© Getty Images

El No. 1 mundial Novak Djokovic besa su 5º trofeo de campeón de Wimbledon.

Djokovic: "Ha Sido El Partido Más Mental De Mi Carrera"

El serbio analiza su triunfo ante Roger Federer en la final de Wimbledon.

Fue un ejercicio de autocontrol como pocas veces se han visto. Novak Djokovic levantó este domingo su quinto título de Wimbledon asumiendo una montaña de dificultades inmensa. El serbio coronó la final más larga de siempre en Wimbledon, aceptando durante casi cinco horas escollos de todo tipo ante Roger Federer, el mayor campeón de siempre sobre la hierba del All England Club. El No. 1 mundial, que levantó dos pelotas de partido ante el suizo, explicó cómo es capaz de abstraerse para lanzar su mejor nivel en cualquier circunstancia.

“Estos son los tipos de partidos por los que trabajas, los dan valor a cada minuto empleado en las pistas de entrenamiento”, declaró el ahora 16 veces campeón de Grand Slam. "A cualquier esfuerzo hecho para situarse en la posición de jugar ante tus mayores rivales”.

Para Novak, que compitió ante una grada muy volcada en favor de su rival, ningún obstáculo iba a ser suficiente en Londres. “Me convencí de una cosa antes de salir a la pista: permanecer tranquilo y sereno, porque sabía el ambiente que habría. Obviamente Roger está jugando bien, y predije estos escenarios en mi cabeza. Visualicé lo que iba a ocurrir”.

La medida del encuentro la puso el propio Djokovic con unas palabras bien claras. “Probablemente sea el partido más exigente a nivel mental que haya jugado. He tenido partidos físicamente más duros, como la final de casi 6 horas que jugué ante Nadal en Australia. Pero mentalmente esto ha estado ha otro nivel”, señaló el serbio, que trabaja sin descanso la mente para desatar todo su potencial.

También Podría Interesarle: Djokovic Gana Su 5º Wimbledon y 16º Grand Slam

“Hablamos de capacidad de visualizar y prepararte para posibles escenarios. Intento jugar el partido en mi cabeza antes de salir a la pista. De lo contrario, no podría jugar en este tipo de ambiente. Siempre trato de imaginarme como ganador, y creo que hay un poder en ello”, afirmó tras conquistar su quinta copa en Londres. “También tiene que haber, jugando a la voluntad, una fuerza que no provenga únicamente de tu capacidad física, sino de tu yo mental y emocional. Al menos para mí, se trata de una batalla interior constante. Más que con el entorno”.

En un partido donde no tuvo pelotas de rotura hasta el cuarto set, algo muy poco habitual para un retador de su calibre, Novak completó su victoria controlando cada emoción. “No se trata de las situaciones que te ocurren, sino de cómo experimentas internamente esas situaciones. De cómo las aceptas y convives con ellas. Antes del partido me dije que intentaría desconectar de cuando ocurriese a mi alrededor y simplemente intentar estar presente”.

Así sobrevivió para volver a hacer historia en Wimbledon, donde ya domina por 3-0 a Federer en finales. Ningún otro jugador ha batido al helvético en más de un partido decisivo en Londres.

“Podría haber jugado mejor, pero una de las cosas que me han permitido volver y levantar pelotas de partido ha sido la estabilidad mental en esos momentos”, señaló Djokovic, convertido en el primer jugador desde Gastón Gaudio en Roland Garros 2004 capaz de ganar una final de Grand Slam levantando pelotas de partido. Y su truco fue enorme en Londres. “Cuando la grada cantaba ‘Roger’ yo escuchaba ‘Novak’. Suena estúpido, pero así es. Me intento convencer a mí mismo de ello”.

Ahora, con su segundo Grand Slam de la temporada 2019, Djokovic pone al rojo vivo la carrera histórica en los majors. Los 16 grandes del serbio acortan distancias con Rafael Nadal (18) y Roger Federer, inmersos en una batalla imperdible por la cima de todos los tiempos.

“Parece que me acerco pero ellos también están ganando Slams”, reconoció Novak. “Nos complementamos de algún modo. Estamos haciéndonos crecer evolucionar entre nosotros para permanecer en este deporte. Estos dos tipos son probablemente la razón por la que todavía compito a este nivel. El hecho de que hayan hecho historia me motiva, y me inspira a conseguir lo mismo, e incluso más” valoró.

“Si lo lograré o no, no lo sé. No miro la edad como una restricción. Subrayo lo que he dicho en pista: Roger me inspira con su esfuerzo a esa edad. Depende de lo que yo vaya a jugar, si tengo la opción de hacer historia como No. 1, con Slams,… No solo depende de mí, sino de circunstancias vitales. No solo soy tenistas sino padre y marido. Tienes que equilibrar todo. Obviamente uno tiene que tener las circunstancias correctas para que las cosas salgan bien”.

En Londres emergió el Djokovic más resistente, capaz de convertir cualquier obstáculo en el mayor de sus aliados.

Follow Wimbledon

Más Historias como esta