© Shaun Botterill/Getty Images

Guido Pella celebra su victoria ante Kevin Anderson en la Centre Court de Wimbledon.

Pella: "Hoy No Me Distraía Ni La Reina De Inglaterra"

El argentino firma en Wimbledon su mejor resultado de Grand Slam.

Las contradicciones forman parte de la vida y Guido Pella está sentando cátedra en el All England Tennis Club. El argentino firmó este viernes la mejor actuación de Grand Slam de su carrera, instalándose en los octavos de final de Londres a contracorriente. Y todo con un rumbo bien distinto al resto. El sudamericano asegura que el ruido es palpable en el Centre Court, el teórico templo del silencio. Se hospeda en un hotel, lejos de la tradicional convivencia en una casa. Y asegura no conocer la hierba, ser un extraño en la superficie, habiendo tumbado al vigente subcampeón en las últimas dos ediciones de Wimbledon.

Con los puños en alto y una sonrisa enorme en la cara, el argentino rompió todos los esquemas en la Centre Court. Pella se armó de valor para desbordar por 6-4, 6-3, 7-6(4) al sudafricano Kevin Anderson, conseguir su cuarta victoria Top 10 y poner patas arriba una vez más al graderío de Londres. En 2018, firmando la mayor victoria de su carrera, bajó al No. 5 mundial Marin Cilic. Un año después, Guido sigue por los mismos derroteros.

“No sabría explicar el estar en los octavos de final de Wimbledon”, reconoció estupefacto. “Es mi primera vez en la segunda semana de un Grand Slam, en una superficie en la que nunca jugué en mi vida. Ningún argentino lo hace. Apenas podemos jugar un mes al año, pero no lo cambio por nada”.

Ante Anderson, en un encuentro donde hacer volar por los aires el pronóstico, Pella pudo jugar siendo el calmado. “Es un partido en el que él tenía la presión. Eso me generó jugar más tranquilo”, aseguró. “Jugar en la cancha central de Wimbledon no es poca cosa y al principio lo sentí bastante. A medida que fueron pasando los games me fui sintiendo mejor. En ningún momento sentí que tenía la responsabilidad de ganar. Recién la comencé a sentir cuando me puse dos sets a cero”.

También Podría Interesarle: Feliciano: "Me Enamoré De Wimbledon Desde El Primer Día"

La gran eclosión de Pella viene en un año de liberación. Su primer título ATP en Sao Paulo rompió las cadenas de un hombre atrapado, impaciente por culminar una semana. Fuera cual fuera el escenario. “Si ese torneo no se hubiera dado no estaría en esta situación, estoy seguro. Estaba convencido de que necesitaba ganar un torneo, no me importaba cuál ni en qué superficie. Solamente me interesaba ganarlo”, indicó. “Sao Paulo fue muy positivo para mi mente. Eso no significaba que fuera a seguir ganando partidos o torneos, pero mi vida no iba a ser una especie de calvario como venía siendo teniendo ese título que quería ganar. Fue un antes y un después. Pude empezar a jugar más relajado y ahora estoy disfrutando”.

En Londres, protegido por una Centre Court con 15.000 butacas como testigo, se vio un jugador mentalmente recuperado. Capaz de sostener los bombazos de Anderson sin pestañear, con la calma de un veterano. Eso, sobre la hierba del All England, es un terreno ganado.

“Era la segunda vez que jugaba en la cancha principal. La anterior jugué con Federer y no la pasé bien. Es un partido incomodísimo siempre que se juega con él. Es donde se creó el tenis. Muchos tenistas de dicen que quieren ganar Wimbledon. A mí me encanta el US Open. Pero si me das a elegir entre ambos, dame Wimbledon toda la vida”, declara un Pella con un vínculo especial con el tercer grande del curso.

“Mi adaptación al pasto viene siendo mejor todos los años. Eso me da la pauta para seguir jugando bien. Más que para venir de paseo, es una superficie en la que puedo ganar partidos. Hubo pocos partidos en el año en los que estuve 100% concentrado. Hoy día haber venido la Reina de Inglaterra que yo iba a seguir enfocado”, explicó.

“Hoy fue el mejor partido y ya estoy en segunda semana. Me queda seguir preparando y disfrutando el momento. Uno nunca sabe si va a volver a estar en esta situación. Ojalá que pueda seguir tan lúcido como hoy. ¿Quién nos dice que no puedo ganar otro partido?”.

En Londres, le espera Milos Raonic como obstáculo hacia los cuartos de final. Otro subcampeón de Wimbledon. Otra ración de bombazos. A seguir soñando.

Follow Wimbledon

Más Historias como esta