimas temporadas, el griego ha dejado una huella bien firme sobre sus intenciones de futuro en el circuito.

También Podría Interesarle: Djokovic: "Tsitsipas Tiene Potencial De No. 1"

La precocidad del griego toma perspectiva al observar el ritmo de algunas de las grandes leyendas del tenis moderno. Aunque cada época es diferente, para encontrar jugadores que completasen tan prematuramente su primer año ininterrumpido en el Top 10 mundial hay que estrechar bastante el círculo. Porque las excepciones son bien escasas.

Al margen de su compañero de generación Alexander Zverev (21 años, 101 días), entre los tenistas ATP en activo, solamente el español Rafael Nadal (19 años, 325 días) y el serbio Novak Djokovic (20 años, 307 días) consiguieron firmar un primer año completo como miembros del Top 10 a una edad más temprana.

Figuras históricas como el británico Andy Murray (22 años, 52 días) o el suizo Roger Federer (22 años, 66 días) necesitaron algo más de tiempo para asentarse entre los primeras posiciones del FedEx ATP Rankings de manera estable.

El mérito de Tsitsipas es especial, porque está destacando en un contexto de carrera cada vez más extensas. Si al comenzar la temporada 2009 la media de edad del Top 10 era de 24 años, una década después esa cifra se disparó hasta las 30 primaveras. Rodeado por jugadores de amplia experiencia, el talento del griego no ha encontrado freno alguno.

El vestuario está repleto de ejemplo de enormes tenistas que tuvieron que pulir a fuego lento su estabilidad entre la élite. El suizo Stan Wawrinka, tres veces campeón de Grand Slam, completó su primer año ininterrumpido en el Top 10 con más de 29 años. Entre los finalistas de Grand Slam de esta era, por ejemplo, el checo Tomas Berdych necesitó haber cumplido los 25 años, David Ferrer lo consiguió ya pasados los 26 y el francés Jo-Wilfried Tsonga tuvo que esperar hasta los 27 para firmar este hito.

Tsitsipas ha demostrado un hambre competitiva absoluta para convertirse en un miembro permanente del Top 10. Lejos de conformarse con ese hito, ha dejado una colección de logros a su paso en estos 12 meses. El griego llegó a encaramarse al mejor puesto de su carrera en el No. 5 del FedEx ATP Rankings, pisó su primera final en un ATP Masters 1000 de tierra batida (Mutua Madrid Open) y coleccionó hasta tres títulos ATP Tour, incluyendo su épica victoria en las Nitto ATP Finals del pasado mes de noviembre.

“Tiene todo lo necesario parar convertirse en un gran embajador de nuestro deporte”, confesó el actual No. 1 mundial Djokovic tras derrotar al griego en la reciente final de Dubái. Una cosa queda bien clara: con todo el camino profesional por delante, los pasos de Tsitsipas se van marcando a un ritmo insólito.