© Getty Images

Roberto Quiroz superó a Jason Jung por 7-6(5), 7-6(0) en primera ronda del cuadro clasificatorio de Wimbledon.

Roberto Quiroz Lo Lleva En La Sangre

El ecuatoriano, que está en 2R de fase previa de Wimbledon, pertenece a una dinastía tenística que cuenta con 26 títulos ATP, incluido uno de Grand Slam.

Cuando llegó a insinuar que el fútbol podía ser su futuro por encima del tenis, Roberto Quiroz sintió algunas miradas reprobatorias en su familia. Tenía 12 años, y era momento de elegir un camino para su vida. En un deporte jugaba de mediocampista. Y en el otro honraba con sus golpes a su árbol genealógico encabezado por su abuelo Pedro Pablo Gómez y su tío Andrés Gómez, campeón de Roland Garros en 1990.

La disyuntiva fue grande. “A los 12 o 13, me encantaba el fútbol y en mi familia me hicieron elegir”, cuenta Roberto entre risas en conversación con ATPTour.com. “No te diría que era una presión, pero todos se inclinaban por el tenis, y les hubiera dolido mucho si hubiera elegido el fútbol. Inconscientemente terminé eligiendo el tenis por eso”.

La genética se impuso en su decisión. Así como el ejemplo en casa. Roberto Quiroz nació en 1992, y creció en Guayaquil viendo los últimos años de la exitosa carrera de su tío materno Andrés Gómez, quien ganó 21 títulos ATP en individuales; y celebrando los prometedores logros de su primo Nicolás Lapentti, desde la clasificación a semifinales del Abierto de Australia en 1999 hasta el último de los cinco trofeos ATP que consiguió.

También Podría Interesarle: El “Primer Tren” De Andrés Gómez En El ATP Tour

Aunque a Roberto le gustaba el fútbol, en el fondo siempre tuvo la ilusión de emular a sus ídolos en la familia, al igual que varios parientes de su generación como los cuatro hijos de Andrés Gómez (Juan Andrés, Emilio, Alejandro, Rafaela y Manuela). El instinto los guio por el mismo camino. Todos pulieron sus golpes en las canchas del Guayaquil Tennis Club, una de las cuales lleva el nombre de su abuelo Pedro Pablo Gómez.

Y algunos de ellos, como Roberto y Emilio, compiten hoy en día en el ATP Tour. Roberto se entregó de lleno a este circuito desde 2016, después de graduarse como economista en la Universidad del Sur de California, donde también estudió el colombiano Robert Farah. Desde entonces, ha tenido un ascenso progresivo. En marzo pasado, incluso, ocupó la mejor casilla (No. 172) de su carrera en el Ranking ATP.

En 2019 está haciendo la transición del ATP Challenger Tour al ATP Tour. “La verdad que ha sido un año muy distinto para mí, con presiones nuevas. Me ha costado mucho descifrarlo, pero vengo entrenando bien y creo que voy por el camino correcto”, añade el zurdo de 27 años, quien fue subcampeón del ATP Challenger Tour en León 2017 y en Ciudad de México 2018.

Sus 60 victorias en este circuito le han permitido conocer nuevas alturas. El lunes pasado, por ejemplo, superó a Jason Jung en la primera ronda del cuadro clasificatorio de Wimbledon. Y el miércoles medirá al norteamericano Noah Rubin para quedar más cerca de clasificar a su primer cuadro principal a nivel de Grand Slam. Sería un nuevo logro para su familia que prácticamente resume la historia del tenis ecuatoriano.

Cuadro clasificatorio de Wimbledon 2019

Más Historias como esta