© Mike Lawrence/ATP Tour

El ruso Aslan Karatsev se ha impulsado hasta el Top 30 del FedEx ATP Rankings.

Aslan Karatsev: Las Prendas No Definen A Este Jugador

Así desafió la pandemia el 'arma secreta' rusa para convertirse en uno de los jugadores más hirvientes de 2021

"¿Quién te ha contado eso?", responde Aslan Karatsev con una sonrisa tímida.

Sentado en las inmediaciones del Hard Rock Stadium, hogar de los Miami Dolphins y sede esta semana del Miami Open, el modesto jugador ruso se prepara para explicar cómo aceptó algunas camisetas de competición de Mischa Zverev en el Abierto de Australia.

"Estaba en el vestuario preparando mi bolsa para el partido y Mischa me preguntó si necesitaba algunas camisetas. Así que acepté. También juego con Adidas y las tomé. Tenía un contrato con Adidas cinco años atrás así que todavía tenía bastantes prendas, aunque no eran de los últimos modelos. Quizá él viera que estaba jugando con las antiguas".

Esta no es una historia de pobre a rico - la antigua indumentaria de Karatsev todavía se podía utilizar. Pero su carrera, como sus camisetas, ha dado un salto enorme de calidad en los últimos dos meses. "Realmente no me importa el modelo de camiseta con el que jugar. Pero también pensé que quizá Mischa tendría demasiadas".

A pesar de su rápido ascenso hasta convertirse en uno de los jugadores más hirvientes del mundo en estos momentos, Karatsev no tiene prisa por alcanzar un buen acuerdo. Las marcas de ropa normalmente cierran sus presupuestos y llegan a acuerdos de patrocinio en el último cuarto del año, así que la irrupción del ruso en el primer trimestre de 2021 todavía no ha sido completamente recompensado.

"Desde la ATP Cup y el Abierto de Australia hemos recibido multitud de ofertas, pero estamos esperando por una propuesta mayor", reconoce su nuevo agente Pierre Christen. "Algunas marcas de ropa se han puesto en contacto. Tendrá un mayor valor si termina la temporada en el Top 20 o en el Top 30".

"Ha sido bastante intenso durante las últimas cinco semanas, pero todavía más desde que ganó el título de Dubái la semana pasada. Creo que mucha gente estaba esperando para ver si podía dar continuidad a su papel en el Abierto de Australia".

Karatsev tenía un contrato de raquetas con Head antes del Abierto de Australia. Pero el único patrocinio que logró durante su gran actuación en el Abierto de Australia fue un parche del gigante de cosmética francés Guinot y su marca Mary Cohr, antes de su duelo de semifinales ante Novak Djokovic.

Su brillante ascenso desde el No. 253 mundial al comienzo de los cinco meses de suspensión del circuito en marzo hasta ocupar una plaza en el Top 30 es la culminación a 10 años de duro trabajo, una mentalidad mejorada gracias a su entrenador Yahor Yatsyk, el tiempo empleado junto a sus compañeros Top 10 en la ATP Cup y una pizca de buena suerte.

Karatsev estaba con una rotura en contra durante su primera ronda en la fase previa del Abierto de Australia en Doha ante Brandon Nakashima. Remontó para ganar ese encuentro y dos partidos más en el cuadro de clasificación, y después tuvo un golpe de suerte en el viaje al primer 'grande' de la temporada.

En un principio había reservado una plaza en el vuelo charter de Doha a Melbourne en el que varios pasajeros resultaron positivos de COVID-19. Si se hubiera montado en este vuelo hubiera afrontado dos semanas de cuarentena estricta en la habitación de su hotel en lugar de atravesar dos semanas de entrenamiento junto al indio Sumit Nagal.

"Tomé el vuelo 'sano'", dijo Karatsev. "Debía haber viajado en el vuelo [afectado por] covid pero cometieron un error. Algunos jugadores fueron ubicados en el vuelo de las 5am y ese fue el que tenía casos de COVID. Tuve suerte. Todo comenzó desde allí".

El público general del tenis comenzó a conocer a Karatsev durante la conquista de Rusia del título ATP Cup. Sus compañeros Top 10 Daniil Medvedev y Andrey Rublev centraron la atención tras quedar invictos en la modalidad individual, pero Karatsev disputó tres partidos de dobles y fue etiquetado como el 'arma secreta' del equipo por Medvedev.

Karatsev reconoce que su experiencia en la ATP Cup ayudó a alcanzar las semifinales en el Abierto de Australia, incluyendo una remontada de dos mangas ante Felix Auger-Aliassime en la cuarta ronda.

"Formar parte de la ATP Cuo me dio confianza para jugar en los grandes escenarios. Cuando comenzó el Abierto de Australia estaba nervioso en primera ronda, pero después todo se volvió más sencillo. sentía el juego, sentía mis golpes. Ante Felix estaba dos sets abajo y ese momento fue duro. Me preguntaron en prensa si hablé conmigo mismo cuando me marché al baño. Mi respuesta fui 'simplemente he ido al baño'. Lo pasaron bien con eso en redes sociales".

Karatsev también dio cuenta del antiguo No. 3 mundial Grigor Dimitrov en los cuartos de final, antes de ser frenado por el campeón Djokovic.

Esta actuación puso en sus manos invitaciones para Doha, donde compitió con el No. 4 mundial Dominic Thiem hasta el tercer set en la segunda ronda, y Dubái, donde logró la victoria en el ATP 500. Destacaron sus triunfos en tres mangas ante Jannik Sinner en cuartos de final y Rublev en las semifinales, especialmente este último ante su compatriota.

Rublev, que reconoce jugar a tenis como juega al ajedrez, con agresividad y dictando el juego, se vio sorprendido por Karatsev. Uno de los pegadores más limpios del circuito, con una aparente capacidad para conectar golpes ganadores desde cualquier posición, Karatsev dejó a Rublev sin respuesta. Aslan llegó a firmar 41 golpes ganadores terminando con la racha de 23 triunfos consecutivos de Andrey en torneos ATP 500.

"Mi juego consiste en estar cerca de la línea y dictar, ser agresivo. Si conecto golpes ganadores eso es bueno, pero no me centro en ello", dijo Karatsev, que firmó 27 winners en dos mangas para vencer al sudafricano Lloyd Harris en la final.

"Rublev es un jugador especial. Una vez das un paso atrás ante él estás perdido. Es complicado volver desde una posición retrasada en la pista. El plan era permanecer cerca de la línea y no dejarle esa posición que adora desde la que empieza a moverte. Creo que manejé ese factor bastante bien".

La siguiente barrera para Karatsev podría ser el Top 20, junto a sus compatriotas Medvedev y Rublev. (Karen Khachanov es ahora el No. 22 y también llama a la puerta). Medvedev no encuentra las palabras para explicarlo. "Creo que nadie puede comprenderlo, siendo honesto. Creo que él es el único que puede explicar qué está sucediendo", dijo esta semana el dos veces finalista de Grand Slam en Miami.

"Vi sus partidos en Dubái. Sin duda estaba jugando a nivel Top 10 o Top 5. Batió a jugadores estupendo de manera increíble. Ojalá pueda mantener esta inercia durante su carrera. Tener cuatro rusos casi en el Top 20 es algo impresionante".

Mientras que muchos jugadores han sufrido para recuperar su mejor nivel desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, Karatsev se ha beneficiado de la interrupción.

Karatsev comenzó a construir su impulso en el nivel Challenger antes de que el circuito se viera suspendido en marzo de 2020. Después, colgó su raqueta durante los siguientes tres meses, concentrándose únicamente en su preparación física y pasando tiempo con amigos y familia. En junio, se trasladó a Minsk para completar un bloque de entrenamiento de dos semanas antes de irse a Estados Unidos a participar en varias exhibiciones.

Cuando regresó el circuito, Karatsev ganó 19 de sus primeros 20 partidos en el circuito ATP Challenger Tour, levantando los títulos de Praga y Ostrava.

"Jugaba partidos todos los días y eso me daba mucha confianza", reconoció. "Cuando el circuito volvió bastantes jugadores no tenían ritmo al no haber disputado partidos. Al saltar a la pista yo ya tenía esa confianza".

Nacido en 1993 en Vladikavkaz, cerca de la frontera rusa con Georgia, Karatsev se mudó junto a sus padres y hermana a Israel con apenas 3 años. Su madre Svetlana es doctora y su padre Kazbek jugaba a fútbol antes de enfocarse en la carrera de su hijo. Volviendo a casa desde la playa un día, la familia vio un centro de tenis y llevó a su hermana, Zarina, a jugar. "En aquel momento yo tenía cuatro años, intentaba quitarle la raqueta a ella y empezar a jugar contra la pared".

"Mi hermana lo dejó tras dos años, y entonces comencé yo. Toda la atención pasó de mi padre a mí. Empecé a entrenar con seriedad cuando tenía seis o siete años. Ya hacía una sesión en la mañana, una sesión física y me convertí en el No. 1 de Israel. Así es como comenzó todo. [Zarina ahora trabaja en finanzas en Israel].

"Mi padre centró sus fuerzas en mi tenis. Venía conmigo cada mañana. Era complicado viajar desde Israel y los vuelos eran bastante caros. La federación me ayudaba con dos o tres billetes cada año, pero no era suficiente".

La falta de oportunidades en Israel obligó a la familia a tomar una dura decisión: Aslan y su padre volverían a Rusia para impulsar su carrera.

"Es complicado separarte de tu madre y tu hermana cuando apenas tienes 12 años. Volé a Israel un par de veces durante los primeros meses para visitarles. Pero tuve esa oportunidad al encontrar un patrocinador en Rusia".

A pesar de la decisión, Karatsev reconoce que apenas entrenaba una vez al día entre los 12 y los 15 años. "No era como un profesional".

A los 15 años se estableció en Taganrog, cerca de Rostov-on-Don al sudoeste de Rusia, y comenzó a trabajar con Aleksander Kuprin e Ivan Potapov.

Cuando tenía 21 años, Karatsev recibió la ayuda de Dimitry Tursunov, llevándole a Halle (Alemania), dándole apoyo financiero y enseñándole "la manera correcta de entrenar", Karatsev también pasó tiempo en Barcelona y unos meses en Croacia antes de decidir "dejar Europa".

Karatsev conoció a su actual entrenador durante un torneo ITF en Francia tres años atrás y reconocer el giro en su enfoque psicológico con Yatsyk, ausente en Miami esta semana tras no conseguir un visado para viajar a Estados Unidos.

"He tenido muchas situaciones en las que el partido no ha ido de la manera en que yo quería y terminaba rompiendo raquetas, hablando con mi entrenador, con el juez de silla, quejándome de la pista. Debería haberme mirado a mí mismo y encontrar la manera de gestionar la situación. No puedes jugar bien cada día, así que debes manejar estas situaciones".

Al dirigirse a Miami, la Carrera FedEx ATP A Turín sigue tomando forma, con pocas sorpresas entre las cuatro primeras posiciones: Djokovic, Medvedev, Rublev y Stefanos Tsitsipas. ¿Quién ocupa la quinta plaza? Aslan Karatsev, por supuesto, con una ventaja de 770 puntos sobre el octavo clasificado Grigor Dimitrov y Matteo Berrettini. Lo que parecía inconcebible al inicio de la temporada - una plaza en las Nitto ATP Finals de Turín - ahora parece una posibilidad para Karatsev.

También Podría Interesarle: Cinco Cosas A Saber Sobre Aslan Karatsev, El Rival De Djokovic En SF

"Si me hubieras dicho esto no lo habría creído", reconoció. "Estarías de broma. Nunca sabes cuándo puede llegar el éxito, pero siempre he creído que podía lograrlo. Yahor seguía diciéndome: 'Debes ser fuerte mentalmente, tienes que fortalecer tu cuerpo'. Me empuja cada día diciéndome que era mejor que el nivel Challenger".

"Pero [este éxito] no vino de repente. Hemos trabajado en ello durante 10 años, desde la etapa junior. Ha habido muchos altibajos en las últimas tres temporada. Hemos trabajado realmente duro".

Karatsev debutará en el Miami Open presented by Itau este sábado ante el kazajo Mikhail Kukushkin.

Conoce Más A Aslan Karatsev

Más Historias como esta