© Getty Images

El No. 4 del mundo en dobles Horacio Zeballos pasa sus días en familia, entrenando junto a sus hijos y listo para volver al ruedo.

Zeballos Y Cómo Disfrutar Los Días En Casa

El argentino, actual No. 4 del mundo en dobles, se regocija del día a día en familia y se mantiene en forma.

Horacio Zeballos siempre ha sido una persona y un tenista optimista. Primero como singlista, llegando a ser No. 39 del FedEx ATP Rankings en 2013 y actualmente como destacado doblista y No. 4 del mundo en la especialidad. De igual forma, con 34 años elige verle el lado positivo en pleno confinamiento por la epidemia del COVID-19.

El marplatense, pasa los días en su departamento de Buenos Aires con su familia, aprovechando cada momento junto a sus hijos Fausto (pronto a cumplir dos) y Emma —festejará los 4 en dos semanas— y jugando con ellos y preparándose para cuando llegue el momento de volver a la competición. 

“Ahora me estan exprimiendo un montón…”, dice bromeando para ATPTour.com. “Pero también trato de hacer planes con mi mujer entre mis entrenamientos y disfrutar el día a día”, reconoció ‘Zebolla’. 

“Obviamente estamos cuidándonos muchísimo y saliendo una sola vez por semana al super… pero estoy seguro que también se disfruta de estar más tiempo con la familia y cuidándonos entre todos”, relató y aseguró: “Se hace duro, largo y hay que aguantar y mientras tanto disfrutar”:

No obstante, claro, el primer argentino en llegar a ser Top10 en dobles no pierde el tiempo para mantenerse en forma. ¿Cómo sigue activo? “Hago físico, cuatro o cinco veces por semana, con algunos trabajos que me manda el PF”; explicó. Además del físico, el zurdo argentino tomó estos días la decisión de agarra la raqueta para no perder el feeling. “Empecé a hacer voleas contra la pared para trabajar el antebrazo y por lo menos sentir la raqueta en la mano, para no perder los cayos y evitar que me salgan ampollas cuando volvamos…”, dijo. ¡

¿Qué valoración le da a esta nueva realidad que le toca afrontar? “Justamente en estos momentos te das cuenta todo el tiempo libre que te queda cuando estas afuera, de gira. Ahora que tengo dos chicos se nota muchísimo más, cuando no me acompañan se nota y el día no se me pasa más y se me hace larguísimo: no me llego a cansar, porque más allá de los partidos o de entrenar tengo muchas horas para recuperar”. 

En tanto, Zeballos no esconde el orgullo que aun le dura por este promisorio presente no solamente siendo un tenista Top si no cumpliendo sueños que tuvo en su infancia. “Estoy contento y emocionado de haber llegado al No. 3 del mundo y hoy ser Top5. No me lo esperaba que llegara tan rápido”, afirmó el zurdo cuya irrupción y salto a lo más alto incluyó la conquista de sus dos primeros títulos de Masters 1000, en Indian Wells y Montreal, y su primera final de Grand Slam en Flushing Meadows. 

¿El doblista extraña lugar singles o una vez que pasa a ser doblista a tiempo completo cambia el chip? La respuesta de Zeballos es concreta. “Que Me me haya empezado a ir bien en el dobles y haya podido lograr objetivos y la hazaña de haber sido el primer argentino en ser Top 10 hace que no extrañe tanto el single porque pude lograr cosas con el dobles… cada tanto igual miro la final contra Rafa o partidos que jugué y me encanta verlos o recordarlos”. 

También Podría Interesarle: ¿El Partido De La Temporada?

La final de la que habla el argentino es la de Viña del Mar 2013, no solamente su única corona ATP Tour en singles (suma 15 en dobles), también era su primer triunfo sobre un Top 10 en tres intentos y se convertía en el primer zurdo que le gana a Rafael Nadal sobre arcilla. 

“Esa final la vi muchísimas veces. El otro día lo vi de nuevo, de hecho… y lo disfruto como si fuera la primera vez y me canso de verlo. Me motiva”, reconoció con una sonrisa. ¿Cómo imagina el regreso a la actividad? “No lo sé, pero ahora toca seguir mejorando, entrenando, tengo el deseo de ir por más… Esa es la clave del éxito”. Y vaya si tiene sustentos para así creerlo. 

Más Historias como esta