© Peter Staples/ATP Tour

Albert Ramos-Viñolas llegó a escalar hasta el No. 17 del FedEx ATP Rankings.

Ramos-VIñolas: "No Sentía Que Fuera A Ser Profesional"

El español explica su camino al éxito en el ATP Tour.

Albert Ramos-Viñolas recuerda ser un niño y seguir a sus padres hasta el club local de tenis en Mataró, viéndoles jugar durante el fin de semana. El español, que comenzó a jugar con cinco años, pasaría bastante tiempo en el frontón, golpeando la pelota contra la pared. El zurdo fue paulatinamente desarrollando su tenis y jugando torneos por toda España. A los 11 años, comenzó a competir fuera de su país.

“No pensaba en nada, simplemente jugaba”, reconoce Ramos-Viñolas a ATPTour.com. “Me dedicaba a jugar y jugar, hasta que llegué aquí. No sentí en ningún momento que iba a ser jugador profesional”.

Download the ATP Tour App

Ha sido un sueño hecho realidad para Ramos-Viñolas. El catalán vio a sus padres golpeando pelotas de tenis, y ha desarrollado una carrera sobre ello.

Actualmente ocupa el No. 41 del FedEx ATP Rankings. Salvo tres meses en la temporada 2014, ha permanecido en el Top 100 desde el 13 de junio de 2011.

“Me siento muy afortunado por hacer algo que me encanta”, reconoce Ramos-Viñolas. “Sin duda, hay momento en que se hace duro. Pero tengo la suerte de hacer algo que llevo haciendo toda la vida”.

Ramos-Viñolas también ha tenido sus momentos complicados, especialmente tras completar su carrera junior.

“Tuve dos años en que los resultados no fueron buenos. Tuve la suerte de contar con mi entrenador, mi familia, mi esposa, que me ayudaron a terminar la escuela y comenzar la universidad. Comencé a estudiar un poco en la universidad, pero a distancia”, asegura Ramos-Viñolas, que estudió administración de empresas. “Me ayudó a tener menos presión en el tenis y pensar en otras cosas. Comencé a mejorar y lo dejé [los estudios] porque era demasiado. Mezclar ambas cosas me ayudó mucho.

“Si te dedicas a jugar al tenis, eres el No. 400 e intentas mejorar, pero no logras ganar lo suficiente para ser tenista, tienes que intentar otra cosa. A mí me ayudó a no pensar únicamente en el deporte. Si tienes otras cosas [en la vida], puedes jugar más relajado y a mejor nivel”.

Cuando Ramos-Viñolas termine su carrera no descarta retomar sus estudios en la universidad. Pero, por ahora, se enfoca en mejorar tanto como pueda su tenis. El español ostenta seis victorias Top 10, ha escalado hasta el No. 17 del FedEx ATP Rankings y ha levantado dos títulos ATP Tour. Quizá su actuación más imponente fue alcanzar la final del Rolex Monte-Carlo Masters 2017, batiendo al entonces No. 1 mundial Andy Murray.

“La final de Montecarlo es el mejor resultado de mi carrera. Cambió mi carrera en cierto modo, porque mejoré bastante mi ranking. Pero creo que sigo haciendo las cosas igual que en toda mi carrera, buscando mejorar cada día”, dice Ramos-Viñolas. “Siempre tienes cosas que mejorar. Incluso, en ocasiones, puedes mejorar pero no hacerlo tu ranking. Siempre trato de progresar, porque es mejor enfocarse en la mejora que en los resultados”.

“En ocasiones, cuando hice buenos resultados, tuve más presión y jugué a peor nivel. Y cuando tuve peores resultados, trabajé mejor en aquellas cosas que no estaba haciendo bien”.

ATP Heritage: Milestones. Records. Legends.

Ramos-Viñolas ha logrado bastante respeto de sus compañeros. En el Shanghai Rolex Masters 2015, derrotó a Roger Federer. Incluso las superestrellas a las que nunca ha batido, como Novak Djokovic (0-6), saben que deben estar a su mejor nivel ante el español.

“Me lo tuve que ganar. Trabajé duro en la pista”, dijo Djokovic tras superar a Ramos-Viñolas en el Abierto de Australia 2018. “Ramos-Viñolas no te regala las victorias, te hace ganártelas a pulso”.

Así es como Ramos-Viñolas quiere que le recuerden los aficionados.

“Me gustaría que me recordaran como un jugador que lucha constantemente y que da lo mejor de sí sobre la pista”, dijo Ramos-Viñolas. “Hago todo lo que puedo para jugar bien”.

 Ejemplo
Más Historias como esta