© Getty Images

Pella remontó dos sets adversos ante Raonic para ganar en el quinto y llegar por primera vez a los cuartos de final de un Grand Slam.

Recuperado: Pella No Conoce Lo Imposible En Wimbledon

Es el cuarto argentino en avanzar a los últimos ocho jugadores en el All England

Guido Pella no lo cree. Agita su cabeza de una lado al otro es lo primero que hace como gesto de incredulidad. El argentino ya vivía el mejor año de su carrera, en una temporada de irrupción y de confirmación de que aún no ha tocado su techo. Pero llegar hasta los cuartos de final es un objetivo de un nuevo y exponencial parangón, no solamente por ser su estreno en esa instancia de un Major. Pella sueña despierto en una semana que todavía continúa en marcha y que lo tendrá como uno de los ochos sobrevivientes sobre la hierba británica.

Si le hubieran dado elegir la forma de conseguirlo al argentino, probablemente el argentino hubiera elegido la épica que supo construir en la pista No. 3 del All England Lawn Tennis and Croquet Club, tras tres horas y 44 minutos, y luego de remontar después de estar dos sets abajo para terminar imponiéndose por 3-6, 4-6, 6-3, 7-6 (3) y 8-6 ante el siempre peligroso Milos Raonic.
tres horas y 44 minutos.

“Es increíble esto. Es la primera vez en mi carrera que me siento importante”, dijo, todavía sorprendido por el logro. “No solamente por haber ganado hoy… es muy difícil ganar partidos en los Grand Slams. Es muy difícil mantener el nivel durante dos semanas, pasan muchas cosas. Tenes un día de por medio que la cabeza te va comiendo, rivales que diferentes, momentos de dificultades y la confianza va a aumentando. Estas batalla te dan la medida de que pertenezco a este nivel y esa es la mayor satisfacción”. 

De esta forma, Pella consigue un logro inusual para el tenis argentino: se convirtió en apenas el cuarto tenista nacional en llegar a los cuartos de final de Wimbledon, luego de Guillermo Vilas (en 1975 y 1976), David Nalbandian (2002 y 2005) y Juan Martín del Potro (2013 y 2018). “Buenos nombres, eh”, bromeó Pella con una sonrisa que no le entra en la cara. 

Pella, El Tumbador De Finalistas

Año Rival  Ronda Y Resultado
 2018  Marin Cilic (finalista en 2017)  R2, 3-6 1-6 6-4 7-6(3) 7-5 
 2019  Kevin Anderson (finalista en 2018)  R3, 6-4 6-3 7-6(4)
 2019  Milos Raonic (finalista en 2016)  Octavos de final,  3-6 4-6 6-3 7-6(3) 8-6

El panorama no era sencillo para el argentino, y lucía una misión aún más difícil para el bahiense de 29 años luego de que Raonic se llevara los dos primeros sets. El canadiense, No. 17° del ranking, finalista en 2016 y cuartofinalista el año pasado, se hacía fuerte desde el servicio, ganando 20 de los 21 puntos disputados con su saque.

“Quería que corra lo más posible. Tenía que hacerlo jugar lo más incómodo posible”, aseguró el zurdo. “Chucho (Acasuso) me dijo que los saques que más le gustan eran los abiertos desde el par y a la T en el impar. Son los saque que más me cuesta devolver… tuvo varias voleas muy buenas”, afirmó.

También Podría Interesarle: Bautista Se Abre Paso En Cuartos De Final De Wimbledon

No obstante, lejos de entregarse, Pella apeló a sus tiros punzantes, sobre todo desde las devoluciones, y a las aperturas que con tanta facilidad genera. Tras llevarse la tercera manga, parecía que su chance había pasado cuando Raonic volvió a hacer la diferencia y llegó a servir para el partido por 5-3 en el cuarto set. Pero nuevamente, y al igual que todo el torneo, apareció la paciencia de Pella para mantenerse estoico y esperar su chances.

Ese mismo temple fue el que mantuvo en pie a Pella en el desempate del cuarto set y también el quinto. El tenista entrenado por José Acasuso jugó como si tuviera decenas de partido de esta estirpe, su decisión era férrea y especial. Solo una vez, en 2018 ante Cilic, había logrado imponerse tras ceder los dos primeros sets. Tras contar con tres puntos de partido que Raonic pudo levantar, el Nº 26 del mundo finalmente logró conseguir su objetivo máximo y la emoción lo invadió, estaba viviendo el presente en un día que no olvidará.

“No esperaba nunca llegar a Cuartos de Grand Slam en mi carrera...pensaba que no iba a tener chances. Ahora quiero aprovechar este momento, estoy haciendo las cosas bien, ganando partidos. Me reafirma que puedo estar en este nivel y competir con los mejores. Es lo que me voy a llevar sobre todo de este torneo", sentenció un Pella ilusionado.

Ahora, su próximo rival será el español Roberto Bautista Agut, quien lidera el FedEx ATP Head2Head por 2-0. “Es un jugador durísimo. Uno de los más difícil que he enfrentado en mi carrera, muy sólido. No se cansa, le gusta el juego de correr, meter, partidos largos y tiene muy buenos tiros", describió. "Lo respeto mucho y viene jugando bien... pero va a ser una batalla". Pella no limita su ilusión: quiere seguir estirando el mejor torneo de su vida y tiene la confianza suficiente para lograrlo.


Más Historias como esta