© AFP/Getty Images

Andy Roddick ganó 32 títulos en su carrera, llegando al No. 1 del FedEx Ranking ATP en 2003.

Andy Roddick: Un Competitivo Lanzamisiles

El americano era conocido por su gran servicio y espíritu competitivo

En la última entrega de los perfiles de los 26 jugadores que han llegado a ser No. 1 del FedEx Ranking ATP, ATPTour.com repasa la carrera de Andy Roddick.

Primera semana como No. 1: 3 de noviembre de 2003
Semanas totales como No. 1: 13

Como No. 1
Roddick permanece como el cuarto jugador más joven en alcanzar el No. 1 del FedEx Ranking ATP, llegando a lo más alto un 3 de noviembre de 2003 a la edad de 21 años y dos meses. Los únicos jugadores que lo han logrado a una edad más temprana fueron Lleyton Hewitt, Marat Safin y John McEnroe.

El enérgico estadounidense lo hizo a lo grande, consiguiendo el No. 1 del mundo en el Rolex Paris Masters 2003 y defendiéndolo en la Tennis Masters Cup [ahora Nitto ATP Finals] para convertirse en el primer americano en terminar en el No. 1 al final de un año desde Andre Agassi en 1999.

“Es un gran logro para mí, algo que nunca pensé que ocurriría o sería posible”, reconoció Roddick. “Pasó el verano y lo conseguí en la última parte del año. Definitivamente, es un gran logro para mí y estoy emocionado por ello”.

Roddick pasó 13 semanas en la cima, después de que su reinado terminase tras el Abierto de Australia 2004. El americano llegó a cuartos de final en Melbourne, perdiendo en el quinto set frente al ruso Marat Safin. Roger Federer ganaría aquel Abierto de Australia y empezó su récord de 237 semanas consecutivas como No. 1 del mundo.

Lo más destacado en Grand Slam
En las semifinales del US Open 2003, estaba entre la espada y la pared. David Nalbandian dominaba ante el favorito local por dos sets y 6-5 en el tie-break del tercer set. Pero Roddick salvó un punto de partido con un saque marca de la casa y fue capaz de darle la vuelta al partido ante el argentino antes de derrotar a Juan Carlos Ferrero en la final por 6-3, 7-6(2), 6-3, antes de conquistar su único Grand Slam.

Ningún estadounidense ha levantado un trofeo de esta categoría desde que lo hizo Roddick entonces en Flushing Meadows.

Desde que Roddick tenía 21 años, parecía que esa victoria en Nueva York podría ser la primera de muchas para el gran sacador, pero Federer se interpuso en su camino. El americano llegó a cuatro finales más de Grand Slam, incluyendo tres de Wimbledon (2004, 2005, 2009) y otras más en el US Open (2006). En todas las ocasiones perdió con Federer.

Tal vez la más dolorosa fue la final de Wimbledon 2009. Roddick conservó el servicio en los 37 juegos con su saque y salvó los primeros seis puntos de quiebre que encaró. Pero después de cuatro horas y 16 minutos, Federer finalmente logró romperle para ganar 5-7, 7-6(6), 7-6(5), 3-6, 16-14.

Roddick conectó 27 saques directos y ganó el 83 por ciento de sus primeros servicios, pero no fue suficiente para triunfar por primera vez en SW19.

Andy Roddick beat Juan Carlos Ferrero in straight sets to win the 2003 US Open.

Lo más destacado en las Nitto ATP Finals
Roddick compitió en las Nitto ATP Finals en seis ocasiones, en cinco de ellas cuando aún se llamaba Tennis Masters Cup.

El americano se clasificó para las semifinales tres veces (2003, 2004, 2007) pero nunca llegó a la final.

Lo más destacado en los ATP Masters 1000
Cinco de los 32 títulos de Roddick los consiguió en un torneo ATP Masters 1000, siempre en territorio Norteamericano.

El estadounidense se impuso en dos ocasiones en Cincinnati (2003, 2006) y Miami (2004, 2010), además de conquistar Montreal (2003). Tres de sus victorias las consiguió antes de cumplir los 22 años.

Roddick también llegó a cuatro finales Masters 1000, pero quizás su momento más increíble llegó al final de su carrera. En 2010, Roddick se presentó en las finales del BNP Paribas Open y el Miami Open presented by Itaú de manera consecutiva.

En Indian Wells, el estadounidense perdió en dos tie-breaks frente a Ivan Ljubicic en la final antes de sacarse la espina en Miami, tras batir a Rafael Nadal.

Grandes rivalidades
Roddick, dado su carácter, tal vez diría que su ATP Head2Head frente a Federer no fue una gran rivalidad dado el récord de 3-21 frente al suizo. Pero dice mucho de la carrera de Roddick el hecho de que se midiera en tantas ocasiones con Federer.

Todos sus partidos salvo en la Tennis Masters Cup [ahora Nitto ATP Finals] se produjeron en cuartos de final o más adelante en un torneo. Federer ganó las siete finales que disputaron, aunque estaba decepcionado, nunca tuvo reparos en relativizarlo durante las ceremonias de trofeos.

“En primer lugar, me gustaría felicitar a Roger”, dijo. “Estás empezando a ser muy, muy molesto”.

“Roger empezó a ser Roger otra vez. Bla, bla, bla”

Como siempre hizo, Roddick bromeó por última vez, batiendo a Federer en un duelo de R32 en Miami 2012.

Federer tuvo un tono respetuoso por su rival también. Cuando se introdujo en el Salón de la Fama del tenis en 2017, Roddick dijo: “Quiero dar el mérito a Federer, como he dicho antes, es difícil que no te guste como persona. El primer mensaje que recibí esta mañana cuando me desperté era de Roger Federer. Es una gran persona”. Roddick también disfrutó de su rivalidad ante otros No. 1 del mundo como Lleyton Hewitt (7-7) y el actual número uno Novak Djokovic (5-4) entre otros.

Roddick

Récord Victorias-Derrotas: 612-213
Récord Títulos-Finales: 32-20

Legado
Los aficionados recordarán a Roddick por muchas cosas, incluido su gran servicio, su espíritu competitivo, llegar la bandera del tenis americano y su ingenio.

Cuando Roddick salía a la pista para un partido, siempre tenía una oportunidad. No importaba contra quién se enfrentara, su servicio le permitía capear la tormenta. No es tan alto como Ivo Karlovic o John Isner, pero tenía el mismo éxito. Los niños imitaban el gesto acortado de servicio del americano, con el fin de encontrar más velocidad.

En su mejor momento, Roddick conectó sus primeros servicios a 140 millas por hora (225 km/h). Es uno de los seis jugadores en sumar más de 9.000 aces (9.068). Roddick ganó más del 90 por ciento de sus juegos con el saque, el cuarto en esta estadística. Su segundo servicio también es impresionante. Roddick sólo cometió 1.581 dobles faltas en 825 partidos, lo que supone menos de dos por partido.

Muchos recordarán a Roddick inmediatamente por su servicio, pero fue mucho más que eso. Un competidor. El americano no pudo ganar siempre, pero lo dejó todo en la pista. Si no pudo hacerlo no fue por falta de esfuerzo.

Roddick acabó dentro del Top 10 del FedEx Ranking ATP al final del año durante nueve temporadas seguidas (2002-10), liderando al tenis estadounidense. Tuvo que soportar la presión de ser heredero de Pete Sampras y Andre Agassi.

Roddick se retiró a los 30 años en el US Open 2012 y entró a formar parte del Salón de la Fama en 2007.

Otro de sus puntos fuertes fuera de la pista fue su particular sentido del humor. Su ingenio incomparable, ya fuese en la sala de prensa o una ceremonia de trofeos.

Momento memorable
Los jugadores intentan olvidar sus derrotas, especialmente las duras. Pero Roddick recordará su hercúleo esfuerzo frente a Federer en la final de Wimbledon 2009, a pesar de perder.

Federer ganó el segundo y tercer set en la Centre Court sin romper el saque de Roddick. En el segundo, lideraba 6-2 en el tie-break y falló una volea alta de revés en el 6-5 que podría haberle dejado dos sets arriba.

“No hay forma de que no se te pase por la cabeza. Somos humanos. No somos robots”, dijo Roddick. “En ese sentido, como todo lo demás, hay dos opciones: o te tumbas o sigues. La segunda opción me sonó mejor”.

Roddick llegó hasta el quinto set, pero no pudo inclinar a Federer. El suizo triunfó frente a Pete Sampras, para romper el récord del estadounidense con 15 títulos de Grand Slam. Roddick no ganó el partido, pero sí se ganó plenamente a los aficionados ese día. “Si tienes suerte como jugador, tienes ese momento cuando entras en cualquier Starbucks y la gente quiere saber más de ti”, reconoció Roddick en un Facebook Live a principios del año. “Ese es mi partido Starbucks. No ganar el US Open ni llegar al No. 1 [FedEx Ranking ATP]”.

Fue una derrota devastadora, pero marcó la carrera de Roddick. Rindió con su gran servicio, con la derecha y dejó su espíritu competitivo. Pero en los grandes momentos, Federer siempre encontró la manera de escapar.

Un ejemplo del espíritu de lucha de Roddick fue en los cuartos de final del Abierto de Australia 2003, cuando logró una memorable victoria ante Younes El Aynaoui por 4-6, 7-6(5), 4-6, 6-4, 21-19. El americano necesitó cinco horas frente al favorito No. 18, que había eliminado al principal cabeza de serie Lleyton Hewitt en la ronda anterior.

Federer sobre Roddick
“Tuvo una increíble carrera. Algunos esperaban algo mejor; otros algo peor. Pero estoy seguro que es feliz con lo que ha conseguido porque logró casi todo lo que quería… En mi mente, él es campeón de Wimbledon también, un maravilloso embajador del deporte. Estoy agradecido de todo lo que ha hecho por el deporte, especialmente aquí en América. No es fácil después de Agassi, Sampras, Courier, Chang, Connors, McEnroe… Probablemente me olvide de algunos porque han sido muchos grandes jugadores en el pasado. H asido difícil para él a veces. Pensé que siempre dio lo que tenía. Eso es todo lo que puedes pedirle a un chico como Andy”.

Novak Djokovic sobre Roddick
“Admiro su carrera. Fue uno de los mayores competidores. Probablemente tiene el mejor servicio de la historia. Estoy seguro de que está orgulloso de su carrera, y todo el tenis americano debería. Hizo historia en nuestro deporte”.

Roddick sobre Roddick
“Durante 13 o 14 años, estuve completamente implicado, cada día. He sido muy bueno en hincar los codos. Siento que gané muchos partidos con trabajo duro y perseverancia, incluso quizás cuando tenía mejores opciones en cuanto a los golpes”.