© ATP Tour

Roberto Carballés Baena jugará su décimo partido de Grand Slam este lunes frente a Novak Djokovic en el US Open.

Carballés Se Enfrentará Por Primera Vez A Un No. 1

El español será el rival de Novak Djokovic en primera ronda del US Open

Cuando la suerte te da la espalda sólo caben dos opciones: lamentarse o mirar a los ojos y aceptar el desafío. Roberto Carballés Baena ha optado por esta última versión, después de que el cuadro del US Open lo emparejara en primera ronda frente a Novak Djokovic. “No tengo nada que perder, saldré con muchas ganas de hacerlo bien y disfrutar dentro de lo posible”, asegura a ATPTour.com antes de estrenarse este lunes ante el No. 1 del Ranking ATP.

Será la primera vez que el español mida sus fuerzas ante el mejor jugador del mundo según la clasificación mundial. “Una vez que he visto el sorteo, toca pensar en dar lo máximo posible. Será una buena experiencia poder jugar en la pista central del US Open y también enfrentarme al número uno. Es el mejor del mundo y estoy con ganas de jugar el partido”, continúa el jugador nacido en Tenerife hace 26 años.

Para Carballés Baena será su décimo partido en un Grand Slam, una categoría de torneos en la que presenta un récord de 2 victorias y 7 derrotas. Precisamente en la pasada edición en Flushing Meadows fue el escenario donde estrenó su casillero de triunfos, al derrotar en su debut al local Mitchell Krueger. “Al final siempre prefieres que te toque alguien más fácil entre comillas, porque jugar contra el número uno del mundo tiene sus cosas buenas, pero también malas”.

Los aspectos no tan buenos son evidentes. La dificultad de medirse al principal favorito y defensor de la corona en Nueva York habla por sí misma. Pero, ¿qué cosas positivas rescata el español de un cruce de tal envergadura? “Será una gran experiencia, porque es la primera vez que juegue en la Arthur Ashe (pista central), además de la primera vez que juegue contra Djokovic, además de una manera de ver y comparar mi nivel con el número uno del mundo”.

A pesar de ser el primer duelo cara a cara con el serbio, campeón de 16 títulos de Grand Slam, para Carballés ya sabe lo que es medirse ante un rival del Big 3. El pasado año lo hizo ante Rafael Nadal en el Barcelona Open Banc Sabadell, en un duelo en el que dejó grandes sensaciones tras dos horas.

“Este tipo de partidos los preparas igual. Como siempre. Miras quién es tu rival, el juego que puedes hacer y trabajas en ello”, resume con simpleza sobre los preparativos de su estreno en Nueva York en apenas dos días. “Lo único que puede cambiar es que tengas más o menos presión y en este caso no hay ninguna, así que saldré a darlo todo el lunes”.

También Podría Interesarle: ¿Mira Novak Djokovic Sus Cuadros?
 

El reto para Carballés Baena es mayúsculo. “Creo que Djokovic es el jugador más completo de todos”, inicia su radiografía sobre su rival. “Aunque para mí es más llamativo ver a Federer o a Nadal. Técnicamente Roger es espectacular y Rafa con su intensidad y su esfuerza es increíble. Pero Djokovic es el más completo de todos”, valora sobre los miembros del Big 3 que han marcado la diferencia en la última década.

“De todos ellos, sólo he jugado contra Nadal. Notas la intensidad, la fuerza que tiene y el ritmo que impone te acaba comiendo”, define sobre su única experiencia ante un miembro de este privilegiado grupo. “Djokovic es un poco diferente, por lo que me han dicho. No tiene muchos agujeros por los que atacarle, pero no juega con la intensidad de Nadal”.

Su compatriota Jaume Munar, que se midió al balcánico en la segunda ronda de Roland Garros 2018, le esbozó una idea de lo que puede encontrar este lunes al otro lado de la red. “No tiene un punto por dónde atacarle, pero pregunté a Jaume y a otros compañeros españoles para tener una idea aproximada de por dónde puede ir el partido”.

Más allá de lo que ocurra sobre la pista dura americana, Carballés llega en el momento de su carrera. Está a sólo cuatro posiciones de su mejor ranking (No. 72) y en 2019 acumula un récord de partidos de 16-16, además de enlazar dos presencias en cuartos de final en la gira de tierra batida en verano (Bastad y Gstaad).

“Aunque en 2018 gané un título ATP, este año está siendo más regular. No he perdido en primera ronda desde el Abierto de Australia, salvo en Wimbledon. Ha sido un año muy positivo, ganando partidos. Tal vez ha faltado dar un poco más en las rondas finales, que es donde más puntos se ganan. Llegar a una semifinal te da un plus, pero la línea que estoy siguiendo es buena”, señala sobre su rendimiento este curso.

Si alguien aún no lo conoce, él mismo se define: “Soy un jugador sólido, al que le gustan los puntos largos y que haya intercambios”. Y eso mismo espera frente al serbio. “Djokovic suele jugar puntos largos, aunque no sé si saldrá a atacar la primera pelota, pero si es un partido con ritmo y con mucho peloteo podré disfrutar e intentar dar el nivel”. Este lunes está ante una gran oportunidad de reivindicar su nombre en Nueva York.