© AFP/Getty Images

Stan Wawrinka conquistó su segundo título consecutiva en Ginebra 2017.

Wawrinka Hizo Su Sueño En Realidad En Ginebra

El suizo ganó el primer título en su país en 2016 y repitió un año después

Stan Wawrinka nació en Lausana, Suiza, a una hora en coche de Ginebra. Así que es lógico que para el suizo haya sido muy especial el idilio que ha vivido con la ciudad que acoge este ATP 250.

Wawrinka llegó a su primera final en su país en 2005, cuando se presentó en la última ronda de Gstaad. Pero tardaría once años en repetir una nueva final en Suiza. Tuvo que esperar hasta el Geneva Open de Ginebra en 2016.

A sus 31 años, Wawrinka llegó a Ginebra en busca de dar un giro a una racha de derrotas. Había perdido sus tres encuentros anteriores antes del torneo.

Pero el favorito local, que ocupaba el No. 4 del mundo, perdió sólo seis juegos en sus dos primeros partidos frente a los especialistas en tierra Albert Ramos Viñolas y Pablo Carreño Busta, respectivamente. Después de batir a Lukas Rosol en tres sets en las semifinales, Wawrinka derrotó al No. 11 Marin Cilic por 6-4, 7-6(11) para levantar su primer título ATP Tour en Suiza.

“Es un sueño hecho realidad poder ganar un título en Suiza, después de estos torneos”, señaló Wawrinka. “Ser capaz de hacerlo aquí en Ginebra, en el segundo año del torneo, es algo especial. Los aficionados estuvieron genail. Hicieron mucho ruido hoy”.

Las gradas del Tennis Club de Geneve Eaux-Vives estaban completamente llenas. Cuando Cilic envió un revés demasiado largo, todo el mundo se levantó para celebrar que su hombre había ganado aquella dura batalla.

“Marin es un gran jugador”, dijo Wawrinka. “Aumentó la presión al final, con esos puntos de set, así que fue bonito ser capaz de acabar el partido”.

Wawrinka apenas tardó en volver a ganar un título ATP Tour en Suiza, repitiendo un año más tarde en Ginebra. De nuevo, el suizo llegó al torneo con tres derrotas previas en sus últimos cuatro partidos. Pero estaba inspirado en casa, ante su público y con una aficionada muy especial: su hija, Alexia.

Derrotó a Mischa Zverev por 4-6, 6-3, 6-3 en la final. “Estoy extremadamente contento de ganar mi segundo título en Suiza. Significa mucho para mí”, advirtió Wawrinka. “Esta es la primera vez que mi hija está en el estadio al ganar un título, así que lo hace más especial aún”.

¿Sabías que…?
Wawrinka también disfrutó de éxito previamente en Ginebra en el ATP Challenger Tour. Ganó dos de sus seis títulos de esta categoría en Ginebra, en 2003 y 2004.

Más Historias como esta