© ATP Tour

Carlos Moyà y Francisco Roig hablan con Rafael Nadal durante un entrenamiento en el estadio Arthur Ashe antes de su debut en el US Open 2019.

Francis Roig: “Rafa Se Siente Mejor Jugador En Pista Rápida”

El entrenador de Nadal repasa su evolución en pista dura antes del US Open

Un desmesurado palmarés sobre tierra batida ha eclipsado otra realidad paralela que arroja la estadística: Rafael Nadal es el jugador con mejor índice de victorias en pista dura en 2019. El porcentaje de éxito asciende hasta un 88%, perdiendo únicamente dos partidos de los 17 que ha afrontado en esta superficie a lo largo de la temporada. Su reciente título en el ATP Masters 1000 de Canadá confirma su candidatura a cualquier torneo de esta gira americana. Y el US Open no es una excepción.

Este domingo el campeón de 18 Grand Slam continuó su preparación pisando la Arthur Ashe con Karen Khachanov al otro lado de la red, bajo la supervisión de Carlos Moyà y Francis Roig. Precisamente este último, que le acompañó desde el banquillo en su camino hacia el título No. 35 de categoría ATP Masters 1000 en Montreal, explica en esta entrevista con ATPTour.com por qué Nadal es a día de hoy un rival aún más peligroso en pista rápida.

Desde fuera, viendo los entrenamientos previos en Nueva York, la sensación es que la raqueta de Nadal parece bien afinada para su debut.
Salvo un día que entrenamos en indoor (con Alexander Zverev) y luego por la tarde costó un poco más (con Diego Schwartzman), en el resto ha estado muy bien siguiendo la dinámica que trae de Montreal. Allí acabó jugando muy bien, siendo agresivo, en la línea que últimamente ha marcado la diferencia en torneos de pista rápida. Creo que ha dado un paso adelante en esta superficie.

Hace ya tiempo que parece muy cómodo en este terreno.
Se siente mejor jugador en pista rápida. Tiene mucha más confianza en el saque, ha subido mucho su velocidad tanto en el primero como con el segundo servicio. Esto te concede la posibilidad de ganar muchos puntos fáciles. Ha ganado también habilidad, tiene más confianza cuando va a la red, con el revés es capaz de entrar mucho más en pista y los puntos cortos parece que nos están favoreciendo, que era algo de lo que antes huíamos. Todo este conjunto ha hecho que se vea más capacitado para elaborar los puntos, que no haya que ganarlos con épica, sino que entra en pista para construir.

¿Es difícil cambiar cuando se ha tenido tanto éxito de otra manera?
Algunas diferencias aún tenemos… [risas], porque a él le gusta esperar un poco. Tanto a Charly [Moyà] como a mí nos gusta que construya. Él ha tenido mucho éxito de esa forma y cambiarlo cuesta.

¿Y cómo lo han convencido?
Una cosa es tener las armas y otra estar convencido de que lo puedes hacer. Creo que Rafa poco a poco lo ha ido viendo. Él ganó Grand Slams sin jugar de esta manera, buscando puntos más largos. Aunque creo que, por ejemplo, en 2013 ya jugó de una manera espectacular, ahora se ve más capacitado para construir los puntos. No puede jugar a esperar. Creo que se ha dado cuenta y es un jugador más completo para poder hacerlo.

Ha repetido en varias ocasiones la palabra “construir”.
Me refiero a no esperar a ver qué pasa. Siempre pienso que cuando la pelota bota, no puede haber demasiada distancia entre ese bote y tu impacto. Obviamente, si juegas ante Federer con un día inspirado no puedes hacer esto porque la pelota te va a comer, pero si la pelota bota, tienes tiempo y esperas hay algo que no estás haciendo bien. Tienes que acercarte lo máximo posible al bote con ciertas garantías. Cuando buscas comodidad, normalmente tu rival también está cómodo.

También Podría Interesarle: Nadal: “No Pienso En La Historia Sino En Darme Una Nueva Oportunidad”

La estadística sitúa a Nadal como el jugador con mejor porcentaje de victorias esta temporada en pista dura con un 88% de partidos ganados.
Lo digo últimamente. Antes tenía la sensación de que había más jugadores que nos podían ganar en torneos a tres sets en esta superficie. Ahora creo que han de pasar más cosas para perder. Lo veo jugando con más seguridad. Históricamente siempre le ha ido mejor jugar a cinco, porque si tienes algún momento malo, cuentas con más tiempo para recuperarte. Esto es un hándicap al que Rafa le ha dado muy bien la vuelta, y creo que en estos torneos de pista rápida, incluso a tres sets, él se encuentra más cómodo.

¿Cómo se refleja esa seguridad?
No sólo es que haya ganado, sino la manera cómo lo ha hecho. Los resultados son más contundentes o al menos la sensación es que gana más partidos jugando bien. Esto a un jugador le da confianza. De alguna manera llega aquí a nivel mental más convencido de que lo puede hacer bien y, además, ser el No. 1 de la [ATP] Carrera [a Londres], aunque sea algo más anecdótico, también ayuda.

Este martes en primera ronda espera John Millman. ¿Su victoria ante Roger Federer el pasado año en este mismo escenario hace estar un poco más alerta?
Siempre estamos alerta. Rafa es el primero que lo transmite, no hace falta que se lo digas. Personalmente, creo que Millman pensará que el año pasado ganó a Federer aquí y esto no pasa cada día, se tendrá fe en que puede hacer un buen torneo. También es cierto que las circunstancias atmosféricas el pasado año eran diferentes, hacía un calor tremendo y este año parece que no será así.

No obstante, no es un rival desconocido.
Exacto. Jugamos con él en Wimbledon hace dos años y ahora es un jugador más experimentado, más peligroso. Pero, al final, todas las rondas son difíciles y Rafa es el primero que va a salir con todas las precauciones del mundo.