© Darren Carroll/USTA

Novak Djokovic cede ante Daniil Medvedev en la final del US Open 2021 en su única derrota de Grand Slam de la temporada.

Djokovic: “He Aprendido A Superar Estas Derrotas Que Son Las Que Más Duelen”

El serbio reflexiona tras caer en la final del US Open con Daniil Medvedev.

Un solo cuerpo, demasiadas emociones. Y para Novak Djokovic, el protagonista de esta historia, difícil nombrar todas esas emociones. Muchas de ellas contradictorias. “Una parte de mí está muy triste”, aseguró el serbio en rueda de prensa luego de ser derrotado por Daniil Medvedev en la final del US Open 2021 con parciales de 6-4, 6-4, 6-4. “Es difícil de tragar esta derrota considerando todo lo que estaba en juego”.

Este resultado le impidió al No. 1 del FedEx ATP Rankings convertirse en el primer jugador en la historia en llegar a 21 títulos de Grand Slam (habría superado los 20 de Roger Federer y Rafael Nadal), y en el segundo en la Era Abierta en ganar los cuatro majors de una misma temporada (primero desde Rod Laver en 1969). Nunca se había puesto en posición de lograrlo, pues esta era la primera vez que llegaba al US Open habiendo conquistado el Australian Open, Roland Garros y Wimbledon.

¿Cómo superar una derrota así? ‘Nole’ espera resolverlo pronto. “En el tenis aprendemos muy rápidamente cómo pasar la página. Muy pronto habrá más desafíos. He aprendido a superar este tipo de duras derrotas en las finales de Grand Slam, las que más duelen”, explica el serbio que ahora queda con récord de 3-6 en finales del US Open. “Intentaré tomar algunas lecciones del pasado para seguir adelante. Todavía amo este deporte y todavía me siento bien en la cancha. Mientras haya motivación y ese estilo, seguiré pilotando”.

Una luz de esperanza se evidencia en el serbio de 34 años a pesar del resultado. Mientras hay una parte de sí que está triste por todos los hitos que se le escaparon, hay otra parte que, paradójicamente, se siente feliz de que haya terminado su participación en el torneo. Así fuera en la condición de finalista. “Ahora mismo siento alivio. Me alegro de que esto termine porque la preparación para este torneo y todo lo que mental y emocionalmente tuve que enfrentar durante todo el torneo en las últimas semanas fue mucho. Fue mucho para manejar”.

Aun así, el No. 1 del mundo se abrió paso con épica durante esta quincena, luchando en casi todos sus partidos y sobreviviendo en el quinto set ante Alexander Zverev en semifinales. Novak se convirtió en el primer jugador desde Ivan Lendl en 1992 en ganar cuatro partidos en el US Open tras perder el primer set. Además, igualó el récord de Roger Federer de más finales en la historia de Grand Slam. Ahora los dos cuentan con 31 finales cada uno.

También Podría Interesarle: Medvedev Sorprende A Djokovic Y Es El Campeón Del US Open

Son números que no colman igual que un título, pero que dignifican su participación a pesar de todo. También hace menos doloroso el resultado de este domingo el nivel superlativo de su rival. “Por supuesto que estoy decepcionado con el juego general que tuve hoy. Sé que pude y debí haberlo hecho mejor. Es una pérdida dura. Pero al mismo tiempo me alegro por Daniil porque es un buen tipo y se lo merece”.

“Salió muy decidido a la cancha”, continúa sobre sus elogios a Medvedev. “Podías sentir que estaba en el máximo de sus habilidades en cada disparo. Tenía mucha claridad sobre lo que tenía que hacer tácticamente. Lo ha ejecutado a la perfección. Fue asombroso. Todo el mérito a su mentalidad, su enfoque, su juego, todo. Absolutamente fue el mejor jugador y merecía ganar, sin duda alguna”.

¿Será el aviso de que se avecinan campeones primerizos de Grand Slam en masa? Djokovic cree que será cuestión de tiempo. “La transición ya ha comenzado de alguna manera, con Dominic Thiem ganando aquí el año pasado. Los chicos mayores todavía estamos aguantando. Pero la nueva generación, si quieres llamarla así, se hará cargo. Es normal. Creo que el tenis estará en buenas manos porque todos son buenos muchachos y muy, muy buenos tenistas de gran calidad. Tienen algo que ofrecer dentro y fuera de la cancha”.

Y si hay un veterano que ha resistido es el serbio, quien a pesar del resultado del domingo sigue arrastrando una de las mejores temporadas de su carrera (récord de 44-6, cuatro títulos). “Tengo que estar orgulloso de todo lo que mi equipo y yo hemos logrado esta temporada”. Y todavía no termina. Falta el último trimestre, en el que aspira a convertirse en el primer jugador en la historia en terminar siete veces como No. 1 del mundo de fin de año.

El serbio no está acabado. Solo quedó herido. Y eso puede hacerlo más peligroso aún, como ha quedado demostrado en el pasado.

Más Historias como esta