© Al Bello/Getty Images

Alexander Zverev ha ganado el único precedente con Pablo Carreño Busta (1-0), su rival en las semifinales del US Open.

Zverev & Ferrer: Una Prometedora Asociación Que Acaba De Empezar

Desde hace unos meses, el español entrena al alemán, semifinalista del US Open

Desde su casa de Jávea, David Ferrer ha seguido atentamente todos los partidos que Alexander Zverev ha jugado en este US Open. Después de empezar a trabajar juntos hace unos meses, el ex No. 3 del FedEx ATP Ranking, ahora entrenador del alemán, trabaja desde la distancia hasta que dentro de unos días se reúna con Zverev en la gira de tierra batida, donde le acompañará por primera vez de forma presencial. De momento, la prioridad son las semifinales del US Open que el alemán jugará el próximo viernes ante Pablo Carreño Busta

“Antes de los partidos nos mandamos mensajes o hablamos para planear un poco la táctica”, contó Ferrer a ATPTour.com a través de una conversación telefónica. “Está en semifinales, así que muy contento en ese aspecto porque se ha sobrepuesto en momentos delicados. Sin hacer su mejor tenis, solo con el saque hace muchísimo daño. Ahora el nivel hay que subirlo, dar un paso adelante”.

Después de ser el último rival que Ferrer tuvo en su carrera, derrotándole en la segunda ronda del Mutua Madrid Open de 2019, Zverev se interesó en repetidas ocasiones por tener al español en su banquillo tras congeniar en la etapa que compartieron en el ATP Tour siendo rivales. Y así es como nació la relación profesional entre ambos.

"Lo primordial fue que me llamó él personalmente, y tres veces”, aseguró Ferrer. “Eso significa que tenía ganas de conocer mi forma de trabajar. En ese aspecto, me llamó la atención. Había tenido ofertas, pero por parte de algunos agentes, de manera secundaria. Que me llamase él personalmente me gustó mucho”, insistió. “Es un tenista con mucho margen de crecimiento. Y a mí me pareció una experiencia interesante, una motivación. Trabajar con alguien extranjero me ilusionó mucho. Conocer otro tipo de trabajo me hacia ilusión para crecer y conocer una forma distinta al método español”.

En julio, Ferrer viajó a Montecarlo para trabajar con Zverev y probar juntos durante dos semanas. Tras aquellos días entrenando, el español se convirtió en el nuevo técnico del campeón de las Nitto ATP Finals de 2018, con ambos protagonistas deseando empezar la aventura para reafirmar las buenas sensaciones que se habían llevado del test de Mónaco.

“Probé a ver cómo era su día a día y me gustó”, dijo el español. “Me dejaron trabajar perfectamente, tanto su equipo como su padre. Me trataron muy bien. Dentro de lo que es mi concepto, lo que quería tenísticamente de Sascha, todos estaban de acuerdo. Y principalmente, él, que es lo que más me interesa”.

También Podría Interesarle: Zverev Sobre Ferrer: “No Puedo Pedir Más”

Zverev buscará en Ferrer muchas cosas, pero una de ellas será la experiencia. El español ha vivido bastantes situaciones importantes en su carrera: una final de Roland Garros, seis semifinales de Grand Slam, el título en el Rolex Paris Masters de 2012 y muchos otros momentos que ahora son oro para el alemán.

“Eso es algo que a mí me habría gustado cuando era jugador, que alguien con esa experiencia me pudiese aportar”, confesó el español. “Es algo que te da mucha tranquilidad. Muchas veces, te pones en su piel y le intentas explicar que tú ya has pasado por ahí. Que alguien haya vivido eso le puede ayudar al jugador”, continuó. “A Zverev intento ponerle de ejemplo situaciones que yo he vivido, cosas buenas o malas, y mi forma de encarar esos momentos. Luego, él tiene que escoger lo que mejor le pueda ir”.

A los 23 años, y pese a haber ganado las Nitto ATP Finals de 2018 y tres ATP Masters 1000 entre otros títulos del circuito, Zverev tiene un largo camino por recorrer, y muchas posibilidades de crecer y evolucionar. Eso sedujo a Ferrer desde el primer momento.

“Tiene mucho margen de mejora, pese a haber ganado las ATP Finals, Masters 1000… Puede crecer todavía más para llegar a ser número uno o ganar un Grand Slam. Eso me atrajo”, confirmó el español. “Cuando estás con un jugador que ya lo ha dado todo, que no puede jugar mejor, es más monótono el día a día. Independientemente de que esté yo o no, Sascha es un jugador que trabaja muy bien, y que estará arriba muchos años con total seguridad”.

Download the ATP Tour App

Ferrer, por supuesto, no es ajeno al tren que pasa estos días por Flushing Meadows, y que coronará a un nuevo tenista campeón de Grand Slam por primera vez desde Marin Cilic en el US Open de 2014. En ese grupo está Zverev, al que intentará preparar de la mejor forma posible para que aproveche la ocasión de conquistar su primer major.

“Hay más presión para todos”, apuntó Ferrer. “Es una oportunidad para los cuatro que están en semifinales. El que mejor gestione esa presión tendrá posibilidades de salir victorioso”, vaticinó el español. “Al final, lo nuestro es un trabajo a lo largo plazo, con independencia de si Sascha llega a la final en el US Open o acaba ganando el título. Estamos trabajando para que tenga más armas y pueda ganar muchas cosas”.

Más Historias como esta